Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
análisis
Besiege

Análisis de Besiege

Tras 5 largos años de acceso anticipado, este juego de construcciones de asedio basado en las físicas está listo para arrasar con todo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Besiege es probablemente la representación más fiel jamás creada de lo que ocurre dentro de la mente de un mecánico cuando elabora varias maneras ingeniosas de arreglar y destruir todo lo que le rodea, al menos de momento. Fui consciente de ello cuando me encomendaron la tarea de acabar con cuatro aeronaves de madera armadas hasta los dientes con enormes cañones como medio de protección, y por si fuera poco, un ejército de malhumoradas vacas suicidas corriendo por abajo.

Impulsado por el grotesco dilema que se alzaba ante mí, haciendo uso de una gran variedad de posibilidades de creación, me puse a trabajar en la planificación de la creación de mi obra maestra: un helicóptero volador escupefuego. Empezando por un armazón básico, usé todo tipo de bloques y artilugios para mejorarlo; desde encajar pistones en gigantescos brazos mecánicos que podían girar a cualquier velocidad hasta poner una serie de pinchos en la parte superior para darle un aspecto molón. ¿Quizás con unas cuantas cuchillas mortales más valdrá? ¿Tal vez debería añadir también algo de blindaje? A decir verdad, iría muy bien con unos cohetes adicionales. Tras 128 bloques de madera, 15 globos, docenas de abrazaderas, varios lanzallamas, y una breve pausa para admirar mi genialidad, finalmente estaba listo para quemar vivos a mis enemigos, si todo funcionaba correctamente, por supuesto. Los globos que coloqué eran patéticos a la hora de levantar peso, causando que el helicóptero volador escupefuego cayera en picado hacia el suelo y prendiera fuego a una vaca kamikaze. Después de tomarme un instante para ser testigo de este colosal fracaso y recuperar la confianza en mí mismo, volví a la mesa de dibujo.

Besiege

Probablemente también experimentarás muchos momentos memorables y absurdos como este en Besiege, un juego de construcción de asedios basado en la física similar a Kerbal Space Program. En lugar de aprender sobre la ciencia de los cohetes, crearás un montón de máquinas quijotescas diseñadas por ti para completar una serie de tareas únicas a lo largo de cuatro reinos. La mayoría de las veces, terminarán en un caos absoluto debido a la libertad total que se te concede al principio de cada nivel.

Cada misión en la que te embarcas comienza de la manera más simple, con un cubo suspendido en el aire en frente de un obstáculo que está deseando que le des una función, un propósito, una manera de completar el desafío y continuar para poder superar el siguiente. Estas pruebas son fáciles al principio, pero rápidamente se convierten en pruebas cada vez más elaboradas, desde recorrer campos de minas o diezmar una fortaleza entera hasta robar una preciada posesión, por ejemplo, una gran espada.

Construir un aparato en Besiege es intuitivo gracias a su flexible sistema de construcción, fácil de usar pero difícil de dominar. Los bloques se pueden seleccionar desde un cómodo menú de pestañas y se pueden unir a otros bloques con un satisfactorio sonido "clink". También se pueden eliminar sin esfuerzo con una rápida opción de deshacer. Asegura tu invento con abrazaderas y ¡felicidades!, has hecho un tablón de madera con ruedas. Aunque es bueno para derribar la casa de un plebeyo, no servirá cuando necesites empezar a hacer trabajos y daño seriamente. Ahí es donde entran en juego las otras pestañas. Estas amplía enormemente las posibilidades de lo que puedes hacer, desde una locomoción mejorada hasta añadir funciones mecánicas reales como juntas giratorias, bisagras, agarraderas y resortes contraíbles. Con las armas es donde se me ocurrieron las ideas más locas.

Besiege

La interfaz te ayuda sutilmente durante el proceso. La mayoría de los dioramas están rodeados por un espacio en blanco, tienen una música de suaves campanas de fondo y tiene una estética agradable, por lo que parece que todo está ocurriendo dentro de un sueño. Esto también se aplica a los pequeños detalles, como la forma en la que los animales y los granjeros se menean arriba y abajo como figuras de acción o las molestas trompetas que usan los caballeros. Es todo bastante tranquilo en general, hasta que apareces y todo se hace pedazos en una lluvia de sangre. Además, todos a quienes matas aparecen en la parte inferior de la pantalla con su nombre y la forma en la que mueren, para restregarte tu fantástica tiranía. Sin duda sentí un poco de culpabilidad al principio, pero luego escuché sus gritos al morir y fue la guinda del pastel que me motivó a crear ideas aún más extravagantes.

