Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
análisis
Black Future '88

Análisis de Black Future '88

Sí que pinta todo muy negro, sí.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El término cyberpunk normalmente hace alusión al concepto de sociedad distópica dominada por la tecnología. Cuando pensamos en este género normalmente lo asociamos a un futuro próximo en el que el mundo está sumido en el aura lúgubre de las luces de neon y copado de tecnología digna de una película de ciencia ficción. En los últimos años hemos visto montones de ejemplos de sociedades cyberpunk futuras, pero son pocos los que muestran una sociedad de este tipo en el pasado. Aunque su nombre sea un poco engañoso, Black Future '88 ha decidido ver el género desde un punto de vista poco habitual para ofrecernos un regreso... al futuro más terrorífico posible.

SuperScarySnakes es la desarrolla detrás del título que nos ocupa. Black Future '88 es un juego roguelike -de mazmorras- con estética electropunk que transcurre en un año 1988 alternativo donde las ojivas nucleares han acabado con el planeta, dejando tras de sí las cenizas y los escombros del mundo que conocíamos. Y debido a la conspiración de un malvado arquitecto de torres llamado Duncan, el mundo y la gente que lo habita se encuentran en lo que podríamos denominar como «año de la marmota». Todos han perdido la noción del tiempo, lo que les hace vivir el año 1988 como una pesadilla interminable.

En nuestro caso jugaremos como un superviviente que ha aceptado su mortalidad y entiende que no queda nada para ellos en el mundo en que viven. Nuestra última voluntad será trepar la desafiante torre de Duncan -la guarida de este malvado arquitecto- y acabar con él, para así devolver a la gente de la Tierra un poco de la vida que ya dieron por perdida. A lo largo de la escalada nos toparemos con todo tipo de enemigos y Guardianes que tendrán como objetivo acabar con todo lo que ose acercarse a la cima de la torre, cosa que probablemente consigan.

Black Future '88Black Future '88

La dinámica de juego de Black Future '88 es similar a la de un juego de disparos en 2D, por lo que los controles son muy simples. Todo lo que tendremos que hacer será movernos y apuntar/disparar usando ambos joysticks -al menos en la versión de Switch-. A la ecuación se añaden también las posibilidades de saltar, esquivar y cambiar de armas con L, R y ZR respectivamente. Lo que sí que no tendrá un botón asignado será escapar sin acabar hecho un colador, ya que eso correrá de nuestra cuenta. Quizás parezca que estamos exagerando, pero no es así, y más aún cuando morir implica empezar de cero.

Porque eso es lo que sucede si morimos, volvemos a la base y nos tocará volver a superar cada nivel hasta llegar a Duncan lo más rápido que podamos. La dificultad queda patente cuando vemos que todo lo que hay en la torre está deseando acabar con nosotros y hacernos la vida imposible -incluso hay un límite de 20 minutos para completar la torre antes de que explotemos-, dejando claro que estamos ante un roguelike duro de roer.

La torre en sí no cuenta con unos niveles predefinidos, sino que se generan de manera aleatoria por lo que para superarlos y progresar habrá que cargarse los suficientes enemigos como para poder abrirnos camino hasta cada jefe. Esto implica que se puede explorar un poco los niveles, pero no hay mucho que ver y las recompensas no son la panacea, quitando que a veces podamos encontrar un objeto de curación -en el juego las denominan Bolsas de Sangre-, por ejemplo. Así que cuidado con explorar demasiado, ya que podemos perder demasiada vida y no terminar encontrando nada, ni siquiera objetos de curación.

Black Future '88

El combate es quizás el apartado más variado de Black Future '88. Contaremos con 50 armas distintas, desde rayos láser hasta espadas y otras armas para el cuerpo a cuerpo, y cada una cambiará nuestro estilo de combate por completo. Estas armas, que pueden aparecer como botín al eliminar a un enemigo, ocuparán uno de los dos espacios disponibles y necesitarán munición para utilizarse. Podremos coger cualquier arma que encontremos, pero habrá que decidir rápido, puesto que las armas que suelten los enemigos desaparecerán en poco tiempo ya que la torre las consumirá. El arma que más nos gustó fue un martillo cibernético que ejercía una cantidad de daño absurda y contaba con munición ilimitada. Quizás fuese el culpable de nuestra muerte en muchas ocasiones debido a su corto alcance, pero no podíamos resistir la tentación de reventar unas cuantas cabezas con él.

Y los que recibirán las tortas y los balazos serán los enemigos, que contarán con todo tipo de personajes en sus filas, ya sean drones, humanos mejorados cibernéticamente o enemigos malditos, los cuales suponen un reto mayor. Cada tipo de enemigo cuenta con un arma característica y una cantidad determinada de salud. A veces podremos reventar a un tipejo de dos disparos, y otros se mostrarán más reacios a morir. Pero aquí no importa cuánto daño necesite un enemigo para morir, sino el daño que podamos aguantar nosotros mismos antes de morder el polvo.

Ya hemos hablado antes de los jefes o Guardianes, y su trabajo es vigilar cada nivel, por lo que supondrán una especie de ritual que tendremos que afrontar a la hora de avanzar por la torre. Ellos, a diferencia de los demás enemigos, supondrán un reto mayor. Cada uno tendrá un nombre y diseño únicos, y contarán con unas barras de vida enormes y bien visibles que tendremos que reducir a cero mientras esquivamos sus ataques y armas especializadas. Un ejemplo será el Doctor Avalancha, que blandirá una espada gigantesca mientras se teletransporta por el nivel para darnos caza cuando menos lo esperemos. Todo esto mientras sus drones nos disparan desde todos los ángulos posibles. Estas peleas no cuentan con ningún orden preestablecido, y nos pondrán a prueba mientras avanzamos por niveles cada vez más difíciles.

Black Future '88Black Future '88

Una de las cosas más interesantes de Black Future '88 es el elenco de personajes jugables a nuestra disposición. Serán cinco en total, y cada uno contará con ventajas, debilidades y armas distintas. Nuestra favorita es Seagrist porque contará con una espada láser desde el principio, cosa que nos permite cortar a los enemigos como si fueran mantequilla.

Contaremos con mejoras y maldiciones que podremos desbloquear y adquirir como ventajas para hacer más llevadero el abrumador desafío de la torre. Podremos obtenerlas acabando con jefes o encontrarlas en el botín que dejarán los enemigos al morir. Como decíamos, estas ventajas pueden ser o mejoras o maldiciones. Por un lado, las mejoras nos otorgarán cosas positivas como cargas extra para esquivar ataques.

Pero por otro lado tenemos las maldiciones, y aquí la cosa ya cambia. En este caso nos pedirán algo a cambio, pudiendo convertir nuestra salud en balas cuando la munición escasee, por poner un ejemplo. También nos darán la posibilidad de aplastar a los enemigos malditos -pagando un precio, obviamente-. Contaremos con un total de 30 ventajas, por lo que podremos hacer cada partida tan única como queramos.

Black Future '88 no se limita a torturarnos en solitario, ya que si nos va la marcha podremos probar nuestra suerte en el desafío diario, donde tendremos que afrontar todo lo que nos tenga preparado la torre con un personaje específico. En este caso el tiempo que tardemos, los enemigos que derrotemos y el nivel al que lleguemos determinarán nuestra puntuación final, y por ende, nuestra posición en la clasificación global. También tendremos a nuestra disposición un cooperativo local, por lo que podremos poner a prueba nuestra amistad con todo aquel que se considere digno de afrontar la torre.

Black Future '88

Para terminar la vuelta que le estamos dando al juego, toca hablar de la banda sonora original y del aspecto pixelado que otorga una identidad propia a Black Future '88. La banda sonora captura la esencia de los años 80 con la cantidad justa de sintetizadores y tambores, pero sin los peinados aberrantes de la época. A veces nos olvidábamos de jugar y simplemente apreciábamos la música, y mira que el juego es muy entretenido. Y el apartado visual cumple con nota, ofreciendo una apariencia pixel-art que transmite la sensación de que hay algo de arcade tras la dificultad de este roguelike frenético.

En resumidas cuentas, Black Future '88 es un roguelike que nos ofrece una experiencia desafiante y una variedad de enemigos, armas y modificadores que harán las delicias de todos los fans del género. La dinámica de juego es de lo mejorcito gracias a la cantidad de personajes a nuestra disposición, y los jefes y enemigos suponen un reto formidable si nos gustan las mecánicas típicas de los roguelike. También se agradece el poder participar en los desafíos globales y el contar con la posibilidad de jugar en co-op nos abre la puerta a experimentar el título de una manera distinta. Todo esto junto al estilo pixel-art, la banda sonora llena de sintetizadores y la amenaza de un desastre nuclear inminente consiguen capturar la esencia y los iconos de la década de los 80, haciendo de Black Future '88 una experiencia auténtica como ninguna.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Black Future '88Black Future '88Black Future '88

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Mucha variedad a nuestra disposición, mecánicas que hacen posible que cualquiera pueda disfrutar el juego, una banda sonora fantástica.
-
Puede resultar demasiado exigente a veces -como cualquier otro roguelike-.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido