Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilPokemon GoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
avances
Battletoads

Battletoads - impresiones

Nos hemos puesto al día con Rare y Dlala y hemos probado una demo de dos partes. ¿Podría salir rana?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Si tuvieras que buscar en la amplia biblioteca de las franquicias las que han influido en la industria de los videojuegos, seguramente unas cuantas series te vendrían a la cabeza. The Legend of Zelda, Super Mario y Halo son consideradas indudablemente algunas de las más influyentes. En este ámbito, sin embargo, hay un juego arcade que también se le ha atribuido la condición de 'clásico': el juego de desplazamiento lateral Battletoads, originalmente desarrollado por el estudio británico Rare, famoso por sus juegos Sea of Thieves, Banjo-Kazooie o GoldenEye. Con el reciente aumento de interés en remakes, remasterizaciones y nuevas versiones, ¿cómo puede Battletoads mantenerse en este rankng ya abarrotado?

Antes de profundizar en el contenido que pudimos observar durante nuestra prueba del Battletoads 2019, es indispensable mencionar que, al igual que pasó con el exitoso reboot de Killer Instinct, Rare no es el desarrollador principal; para esa tarea se ha subcontratado a Dlala Studios (Overruled!).

Para aquellos que no estén familiarizados con esta franquicia, Battletoads es un beat 'em up de cooperación de los años 90 para tres jugadores en el que aparecen personajes un poco raretes y estrafalarios. Aunque es un juego un poco simple, tanto en su naturaleza como en su alcance, el juego demostró ser un éxito en su comunidad y aún goza de cierta popularidad. Sin embargo, y a pesar de su legado, muy pocos sospechaban que Microsoft resucitaría varias IP como parte de su cada vez mayor colección de exclusivas.

BattletoadsBattletoads

En la edición de Gamescom de este año, nos dejaron jugar treinta minutos a este juego y probamos los dos modos disponibles: el más reciente, "Eternity Run", nos recuerda a Temple Run (entre otros muchos) y el otro, se trata de la nueva versión basado en el original.

Primero jugamos a Eternity Run y, minutos después de empezar, distábamos mucho de estar impresionados. No queremos parecer demasiado negativos o críticos, pero este modo intenta jugar entre la línea de lo familiar y divertido y, en cambio, termina siendo un poco aburrido. Habiendo sido explotado este concepto (endless runner) como lo ha sido en móviles desde la aparición de los iPhone, Eternity Run no nos ha vuelto locos. Podemos verle el atractivo como party game, pero dentro de este género hay muchos que ofrecen una mayor variedad e innovación.

Los entornos siguen la misma línea, son aburridos debido a tantos fondos industriales, pero, después de jugar unos 10 minutos, por fin cambiaron y mostraron una zona más interesante y llamativa. Esto no nos ha hecho cambiar de parecer, pero hemos comprobado que puede volverse adictivo. En resumen, Battletoads no contribuye a darle vida al género endless runner. Por suerte, este aspecto no es el eje central de Battletoads y no pudimos aguantarnos probar la chicha del juego, sus, digamos 'ancas de rana'.

Battletoads

Antes de empezar con la nueva versión, nos proporcionaron una pequeña introducción. Supuestamente, uno de los elementos esenciales fue la concepción de personajes durante la campaña, y Dlala quiere conseguir un juego repleto de humor. En el breve tiempo que pudimos jugar a este modo, no hubo el suficiente diálogo como para discernir si conseguirán cumplir esta promesa cómica. Lo que si tuvimos es tiempo suficiente para trastear con el modo co-op para tres jugadores.

Desafortunadamente, lo primero que llamó nuestra atención fue la dinámica de juego, muy confusa al tener a tres jugadores jugando al mismo tiempo. Cada personaje no se diferencia especialmente de los otros, por lo que no parábamos de confundirnos con los sapos de los compañeros. Y lo que es más, esto resultó en un problema aún mayor cuando la pantalla se llenaba de enemigos.

No hubo grandes problemas para pelear con los enemigos por su sistema de control simple. Por eso, los controles durante la batalla, aunque eran un poco confusos a veces, no suponían mucho desafío y no tardamos en entender cómo realizar los movimientos especiales y los ataques básicos. Como otros juegos de acción, X e Y estaban asignados a los ataques. Pudimos realizar unos cuantos movimientos especiales, aunque los desarrolladores nos informaron de que en la demo solo arañaba la superficie de lo que se podía hacer. En definitiva, lo intuitivo del sistema de juego en parte compensaba su interfaz poco clara. Comparado con el otro modo de endless run, pese alguna confusión esporádica, esta parte de la demo fue mucho más divertida, especialmente si se juega con otros.

Desde una perspectiva visual, los gráficos estilo dibujo animado eran decentes y conseguían revitalizar la estética de Battletoads. Esta nueva versión no es un juego extraordinariamente bonito y se centra en los fans del estilo de la vieja escuela. La sección del juego que jugamos se desarrollaba en un entorno urbano, y como los escenarios de Eternity Run, no fue uno de los más interesantes o llamativos que son tan propios de la franquicia. Dicho esto, casi todos los aspectos del juego tienen potencial para ser algo especial, y será interesante ver cómo resultará Battletoads cuando se lance para Xbox One antes de que acabe el año.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
BattletoadsBattletoadsBattletoadsBattletoads

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido