Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avances
Two Point Hospital

Two Point Hospital - impresiones

Hicimos una visita al condado de Two Point y, de paso, quisimos hacernos una revisión.


Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Por razones con las que no te queremos aburrir, los últimos años hemos pasado más tiempo del que deberíamos sentados en salas de espera de hospitales. Durante esas esperas interminables, el personal que pasa por ahí te acaba impresionando, porque ves que hacen todo lo que está en sus manos para mantener con vida a los pacientes, les hacen sentir cómodos, y les dan los cuidados necesarios para que puedan irse a casa. Más de una vez nos hemos preguntado cómo tiene que ser coordinar algo tan grande e importante. Ahora, después de haber jugado a los niveles introductorios de Two Point Hospital, hemos tenido la oportunidad de averiguarlo por nosotros mismos.

Puede que los lectores que tengan cierta edad hayan jugado a Theme Hospital, el simulador médico de Bullfrog que salió a la venta hace más de 20 años para PC y PlayStation. Formó parte de lo que muchos consideran que fue la edad dorada de los simuladores, en la que un mismo estudio creó los clásicos de toda la vida como Theme Park o Dungeon Keeper. Más o menos, Two Point Hospital tiene un origen parecido. Su diseñador, Mark Webley, vuelve a coger el estetoscopio y regresa al subgénero que ya exploró hace tantos años. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, así que mantendremos las comparaciones al mínimo, aunque sí diremos que, en cuanto al estilo y al tono, Two Point Hospital es el sucesor espiritual de este título original y popular.

Una de las características de los simuladores de Bullfrog era que cada uno acabada definido por sus personajes más entrañables. Ya fuera construyendo montañas rusas o controlando esbirros infernales, el estudio lograba conseguir un tono desenfadado. Theme Hospital no era una excepción, y ese enfoque ha llegado hasta Two Point Hospital. La verdad es que este es uno de esos juegos a los que les viene bien ser un poco de absurdos, porque nadie (o bueno, no mucha gente) quiere un juego demasiado morboso en el que se represente la vida y la muerte de forma realista en la habitación de un hospital. En vez de tanto pesimismo, aquí nos encontramos con situaciones graciosas, como una enfermedad espantosa en la que los pacientes llegan al hospital con bombillas gigantes donde deberían tener la cabeza.

Two Point Hospital

Estas situaciones y enfermedades extravagantes forman parte del tono cómico del título, y todo -incluyendo el típico narrador ingenioso y divertido, la música alegre y la estética colorida- dejan claro que la temática se va a tratar con un tono ligero. Los gráficos, por ejemplo, son pintorescos y como de dibujos animados. Cuando un personaje muere (porque pasa), no nos encontramos con escenas tristes llenas de sangre, gore y familiares que lloran, sino que el ya expaciente se convierte en un fantasma y te toca contratar a alguien para que limpie todo el ectoplasma resultante. Si hay que limpiar después de la muerte, ¿a quién vas a llamar? (¡Ghostbusters!).

En nuestra humilde opinión, la parte de comedia se adapta perfectamente, y tenemos que decir que, aunque la introducción al juego fue breve, solo hizo falta ese rato para que consiguiera hechizarnos. La demo que nos mandó Sega incluía tres escenarios diferentes, y cada uno te enseñaba lo imprescindible para construir y saber llevar un hospital próspero. La verdad es que no todo es tan fácil como podías llegar a pensar viendo esos gráficos monos, porque tienes que equilibrar muchas cosas si quieres ser un administrador de hospitales exitoso.

Mucha gente que lea esto estará acostumbrada a algún sistema sanitario gratuito, pero los ciudadanos del condado de Two Point no tienen tanta suerte como para disfrutar de los mismos privilegios, así que tienen que pagar un pastón si quieren tener acceso a los cuidados que les hacen falta para recuperarse. Aunque no parece que les importe demasiado. Además, si les facilitas lo que les haga falta en el momento oportuno, soltarán el dinero para que puedas expandir tu emporio de medicamentos.

La parte de construir tu hospital es bastante intuitiva, y los primeros niveles hacen un buen trabajo enseñándote lo básico. Nosotros llegamos a estar confusos un par de veces, porque hay tanta cosa en la pantalla, que nos perdimos algunas de las cajas de instrucciones que, de vez en cuando, aparecen con información relevante. Dicho esto, la interfaz se las arregla para que todo sea muy directo, y después de unos minutos, ya dominábamos lo fundamental. Es como una curva de aprendizaje, y lo agradecemos. Dejando a un lado lo de la vida y la muerte, nos gustó vivir esta experiencia.

Two Point HospitalTwo Point Hospital

Puedes colocar las habitaciones por todo el espacio del hospital, algo que te anuncian en los primeros niveles. Tendrás que incluir una recepción para dar la bienvenida a los pacientes y poner una consulta médica para poder diagnosticarlos. Además, una consulta psiquiátrica hará más fácil que los vecinos puedan lidiar con problemas de salud mental, y es posible que te haga falta una sala para que algunos de tus pacientes se queden a dormir, si tienes los suficientes. Hay muchas cosas que añadir al centro médico, como bancos para que la gente se siente o máquinas expendedoras llenas de snacks para que coman, y es que, sinceramente, nosotros solo hemos rascado un poco la superficie. Parece que también hay mucha flexibilidad y que puedes personalizar las habitaciones añadiendo mobiliario y otras cosas.

Una vez que hayas construido varias habitaciones, falta el personal. Tienes que escoger a las personas indicadas en las instalaciones adecuadas para mantener felices a tus pacientes y, bueno, con vida. Hubo unos cuantos pacientes fallecidos mientras jugamos a la demo, y no siempre estaba claro cómo tratar sus enfermedades antes de que se convirtieran en fantasmas. Aunque tenemos la esperanza de que, con un poco más de tiempo en la facultad de medicina, estemos más preparados para saber qué está pasando, cosa que va a ser especialmente importante a medida que el hospital va creciendo. Teniendo en cuenta que pasan muchas cosas a la vez, los jugadores van a tener que prestar especial atención si quieren mantener a (casi) todos los pacientes con vida.

Que no te engañe el exterior desenfadado de Two Point Hospital, porque hay un simulador profundo y desafiante esperando a que lo descubras. Nosotros solo hemos probado el principio y hemos visto lo que tiene que ofrecer, pero solo el tiempo dirá si ese estilo encantador tiene lo necesario para continuar a largo plazo. Eso sí, nosotros, basándonos en el tiempo que hemos pasado con la demo, esperamos que el pronóstico sea positivo.

Two Point HospitalTwo Point Hospital