Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Outer Wilds

Outer Wilds - impresiones exploratorias

Una historia capaz de seducir, intrigar e impresionar.

  • Texto: Sam Bishop
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

En los últimos años, los estudios independientes han ido metiéndose cada vez más en el mundo de las aventuras en primera persona, impulsados sobre todo por historias que quieren dar a conocer. Aunque Outer Wilds tiene muchas similitudes con títulos del estilo de Firewatch, al probarlo en el E3 nos dimos cuenta de que es mucho más que una historia muy sólida en la que te puedes sumergir por completo. Te contamos nuestras impresiones tras echarle un vistazo a esta aventura de ciencia ficción de la mano de los desarrolladores Alex Beachum y Loan Verneau.

Empezamos poniéndonos en la piel de un aventurero en ciernes que se encuentra junto a la plataforma de lanzamiento de un cohete. Sin embargo, no podemos lanzarnos a explorar el espacio en el cohete sin más, porque tenemos que obtener primero los códigos de lanzamiento. La búsqueda de estos códigos funciona como un pequeño tutorial gracias al cual conoceremos las principales mecánicas mientras exploramos un pequeño pueblo situado en un cráter, hablamos con sus habitantes y les ayudamos con algunas tareas... todo muy agradable.

Lo primero que nos recordó a Firewatch fue la música que nos acompaña todo el tiempo mientras exploramos el mundo, tan suave y relajante que nos invita a investigar sin ninguna prisa. Lo segundo fue la importancia de la narrativa y los diálogos, ya que para obtener información hay que hablar con los habitantes del mundo, aunque hacerlo no es obligatorio en este mundo abierto repleto de planetas.

Outer Wilds

El motivo principal por el que debes obtener información es porque es tu propia curiosidad la que hace que la aventura avance, aunque hay una particularidad: no hay un misterio en concreto que debas resolver. Beachum y Verneau nos explicaron que existen un montón de ramas por las que puede desarrollarse la historia, incluyendo la de conocer los orígenes de una especie misteriosa que en el pasado habitó en este mundo o, quizás más importante, la de saber por qué el universo está atrapado en un bucle temporal de 20 minutos.

El bucle es lo más importante de todo, y aunque es difícil de explicar (Beachum y Verneau no fueron muy explícitos con sus respuestas), todo en el mundo parte de cero después de 20 minutos, así que no hay ninguna mejora en las naves ni progresión en general que puedas perder. En lugar de eso, tendrás que observar cómo cambia el mundo en cada reinicio, y usar esa información para resolver los misterios que hay a tu alrededor, un poco como pasaba en el The Legend of Zelda: Majora's Mask de Nintendo 64 (y después de 3DS).

En relación con las mecánicas, no todo es andar y hablar, sino que hay muchas otras formas de abrirse camino a través de las fronteras, una de las cuales es usar la nave espacial. Te aseguramos que vas a necesitar práctica para poder controlarla. Para llegar a los distintos planetas tendrás que usar varios propulsores, y también debes saber aterrizar correctamente, así que seguro que habrá momentos en los que nuestro camino hacia las estrellas será complicado. Para solucionarlo tendremos que practicar con el cohete modelo de nuestro planeta de origen.

Más allá de eso hay muchas más cosas que hacer, tales como desplazarte con los propulsores de tu traje espacial, manejar la gravedad cero, monitorizar las señales que llegan de otros planetas e incluso resolver algunos puzles durante el viaje. Por supuesto, también tendrás que usar tus técnicas de investigación para encontrar pistas, con objetivos como descifrar mensajes escritos en lenguajes antiguos sobre las paredes para saber dónde debes dirigirte en un momento dado o averiguar qué hay al final de algún túnel.

Outer WildsOuter Wilds

Es difícil hacerse una idea completa de Outer Wilds a partir de una partida en la sala con la demo del E3, porque hay mucho que hacer y que descubrir desde el principio de la partida. Todo lo que pudimos ver fueron pequeñas pistas que podremos usar más adelante y unos pocos planetas de entre todos los de un sistema solar que examinaremos con lupa en el futuro. Desde la primera vez que miras al cielo te das cuenta de que la escala es gigantesca y, además, todo está lleno de color y belleza, hasta el punto de que te sientes como un verdadero aventurero que acepta el desafío de resolver las dudas más profundas del universo.

Nos quedamos muy intrigados después de probar Outer Wilds, tanto que nos encantaría haber podido jugar más tiempo para descubrir más sobre él. Si eso no es una buena señal en un título como este, no sabemos qué puede serlo. Todo en este juego se ha creado deliberadamente para atraer la curiosidad y conquistar a quien lo pruebe, así que estamos impacientes por descubrirlo todo en la versión completa que se va a lanzar para PC y Xbox One.

Outer Wilds