Español
Gamereactor
análisis
Banishers: Ghosts of New Eden

Análisis de Banishers: Ghosts of New Eden

Con su último trabajo, Don't Nod vuelve a hacer gala de sus excelentes dotes narrativas en una aventura que recuerda mucho a God of War.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Desde la Gamescom 2023, he hablado mucho de Banishers: Ghosts of New Eden y el potencial que presentaba este juego. Para mí, este proyecto de Don't Nod fue el juego más impresionante que tuve la oportunidad de probar durante la convención alemana, y por eso me decepcionó un poco, pero también me alegró, que el juego se retrasara en el último minuto y no saliera en 2023. Ahora que ya está a la venta y he tenido la oportunidad de disfrutar de esta aventura llena de narrativa, está claro que el tiempo extra ha sido beneficioso para perfeccionar y mejorar el rendimiento a última hora, pero también para convertir este juego en un titán en el corazón de febrero de 2024.

HQ

Banishers: Ghosts of New Eden es el último proyecto de Don't Nod que se aleja totalmente de lo que esperábamos de la compañía francesa. No se trata de una historia en la que la narrativa va primero y la jugabilidad lo segundo, en la que se abordan las tendencias sociales actuales y se presenta a los personajes como individuos artísticos y muy progresistas que buscan esencialmente sacudir el statu quo, como ocurría en Life in Strange y Harmony: The Fall of Reverie, por ejemplo. Banishers es más parecido a las entregas modernas de God of War, con combates rápidos y oportunidades de exploración que acompañan a una historia central, poderosa y mística que gira en torno a dos personajes muy coherentes y desarrollados. Es Don't Nod hasta la médula en muchos sentidos, pero al mismo tiempo, este proyecto parece completamente único, realmente premium y AAA, y diferente a lo que hemos llegado a esperar del estudio francés, siendo quizás Vampyr el único título anterior que se ajusta a un proyecto similar.

La historia de este juego está ambientada en la Norteamérica de finales del siglo XVII y sigue al dúo de cazafantasmas formado por la cubana Antea Duarte y el escocés Red mac Raith. Estos dos personajes tan singulares actúan como mentor y discípulo, pero también como amantes, y son estas dos dinámicas las que conforman la mayor parte de la construcción de personajes a lo largo de la historia, más aún cuando, muy al principio, Antea es asesinada en una misión, dejando que su espíritu (la misma entidad espectral que la pareja se ha pasado la vida eliminando) permanezca. A partir de aquí, la historia lleva a la pareja por todas las tierras de Nuevo Edén, donde intentan descubrir el núcleo de la gran amenaza que se cierne sobre la colonia norteamericana, al tiempo que toman importantes decisiones relacionadas con devolver a Antea a la vida o, por el contrario, dejar que su espíritu muera. Al estilo típico de Don't Nod, estas decisiones afectan a la narración de múltiples maneras y culminan en un final que dependerá de las elecciones que tomes.

Publicidad:

La brillantez narrativa de Don't Nod no se cuestiona ni una sola vez en este juego. Los personajes parecen reales y tienen una profundidad tremenda, la historia en sí es compleja y presenta giros inesperados, y el diálogo ramificado presenta al jugador una variedad de formas de manipular la narrativa a su antojo. Ya sea simplemente en la forma en que la gente se refiere a Red (y sólo a Red, ya que la mayoría de los PNJ no pueden ver a Antea en su forma espectral) o en la forma de tomar decisiones críticas que afectan a las vidas de los PNJ, ya sea culpándoles por sus acciones y arrancándoles el alma del cuerpo, eligiendo desterrar a un espíritu que persigue a una persona viva o permitiendo que ese espíritu ascienda sin problemas desde el plano de existencia de los vivos. Don't Nod no se ha contenido a la hora de hacer brillar su excelencia narrativa.

Banishers: Ghosts of New EdenBanishers: Ghosts of New Eden
Banishers: Ghosts of New EdenBanishers: Ghosts of New Eden

El combate también es sólido. No es tan refinado como el de God of War y carece de algunas de las sutilezas que hacen que las batallas de Santa Monica Studio sean tan vivas y fluidas. Pero en esencia funciona, y las opciones que aportan los ataques únicos de Red y las habilidades únicas de Antea dan al jugador una gran libertad a la hora de enfrentarse a los escenarios de combate. Sin embargo, lo más importante del combate es que no es tan difícil como se podría pensar en un principio. La mayoría de los enemigos son bastante predecibles, lentos y fáciles de esquivar, y como Antea es un fantasma, mientras estés en su forma, no puedes morir, lo que reduce la dificultad. Dicho esto, ser capaz de usar las melés de Antea para destrozar las protecciones de un espectro, antes de cambiar a Red para meter un balín de mosquete en el cráneo del espectro, dar unos cuantos tajos con la espada y, finalmente, usar el movimiento de destierro para causar un daño masivo y acabar con el combate funciona sin esfuerzo en la práctica. Lo que no resulta tan efectivo en la acción son los elementos de los RPG de acción, como las pociones curativas que rara vez se necesitan, y también la forma en que funciona la progresión.

Publicidad:

A pesar de que la narrativa mantiene al jugador enganchado y en constante movimiento, los elementos de RPG parecen mucho más una ocurrencia tardía. Subes de nivel con la experiencia para mejorar atributos básicos y ganar puntos de habilidad que puedes gastar en árboles de habilidades para desbloquear nuevas habilidades y combos. Además, puedes encontrar objetivos y actividades por todo el mundo para mejorar aún más ciertos atributos, así como recoger montones de recursos para gastarlos en mejorar tus objetos y equipo. El sistema, en el sentido más básico, funciona, pero carece de importancia significativa, ya que nunca tienes que pensar en la forma en que estás mejorando y desarrollando a Red y Antea simplemente por el hecho de que el combate nunca es tan desafiante en efecto. Parece que Don't Nod es consciente de ello. Por ejemplo, el sistema de recursos puede ser algo que tratas únicamente como una actividad de fondo, en la que cada vez que llegas a un campamento simplemente compruebas si tienes suficientes pétalos de flores para mejorar la armadura o el broche de Red, o si has completado suficientes nidos espectrales o misiones secundarias de viaje por el vacío para conseguir el recurso más raro necesario para mejorar un objeto de nivel cinco a seis. La cuestión es que está presente, pero no dirige el juego.

Esto se extiende a las actividades del mundo. Las inquietantes misiones secundarias son fantásticas y actúan básicamente como pequeños hilos narrativos con decisiones importantes que conectan con la historia principal. Pero el resto de tareas resultan mucho menos interesantes. En todo caso, empiezas a tratarlo como otros juegos de mundo abierto, en los que ves un marcador de interrogación en el mapa y decides si realmente merece la pena visitar el punto de interés para descubrirlo. Bueno, eso a menos que te guste encontrar una actividad que puedas repetir continuamente para ganar recursos que en realidad nunca necesitas gastar.

Pero aquí está la cosa, las mediocres actividades del mundo y los elementos RPG no restan mérito al hecho de que Banishers: Ghosts of New Eden es una historia extraordinariamente atractiva. Desde el primer momento te sentirás cautivado por la historia de Antea y Red y el contrato que se les ha encomendado cumplir. A medida que te aventuras por el mundo, llegas a nuevos escenarios y biomas hermosos y bien diseñados, conoces a nuevos personajes retorcidos, luchas contra jefes horripilantes que empiezan a explicar por qué New Eden está embrujado de la forma en que lo está, todo es brillante por una colección de razones. Si lo que buscas es un juego de aventuras con una fuerte carga narrativa, hay mucho que disfrutar aquí, y Don't Nod merece ser elogiado por ello, especialmente por crear un juego que parece AAA y premium y que no está cargado de microtransacciones ni nada por el estilo. Es un ejemplo fantástico de lo que Don't Nod puede conseguir y, aunque se puede mejorar, es un producto excelente en general.

HQ
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Un argumento brillante. Personajes detallados y carnosos. Los diálogos se ramifican y el sistema de elección es muy eficaz. Gráficos de calidad. Fantástico diseño de niveles. Combate sólido.
-
Los elementos RPG dejan un poco que desear. Las actividades secundarias pueden resultar aburridas y, a menudo, irrelevantes.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Banishers: Ghosts of New EdenScore

Banishers: Ghosts of New Eden

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Con su último trabajo, Don't Nod vuelve a hacer gala de sus excelentes dotes narrativas en una aventura que recuerda mucho a God of War.



Cargando más contenido