Intenté una y otra vez usar la impresionantemente realista simulación de la física en mi beneficio y convertir un completo desastre en una obra maestra de la ingeniería. Lo mejor de todo es que Besiege fomenta la construcción de estructuras de forma libre, por lo que no es necesario seguir las ideas tradicionales. Claro que, en teoría, puedes colocarle unas ruedas a una catapulta endeble y darlo por terminado, pero gracias a la versátil herramienta de modificar (la cual te deja cambiar la clave de activación de un bloque y sus parámetros, como por ejemplo la velocidad) la verdadera diversión viene cuando construyes algo totalmente fuera del imaginario de Da Vinci. Piensa más allá de las líneas funcionales de aviones y helicópteros, tanques, elefantes de batalla, robots bípedos, coches de carreras o una monstruosa combinación de todos ellos. No hay prácticamente ningún límite más allá de tu imaginación, tu habilidad y ese cuadro delimitador. Maldita sea, puedes construir la máquina definitiva para superar todos los niveles desde el primer momento o pasar una eternidad dedicando tus esfuerzos en crear una obra de arte, como esta grúa que hice. El brazo puede literalmente alargarse, girar, ascender y descender hacia los objetos y, de alguna manera, ¡no se rompe al coger las cosas! Es completamente perfecta hasta que necesita viajar por una pendiente empinada donde vuelca y se rompe. A pesar de este fallo de diseño (y la innegable verdad de que mi máquina era simplemente una grúa), verla funcionar era realmente un espectáculo para la vista.

BesiegeBesiegeBesiege

Pero esto conlleva también algunos inconvenientes importantes. Dado que absolutamente todo está disponible desde el momento en que empiezas, es fácil sentirse abrumado, sobre todo porque la mayoría de los bloques mecánicos sólo cuentan con breves explicaciones. Uno puede pensar que los tutoriales opcionales disponibles te resultarán de ayuda pero, sorprendentemente, en su mayoría son bastante escuetos. Solamente se da una explicación de lo básico, como el uso de la cámara o cómo colocar ruedas. Sin embargo, cuando las explicaciones se vuelven más complicadas, o bien acabas con un aparato muy complejo que no funciona o con un manejo pésimo. Y si le añades algún bug ocasional que puede hacer que tu máquina recree el final de "El ladrón de Bagdad", te encontrarás pasando por momentos frustrantes.

Afortunadamente, aunque no encontrarás mucha ayuda dentro de Besiege, la comunidad del juego lo compensa con una absurda cantidad de guías para seguir. Utilicé una de ellas para construir, por ejemplo, un fantástico cuadricóptero auto estabilizante con unas cuantas bombas incorporadas, para poder sembrar terror a cualquier cosa que estuviera debajo. También hay otras muchas características disponibles que vienen de la comunidad, desde mods hasta un excelente creador de niveles y cientos de meticulosas máquinas que otros han hecho para que las pruebes. Incluso hay un modo multijugador con servidores dedicados si te apetece recrear Robot Wars o Los Autos Locos.

Besiege

Después de aceptar el humillante fracaso de mi desastroso helicóptero volador escupefuego, volví con una máquina que superaba a todas las demás: el Aniquilador. Es enorme y cuenta con 479 bloques, tiene hojas de sierra en la parte delantera para cortar cualquier cosa y puede girar como un tanque bestial. Lo mejor de todo, sin embargo, era la friolera de 28 cañones en la parte superior que, por si fuera poco, podían rotar y mirar hacia arriba y hacia abajo. Rápidamente me acerqué a mis enemigos, apunté la artillería en su dirección y disparé. Lo siguiente que vi fue la hermosa imagen de cuatro dirigibles estrellándose contra esas molestas vacas que mencioné antes. Glorioso.

Me llevó mucho tiempo tener la suficiente confianza en mis habilidades de construcción para crear el Aniquilador, pero con el tiempo, eso se convierte en parte de la diversión. Besiege se basa en el placer de ver cómo algo que has construido funciona o se destruye en el proceso. Estoy deseando hacer algo aún más ridículo la próxima vez.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Pone las herramientas para crear mecanismos hasta donde llegue la imaginación. Simplifica bien el proceso de elaboración. Comportamiento físico afinado. Buena variedad de niveles y una comunidad maravillosa tirando de él.
-
El tutorial es muy pobre, poco explicativo y escaso en consejos. Siguen quedando bugs.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

BesiegeScore

Besiege

ANÁLISIS. Autor: Bradley Newson

Tras 5 largos años de acceso anticipado, este juego de construcciones de asedio basado en las físicas está listo para arrasar con todo.



Cargando más contenido