Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo

Los Sims 4: Urbanitas, el kiwano y la chirimoya

Aunque lo llevemos haciendo muchos años, siempre abrimos con curiosidad los kit de prensa que envían las compañías con sus lanzamientos más importantes. Las sorpresas llegan sólo de vez en cuando y las vacas no volverán a estar tan gordas como antaño, pero los equipos de comunicación y marketing han tenido que reinventarse sí o sí, pasando de la mítica camiseta negra con el logo del juego a propuestas que llamen la atención, se hagan un hueco simpático en las redacciones... y no terminen más como una molestia.

Todavía me pongo de vez en cuando mi brazo aumentado de Deus Ex, estoy pensando en usar el pack de afeitado de época de Wargaming para acicalarme mi bigote Movember y por supuesto tenemos una bonita colección de tazas tematizadas en la oficina. Incluso algunas compañías como EA (Titanfall 2) o Warner (Batman) envían ahora una pasada de folletos o cajitas que, cuando las abres, reproducen un tráiler con sorprendente calidad. Y algunos kits de prensa están tan elaborados y recargados... ¡que hasta se olvidan de meter el juego!

El caso es que ayer nos llegó el código para jugar a Los Sims 4: Urbanitas, y del equipo de Los Sims en España siempre esperamos cosas muy chulas. En el hall tenemos un paraguas gigante de Los Sims 3, en una estantería una figurita de un sim y en casa un ataúd-cofre para guardar cosas. Lo que no esperábamos es una cesta de fruta tropical.

Tampoco es la primera cesta de fruta que recibimos (la propia Wargaming ya envió alguna, y en cuestiones alimenticias también tuvimos una genial tarta del jefe maestro, galletas de las bolas de dragón o las cápsulas de café de PlayStation), pero la verdad es que no entendemos qué relación pueden tener las frutas tropicales y raras con el estilo citizen de la nueva expansión. No es una zona en una isla paradisíaca, ni tiene que ver con Pokémon Sol y Luna, pero el caso es que venía con una piña, un aguacate, uvas e incluso algunas frutas raras de las que no conocíamos ni el nombre, como esa con pinchos que según leemos la llaman melón con cuernos, pepino de África o fruta exótica de kiwano. Mira, al menos nos ha servido para aprender algo nuevo, y me lo pienso comer en el descanso del café, como hice ayer sobre la marcha con la chirimoya.

¿A lo mejor es una forma sutil de invitarte a desconectar del estresante ambiente urbano, imaginando relajantes entornos tropicales y manjares repletos de vitaminas naturales? ¿Quizá estas frutas exóticas aparecen realmente en Urbanitas? Para eso, y para ofreceros un veredicto de esta expansión, ya hemos puesto a trabajar al compi Sergio Tur con el nuevo contenido.

Anoche nos llamaron de una mensajera diciéndonos que a lo mejor se habían confundido mezclando las cestas que tenían que llegar a cada revista, y por tanto alguno tendrá la nuestra mientras que nosotros recibimos la de otro. Como ya sabemos que estas cosas se ponen malas, sólo le pude responder a la interlocutora que mejor lo dejamos como esté, a no ser que quieran recoger una cesta a la que le falta una chirimoya, un par de uvas, un kiwano y quizá media piña.