Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
avances
Borderlands: The Pre-Sequel

Borderlands: The Pre-Sequel - impresiones

Por fin nos dejan hacer el ganso con Claptrap. El robot es una locura como personaje jugable, pero también un regalo para los fans de Borderlands.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A todo el mundo le gusta volver a casa. A todos nos encanta experimentar esa sensación de tranquilidad cuando entras en un lugar y te encuentras a la gente que te gusta o que más quieres. Esto le pasa a la gente... y también a los robots. Claptrap siempre ha sido mi personaje favorito (y mira que hay) en la serie Borderlands, desde el primer momento que le vi. Utz, utz, utz, utz... su Robo-rap metálico me cautivó de inmediato. Con Borderlands: The Pre-Sequel! pasa lo mismo. Lo siento por los otros tres personajes jugables que pueden resultar novedosos, pero yo quiero ser el robot. De ahora en adelante, para siempre.

Perdona, Athena, pero de todos modos has conectado con Jack el Guapo por desesperación. Lo siento, Wilhelm, veo que al final sólo te interesa el dinero y las cosas que te convierten en un robo-humano. Es culpa mía, Nisha, pues como cowgirl con las habilidades y acciones más chulas deberías ser mi preferida. Tiradora de precisión desde la cadera, justo como me gustan. Pero es que no eres Claptrap. Como decía, lo siento, no puedo evitarlo.

Borderlands: The Pre-SequelBorderlands: The Pre-Sequel

Y es que quiero conquistar la luna con Claptrap. Aprovecharé la gravedad reducida para saltar por ahí y flotar. Como robot, tampoco tienes problemas con la falta de oxígeno, pero sí que puedes quitarles los cascos a los enemigos a tiros y que se asfixien. Me dan un poco de envidia los drones de Wilhelm, tanto el que lleva para atacar como el que le cura a él y a todos los miembros de su equipo. Ciertamente muy útil para algunos enemigos realmente duros de pelar que nos topamos de vez en cuando y que hay que acribillar hasta dar con sus últimos fragmentos.

Pero Claptrap tiene todo lo que te hace falta. Su habilidad especial es el vaulthunter.exe, un programa que saca alguna cosa aleatoria de uno de sus árboles de habilidades. Es decir, el propio Claptrap busca las acciones. Los que conozcan a esta chatarra, aunque sea un poco, entenderán que eso sale bien... bueno, nunca. El caos es inevitable. Los tres árboles de habilidades tienen todo tipo de formas. Boomtrap promueve las explosiones, ¡Os quiero chicos! inyecta impulsos al equipo, mientras que Fragmentado fusiona resultados experimentales de todo tipo en pleno juego.

El pequeño robot rodante puede disparar rápidamente una bola de discoteca con los colores del arcoíris, con un láser arrasando entre los rivales mientras explotan granadas involuntariamente. Una de las mejores es Funzerker, con la que el aparato saca dos armas y se pone a disparar sin control, partiéndose la caja. La verdad es que es una auténtica locura, incluso en un juego que nunca fue discreto. "Amigos para Siempre" es una habilidad que resume lo que siento hacia Claptrap. Es la pura verdad. Al final de uno de los árboles de habilidades espera la acción por la que Claptrap te ofrece la mano para chocar esos cinco (bueno, él dos). Quien lo haga del equipo recibe ventajas para ayudar al grupo. Y si le ignoras... bueno, mejor ni lo pienses.

Borderlands: The Pre-SequelBorderlands: The Pre-Sequel

Por supuesto podría escribir también de lo bien que Gearbox y 2K Australia han diseñado la luna para esta entrega. La paleta de colores es tan llamativa como siempre, el daño causado a los enemigos sigue saltando en numeritos por encima de los personajes, mientras que en los pocos descansos te obsesionas escaneando las estadísticas para conseguir las mejores armas, armaduras y granadas. Algo que viene muy bien es que ahora también puedes recolectar rocas lunares, que sustituyen al Iridio para comprar armas Luneshine y mejoras en Concordia.

La verdad es que sólo pasé media hora con Claptrap en Colonia (y luego me colé para echar otro cuarto de hora). Jugué una misión con otro periodista, en la que robamos un core de Inteligencia Artificial protegido por dos tipos llamados The Skipper y The Bosun. Sólo necesité dos segundos con el juego para sentirme como en casa, lo que dice mucho del trabajo del equipo de 2K. Colores, colores, colores. Utz, utz, utz, utz... a veces no hace falta mucho más. Sólo para esto volveré a encender mi Xbox 360. Eso dice mucho.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Borderlands: The Pre-SequelBorderlands: The Pre-Sequel
Borderlands: The Pre-SequelBorderlands: The Pre-Sequel

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Borderlands: The Pre-SequelScore

Borderlands: The Pre-Sequel

ANÁLISIS. Autor: Stefan Briesenick

Un juego RPG de acción muy loco y con un humor súper negro, acompañado de un sistema de juego magnífico y un universo fantástico que no alcanza a su predecesor.



Cargando más contenido