Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle

Análisis de Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle

El origen de la fama de Platinum Games recovertido en pack para consolas con resolución 4K y sus 60 fps característicos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Shinji Mikami y Hideki Kamiya son dos viejos zorros que se han movido siempre con cierta independencia, pero entre proyectos de caché. Se abrieron paso juntos en la Capcom de Resident Evil de los 90 y de ahí empezaron a dar rienda suelta a su creatividad inventando franquicias propias. Hasta que desde arriba decidieron cerrar Clover Studio y dejarles en la calle. Entonces formaron Platinum Games junto a Atsushi Inaba para seguir haciendo lo que les apeteciera.

Los juegos que han salido de esta compañía tienen rasgos muy claros, un sabor a Platinum que se puede reconocer en los quince primeros segundos de un tráiler: Creatividad, exageración, ritmo elevado, fantasía e irrealidad, imagen muy fluida y un control exquisito. No tienen grandes pelotazos ni millones de copias vendidas a sus espaldas, por eso siempre han ido dando tumbos de socio en socio, pero la calidad es bien reconocida. Están los Metal Gear Rising: Revengeance, Madworld The Wonderful 101, Nier: Automata o una de las sorpresas de 2019 como Astral Chain (también patinazos como Star Fox Zero o Anarchy Reigns). Y, por supuesto, dos de los primeros, Bayonetta y Vanquish.

El primero llegó mejorado a PC en 2017 y el segundo lo hace unas semanas, en diciembre de 2019. Ahora, ambos vuelven juntos en un pack muy apetecible para Xbox One y PS4 llamado Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle. Y como no habíamos pasado revista a las nuevas versiones 4K de ninguno, aprovechamos la ocasión.

Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle

Bayonetta se estrenó en Japón a finales de 2009 y un poco más tarde en el resto del mundo. Kamiya respondía a la pérdida de "su" Devil May Cry con un juego bastante parecido pero aún más afinado y gamberro. Su protagonista es una dominatrix con conexión maligna que no duda en mandar al otro barrio a decenas y cientos de angelitos a base de latigazos, tiros, patadas y magias en las que interviene su pelazo. Hay una trama y arranca con mucho poder y pocos recuerdos, que le llevan a un viaje por Europa en busca de sí misma. Es acción pura y te lo puedes gozar sin hacer ni caso a lo que cuenta, pero en el fondo hay una historia disfrutable que crece con la secuela.

Cuando estás jugando a Bayonetta comprendes lo que es la precisión y la respuesta ideal del control en un título de acción en tercera persona. Los combos, el tiempo brujo y los especiales no son solo tu vía de avance o un reto para puntuar alto, también son una delicia en composición y animación visual.

Vanquish proviene de la rama Mikami y llegó justo un año más tarde. Es un shooter en tercera persona que tomaba las mecánicas del género de los títulos occidentales del momento, como él mismo dijo. Eran tiempos de disparar y cubrirse, como nos enseñaron los Gears of War, Halo o Mass Effect. Pero hecho en Japón y más concretamente en Platinum, así que a eso hay que meterle la intensidad y el ritmo alocado marca de la casa. El gameplay es deliciosamente caótico y te hace sentir fenomenal porque te permite pegar tiros a una velocidad elevadísima sin cagarla mucho.

Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle

El protagonista es Sam Gideon un marine equipado con un exoesqueleto experimental que vive en unos Estados Unidos de un futuro no muy lejano en los que San Francisco ha sido reducido a cenizas con un arma vía satélite que controla la Orden de la Estrella Rusa. Hay que recuperar ese rayo antes de que lo vuelvan a usar, esta vez contra Nueva York. Es una historia cutre y llena de tópicos, diálogos tontos y actores exageradísimos e hipermasculinizados, que más vale entender como crítica que como imitación.

Si no has jugado nunca a ninguno de los dos y no tienes un PC en el que jugar, este pack merece mucho la pena. Son dos de los títulos de acción más entretenidos de la generación pasada. Especialmente el juego de la brujita, que tiene un sistema de control impresionante, un diseño sensacional y una banda sonora y un audio genial. A Vanquish le pesan un poco más los años pero es merecía este reconocimiento y aporta al conjunto. Son, en resumen, dos de los mejores ejemplos de lo que es Platinum Games. Eso sí, no busques una trama brillante porque a este estudio nunca le ha importado mucho y si eso es lo que buscas más bienes tienes que ir a por Nier: Automata, con Yoko Taro a la cabeza.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hay que tener una PS4 Pro o una Xbox One X para poder aprovechar al máximo estas adaptaciones, pues suben hasta resolución 4K y conservan esos 60 fotogramas por segundo de forma muy estable durante el gameplay, imprescindibles en esta escuela. Sí hemos notado algún bajo en las escenas de vídeo de Vanquish. Pero quienes tengan un modelo estándar de alguna de ellas también pueden van a vivir una experiencia mejorada. Probamos a ponernos de nuevo la vieja versión de Bayonetta en PS3 y vaya si se nota, porque fue un port horrible que está entre lo peor de este estudio. De nuevo, Vanquish se lleva la peor parte y se nota menos.

Podríamos abrir un debate sobre el trato del color. Estamos hablando de dos títulos de la generación de los grises y los marrones, de los juegos feos, y estos dos no se libran a pesar de los esfuerzos por aprovecharlo cada uno a su manera. Aunque la paleta de colores se beneficia de la mejora global, teniendo una tecnología como el HDR a mano podrían haber intentado sacarle más partido.

Otro elemento que ha progresado con las últimas versiones de ambos títulos es el control, algo que se aprecia especialmente en el primero. El retraso de reacción de la pulsación o input lag es minúsculo para que la ejecución de esos largos combos sea exquisita. En el segundo, hay una ganancia de sensación de velocidad que maximiza su gran virtud, que es la sensación de acción loca bajo control.

La última ventaja es una reducción de los tiempos de carga notable incluso en una PS4 estándar.

Bayonetta & Vanquish 10th Anniversary Bundle

En cuanto al contenido, lo que tenemos son los dos juegos al completo, nada más ni nada menos. Porque en este recopilatorio 10º aniversario están todos los DLC que el estudio creó para ellos, como por ejemplos armas en el shooter, pero no hay ningún tipo de novedad al respecto ni contenido específico. Bueno sí, hay una novedad, y es la inclusión de las voces originales en japonés como opción.

La mayor parte de los puntos negativos que hemos citado son aspectos menores que no deben desviar la atención de la realidad, que estamos ante un divertido recopilatorio de dos títulos distintos en casi todo pero que comparten un corazón y una esencia. Las mejoras técnicas son apreciables, especialmente en las consolas de mayor potencia, y aunque Platinum Games podría haber hecho un poquito más, hemos quedado más que satisfechos con este recopilatorio que nos devuelve a los orígenes de un estudio que está creciendo y nos debe, dicho sea, ese Bayonetta 3 que debe marcar la diferencia en Nintendo Switch.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Un juego muy bueno y otro bueno, mejorados visualmente, sin tiempos de carga y con la estabilidad de imagen que merecen.
-
Sí merece más trabajo el vídeo. La paleta de colores es tan poco atractiva. Pocas opciones técnicas a cambiar. Ciertos momentos embarazosos de los guiones.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido