GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo

MI OPINIÓN SOBRE HORIZON ZERO DAWN

Autor: Sligoth el 14 de marzo 2017 a las 12:27
Etiquetado como: Horizon Zero Dawn, ps4, RPG

He querido escribir esto dejando pasar un par de días desde que lo terminé, para que las emociones del minuto uno reposaran y ver en que podía quedar la cosa. Le he dado mucha caña, la prueba está en que me parece que he terminado todas las misiones secundarias posibles y acabé el juego con el trofeo de platino a la primera pasada.

Dejémonos de rodeos, voy a intentar verbalizar qué ha supuesto para mi HORIZON ZERO DAWN (sin spoilers).

Aloy, conexión emocional instantánea con la protagonista de la aventura. Olvidaos del estereotipo femenino de heroína de videojuego. Ésta mujer es una tía dura, lleva toda la vida preparándose para este viaje. No hay lugar a chorradas amorosas, ni en sexualizarla. Aloy se merienda a todo aquél (y aquella) que se interpone en su camino por descubrir quién es realmente y cuál es su sitio en el mundo. Pero es que además en el mundo donde ella vive, esa tribu donde aparecemos al principio del juego es una sociedad matriarcal. Y este componente rompedor con el estatus imperante en la sociedad actual ya nos sugiere lo arriesgado de la apuesta de Guerrilla Games por esta historia.

El mundo tal y como lo conocemos desapareció hace mucho, mucho tiempo. De él apenas quedan algunas ruinas semienterradas y algún pequeño objeto que los humanos del futuro desprecian. Se refieren a nosotros, la gente del pasado, como los Antiguos. No saben por qué desaparecimos ni cuando, solo que alguna vez estuvimos ahí por las ruinas ocultas que dejamos atrás, que para ellos son zonas prohibidas, bajo pena de destierro.
El mundo que ahora recorreremos con Aloy es un mundo dominado por la naturaleza, con una riqueza en colores, sonidos, sensaciones climáticas que en ningún otro videojuego habíamos podido palpar como en este.

Pero algo destaca en este verde y vivo mundo. Además de pequeños animales, por él se arrastran, caminan, galopan, sobrevuelan y cazan unas bestias metálicas cuyas intenciones nos son por completo desconocidas, y que los seres humanos evitan o cazan solo cuando es necesario, para aprovechar sus componentes y piezas. Nadie sabe de dónde salen estas máquinas , sólo que su número aumenta cada día más y más, y que cada vez son más agresivas.

Conjuga ahora la historia de descubrimiento personal de Aloy, con los misterios de la Historia perdida y la lucha diaria por la supervivencia con poco más que un arco y una lanza frente a robots letales y gigantescos, y encontrarás una obra de aventura, acción y la mejor ciencia ficción a cualquier nivel.
Ha sido un viaje maravilloso. Más de 50 horas de duración, con un apartado gráfico en consola sin precedentes, y una magistral banda sonora original que ambienta aún más, si cabe, la experiencia sobresaliente que es HORIZON ZERO DAWN.
Solo lamento no haberme comprado la edición coleccionista, porque para mí lo merece.
Si tienes una ps4, ya estás tardando.