Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avances
Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino

Ni no Kuni 2 - impresiones para descubrir el modo Reino

Bandai Namco nos encierra en un castillo inglés para ambientar esta últimta toma de contacto antes del lanzamiento.

  • Texto: Sam Bishop
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Parece extraño que Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino vaya a salir ya, porque con la cantidad de retrasos que acumula y lo lejos que queda ya ese diciembre de 2015, la espera se ha hecho bastante larga. Pero el 23 de marzo está a la vuelta de la esquina y los PC y las PS4 de todo el mundo ya pueden prepararse para dar la bienvenida a uno de los títulos más esperados de 2018. Sí, ya os trajimos la impresión final hace tiempo, pero con esto de la espera nos ha dado tiempo a probarlo una vez más, ahora entre los capítulos 3 y 4. Y, lo más importante, a ver el Reino.

A diferencia de las sesiones de prueba anteriores, que eran con demos acotadas de las que extraer ideas concretas sobre una mecánica o una zona, esta vez quisieron que jugáramos una misión completa, algo más amplio y libre. Tuvimos que hablar con Pugnacios, líder de los Goldpaw (que en castellano tendrá otro nombre) para ver si podía devolver a su propietario, Niall, el bosque de al lado. El problema es que es muy tacaño y todo su reino depende de la suerte y de las tiradas de un dado, desde los impuestos al ajusticiamiento de criminales, y siempre bajo su atenta mirada.

Toda esta escenografía canina se inspira de forma somera en Taiwán, algo que se puede apreciar al fijarnos en detalle en la arquitectura asiática combinada con la modernidad y las luces de neón. El tema central son los juegos de azar y las apuestas, como era de esperar, y el punto gracioso es que en cuanto contraes una deuda, el gobierno te asigna un pájaro que te te dice ¡me debes! allá por donde vas. Y creednos que han conseguido que se te quiten las ganas de ser moroso.

Es la primera vez que Level-5 pone en nuestras manos una misión tal cual, abierta y libre, y nos ha impresionado el poderío narrativo. Casi todos los personajes con los que nos cruzamos ofrecen algún tipo de interacción. No un saludo, sino un diálogo respecto a algo de sus vidas o del dinamismo local. Y son muchos los que pululan por allí para dar la sensación de que estamos en una metrópolis abarrotada. No es que sea tan grande como una megaurbe asiática, pero lo suficiente como para tener varios puntos de teletransporte.

Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino

También nos ha servido para ver por primera vez las tiendas y para conocer a los mercaderes con los que habrá que hacer negocios, aunque no sea suficiente para coger la medida sobre si su oferta es mucha o es poca. Allí había muchas armas para comprar que después asignas al personaje de tu equipo que desees, y otros objetos de uso único útiles para la batalla.

Ya os hemos explicado previamente que el punto de vista cambia en función de la zona, y cuando estás en una ciudad o en el bosque se transforma en un juego en tercera persona con cámara trasera con proporciones normales, pero mientras te mueves de una parte del mapa a otra, pasa a una vista más amplia con personajes diminutos y cabezones, estilo chibi. Aunque, si se interpone una batalla, vuelve otra vez a la posición anterior. Está bien pensado para que explores el mapa sin que se haga pesado y así encuentren los secretos que se ocultan en él, especialmente los tesoros que custodian algunas bestias malvadas.

También hay variedad en el sistema de combate gracias a algo tan sencillo y rápido como el cambio de personaje. Dejar a Evan por Tani o Roland te permite hacer uso personal de sus habilidades, como por ejemplo el ataque amplio de este último, con el que te puedes cargar a muchos enemigos débiles de una vez, y de su pistola. Pero no hay que perder de vista al resto de compañeros y hay que asistirlos en combate cuando su salud es débil. Eso sí, en las escenas de vídeo Evan siempre es el protagonista.

Ni no Kuni II: El Renacer de un ReinoNi no Kuni II: El Renacer de un Reino

El fragmento del capítulo 4 que pudimos probar supuso un cambio total de todo, tanto de zona como de mecánica. Fue una de esas batallas masivas a lo RTS de las que ya os hablamos en nuestras impresiones anteriores, en las que hay que utilizar a los miembros del equipo, colocados en forma de rueda, con estrategia y agilidad. Además hay que usar los movimientos especiales, como un ataque aéreo, para decantar la balanza en momentos clave.

En lo que sí nos queremos detener es en nuestra primera toma de contacto con el modo Kingdom (Reino), aunque realmente llamar a esto modo no es del todo acertado. No es una parte separada del resto de Ni no Kuni 2, es más bien como un planteamiento general que abarca todo el juego. Te permite ver todo tu territorio desde un punto de vista de gestión y construir las infraestructuras en torno al castillo que van mejorando el reino y aportando ventajas. Una misión, por ejemplo, exigía construir algo en lo que investigar hechizos, y gastar dinero y mano de obra en la investigación de un conjuro específico de puente que hacía falta para cruzar por un sitio.

Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino

Hay varias instalaciones a disposición del jugador, como por ejemplo una tienda general, un cuartel o una fábrica de maderas. El concepto RTS va un poco más allá al combinar la personalidad y habilidad de los habitantes del reino con los edificios, porque dependiendo de lo que se le dé bien a cada uno serán más útiles en unos o en otros, como en Fallout Shelter. Como es de esperar, los límites son el dinero, el tiempo y las personas, así que hay que plantearse bien qué escoger porque eso va a determinar por dónde avanza la partida. Por supuesto, también se pueden hacer unas reformillas al propio castillo.

Una de las formas de atraer a más gente a tu tierra para que engrosen la lista de vasallos es completando las misiones secundarias, y de esta forma Level-5 ha logrado convertir en relevantes esas tareas que podrían parecer prescindibles. No solo vas a ganar dinero y puntos de experiencia, es que te puedes encontrar con gente como Li Li, cuyos progresos en magia nos ayudaron a sacar adelante ese puente en menos tiempo.

Cuantas más horas de juego acumulamos, mayor es la sensación de que nos quedan muchas cosas por descubrir. Todavía no hemos entrado realmente en el trasfondo de su historia, ni en el sistema de armas y comercio. Creemos que sí tenemos ya un ejemplo de cada tipo de mecánica, pero quién sabe, porque este modo Reino ha sido toda una sorpresa. Más y más motivos para esperar con ganas ese estreno, para el que solo falta un mes y medio.

Ni no Kuni II: El Renacer de un ReinoNi no Kuni II: El Renacer de un Reino