Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
F1 2018

F1 2018 - impresiones

Cogemos por primera vez el volante de un F1 de 2018 para ver si ha mejorado y nos dejamos incomodar por los periodistas.

  • Texto: Sergio Figueroa y Graham Bellars
Facebook
TwitterReddit

Cuando Liberty Media se hizo cargo de la Fórmula 1 prometió muchos cambios comerciales y Codemasters no ha querido quedarse atrás a la hora de aplicar un poco de espectáculo al videojuego oficial, un F1 2018 que ya hemos tenido la ocasión de probar y de grabar en estos vídeos de gameplay. La cosa no se ha quedado en adaptar logotipos, rótulos y meter el famoso "halo", sino que han decidido profundizar en el camino del año pasado y potenciar el modo Carrera. El objetivo, transmitir al máximo las sensaciones que tiene un piloto profesional, dentro y fuera del monoplaza.

Relaciones con el equipo, los rivales y los medios

Porque un piloto de hoy en día no solo tiene que saber desenvolverse en la pista, lo que haga fuera de ella también tiene sus consecuencias. Este año entra en escena Claire, una periodista que va a seguir muy de cerca los pasos del personaje creado y que va a tener siempre el micrófono preparado para hacer unas cuantas preguntas incómodas. Las respuestas afectan a la reputación y a la relación con el equipo y con los rivales. Son una serie de frases predefinidas que aparecen en pantalla y que, por si fuera poco, hay que escoger rápido porque un temporizador está siempre presionando. Que has tenido una mala sesión de clasificación, mete caña a tu equipo y ya veremos si eso les motiva para trabajar mejor o si les hunde más. Pero parece que más vale tener en mente por dónde van a ir los tiros, porque la periodista va a pillar.

F1 2018 te permite modificar multitud de elementos del personaje gracias a unos árboles de detalles que hasta la fecha nos han parecido más propios de un RPG. Por un lado están las habilidades que se desbloquean con puntos de experiencia y por otro las asignaciones de personalidad, que son las que están relacionadas con este tema que estamos tratando. En función de si haces cosas más propias de un showman o de un deportista meticuloso, una barra lateral se va orientando a un lado o a otro. Esto solo lo hemos visto plasmado, ya que en el poco tiempo de juego no nos ha dado tiempo a comprobar cómo afectan realmente las respuestas.

F1 2018

No solo a tu entorno, también al resto de rivales y de equipos. El piloto rival vuelve a escena, pero en esta ocasión no lo escoge la máquina en función de unos parámetros objetivos, sino que hay libertad para señalar a ese que será el blanco de tus actuaciones. Hacer una apuesta segura y ganarla hace que mejore la reputación y eso lleva a proposiciones más jugosas en el futuro. Los fichajes y contratos también han evolucionado y ahora son más personales, con objetivos más concretos como quedar en los puntos o hacer una racha consecutiva.

I+D y cambio de reglas

Ese otro árbol de evolución que mencionamos antes es en realidad el departamente de investigación y desarrollo, y hay que saber que las respuestas en las entrevistas y otras decisiones también afectan a este campo. Lo primero que hemos comprobado es que el nuevo diseño hace que sea más efectivo, manejable e informativo. Además, hay una especie de niebla tapando cosas, así que la actitud frente a lo que viene va a ser otra.

Hay que pensar que Codemasters ha ajustado su juego a las nuevas normas de la F1, tal y como son, así que hay que tener cierto conocimiento de la realidad para escoger con acierto. Lee Mather, director del juego, nos explicó que han tenido en cuenta cómo afectan los cambios de normas no a una temporada, sino durante la carrera de un piloto, y cómo hay decisiones que aupan o hunden equipos de un año para otro. Así que esperan que, siguiendo un patrón más o menos aleatorio, haya escuderías que suban y otra que bajen en función de la simulación. Por ejemplo, si inviertes mucho en aerodinámica y el año siguiente hay una regulación que obliga a simplificar el morro puede que todo se vaya al traste.

Halo, suspensión y neumáticos: al volante

F1 2018F1 2018

Lo más vistoso de esta temporada y de lo que todo el mundo hablaba antes de empezar es del "halo", ese protector sobre la cabeza de los pilotos con una franja en la parte central del cockpit. Desde el punto de vista jugable se nota, pero solo si quieres. Codemasters ofrece multitud de cámaras en las que no interfiere y además ha incluido la opción de retirarlo de la vista en las que sí. Hemos probado a jugar con él y molesta mucho, al menos ahora que no tenemos cogido el punto a los vehículos ni a las distancias.

La conducción en esta nueva entrega sigue una línea continuista, pero los matices se dejan notar desde las primeras sesiones. Vienen determinados por los reajustes en materia de simulación y comportamiento físico que el equipo ha dado a elementos como la suspensión, el agarre y desgaste de los neumáticos o la recreación de los circuitos. Un jugador novel se puede sentir un poco agobiado al ver todo lo que debe tener en cuenta si quiere controlar al máximo su carrera, pero en realidad las opciones por defecto sirven para jugar normal, esa recomendada que es mejor no tocar si no has aprendido aún. Y lo mismo para la estrategia de paradas en carrera.

El nivel de dificultad y las condiciones ambientales se hacen notar al instante. F1 2018 se comporta como un auténtico simulador cuando lo sitúas en profesional y te hace pagar cada error (aunque el botón de volver atrás en el tiempo lo arregla un poco). El control de tracción puede ser un infierno y en mojado las velocidades se reducen a lo mínimo. Si no, coche roto cada dos por tres y carrera perdida. Pero en amateur da tregua; plantea las mismas dificultades, sí, aprieta pero no ahoga. Para estas primeras partidas ha sido una salvación y hasta una motivación para ir a más.

Cuánto afecta exactamente recalibrar el ala y el resto de la carga, el peso de la gasolina y factores así que influyen en cada milésima, eso se escapa al propósito de estas impresiones.

F1 2018F1 2018

Una recreación al detalle

Como de costumbre, esperamos que coger un vehículo u otro vaya a cambiar bastante las sensaciones, sobre todo cuando estamos hablando de que en esta entrega hay una veintena de coches clásicos cuyo comportamiento no tiene demasiado que ver con el Renault F1 y el Mercedes-Benz que usamos en la demostración. ¿Cómo será conducir el mcLaren M23D de James Hunt o el Ferrari 312 T2 de Niki Lauda? Eso tampoco lo sabemos. El regalo por la reserva son el Williams FW25 de Juan Pablo Montoya el milagroso Brawn GP001 de Jenson Button, luego saldrán como DLC.

Lo que sí podemos decir es que el aspecto de todo es bestial. Especialmente en carrera, con momentos en los que te metes por completo en ambiente gracias a una reproducción muy fiel de los elementos cercanos y una recreación fidedigna de los circuitos. Si de día todo es más visible, nos llamó mucho la atención lo fenomenalmente oscurecida que está una tarde lluviosa en Melbourne gracias a su sistema de iluminación adaptada a la meteorología.

Codemasters se ha guardado esta nueva entrega del juego oficial del Mundial de F1 hasta última hora, porque estamos sabiendo todo de él y viendo los gameplays ahora que queda aproximadamente un mes para su estreno en Xbox One, PC y PlayStation 4, pero lo que nos han mostrado tiene muy buena pinta y ya nos hubiera gustado poder tener más tiempo y más ocasiones para jugarlo y probar cosas.

F1 2018