Español
análisis
Bravo Team

Análisis de Bravo Team

Supermassive ha enviado a su equipo-B a rellenar el catálogo de PlayStation VR.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Supermassive Games es un estudio que se granjeó una buena reputación con Until Dawn. De ahí, y siempre de la mano de Sony Interactive Entertainment, decidió dar el salto a la Realidad Virtual y la cosa ha ido a peor. Primero llegó un Until Dawn: Rush of Blood con luces y sombras, pero al que se le notaba que era todavía una toma de contacto con la tecnología. Después llegó The Inpatient y la cosa empezó a complicarse, sobre todo por medio juego. Parece que no han escuchado lo que se les decía, porque con Bravo Team se han terminado de meter en el pozo.

Empecemos con el concepto básico. Eres un soldado atrapado tras las líneas enemigas intentando completar tu misión, trabajando siempre en cooperación con otro personaje que puede controlar otra persona o la CPU. El estudio sabe que una historia repleta de puede triunfar y lo demostró Until Dawn, pero esta vez no lo ha logrado. La historia es muy predecible y la personalidad del compañero es más seca que el Sáhara. Así, de primeras, provoca que ya te dé igual todo lo que os pase, de modo que toda la responsabilidad de la diversión recae sobre la jugabilidad.

La esperanza se quiebra en el mismo momento que aterrizas en esta ciudad ficticia de Europa del Este en la que tiene lugar Bravo Team. Todo está como desajustado. The Inpatient tenía problemas con la sensación de escala y con los controles, pero esto ya es demasiado. Somos como gigantes, y además de la mala sensación que transmite per se, hace aún más raro que los cientos de enemigos clónicos ni se percaten de nuestros disparos. La razón puede ser que tenemos el punto de mira como el de una escopeta de feria, como si lo hubieran saboteado, y ya puedes tener a alguien enfilado que eso no te garantiza que vayas a acertar. Aunque tampoco importa mucho, porque tampoco transmite sensación de impacto cuando sí hace diana. Hay cuatro tipos de armas, y solo la escopeta tiene un toque realista. La inmersión lo es todo en la Realidad Virtual, así que aquí se pierde por completo.

Bravo Team

Visualmente, Bravo Team es un viaje al pasado. ¿Recordáis esos juegos en tonos grises y marrones de la generación pasada? Este hubiera encajado allí a la perfección. No es divertido pasar por sus calles oscuras y sus pasillos durante tres horas, sobre todo cuando lo único que tienes que hacer es avanzar o pararte a disparar. Es un shooter de coberturas en el que no tienes libertad de movimiento, solo unos puntos marcados para ir saltando de uno a otro. Por cierto, que el desplazamiento no es teletransporte como en la mayoría de juegos VR, es una transición de primera a tercera persona para que veamos cómo pasa de un punto a otro. Es cierto que así se evitan las náuseas, o el menos en nuestro caso, pero te saca de la partida, si aún te quedaba algo dentro.

Cuando llegas a una nueva cobertura es el momento de abrir fuego hasta que no quede ni uno. Aquí llega lo mejor, que es la libertad para disparar con varias posturas, incluso con el arma sobre la cabeza sin salir del escondite. Lástima que la idea quede mermada por algunos fallos técnicos, como que no se acerque a la mirilla cuando toca. No nos ha convencido ni con la pistola Aim Controller, ni con el DualShock 4, ni con Move, así que no se puede decir que no lo hemos intentado.

La IA tampoco hace mucho por arreglar los problemas, ni la de compañía ni la rival. El juego es bastante fácil por la sencilla razón de que los enemigos son muy tontos. Por eso acaba siendo esencial tener un solado humano al lado que aporte un poco de cordura. Con él sí puedes hacer movimientos tácticos interesantes y emboscadas, no como con tu compañero virtual, que parece un monolito disparando al aire. Y ni hablar de coordinarse con la IA para hacer un asesinato doble por la espalda, no va a actuar como esperas, sino mucho más lento. ¡Hasta hemos visto una vez cómo atravesaba una pared y desaparecía!

Bravo Team

Hay que encontrar a alguien con quien jugar, y esto es especialmente importante en el modo de máxima puntuación, un arcade de toda la vida en el que revisitar niveles acumulando bajas. Es la especialidad que más diversión puede acabar aportando, junto al cooperativo puro.

Bravo Team parece que lo ha hecho precisamente el equipo B de Supermassive, porque no es normal encontrar con un título tan plano, vulgar y mal ejecutado proveniente de gente a la que has visto antes hacer las cosas bien. Con los buenos juegos que están llegando a PlayStation VR, este se pone a la cola de las opciones, porque es un shooter monótono, aburrido, incapaz de absorberte y repleto de errores y fallos. Nada recomendable.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Bravo Team
04 Gamereactor España
4 / 10
+
Te lo pasas bien un rato en los modos cooperativo y puntuación. Cuando todo funciona se ve que tenía potencial.
-
Extremadamente repetitivo. Fases de acción sin sustancia. Apuntado impreciso. Una IA tonta. Mal planteamiento de las dimensiones.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Bravo TeamScore

Bravo Team

ANÁLISIS. Autor: Eirik Hyldbakk Furu

Supermassive ha enviado a su equipo-B a rellenar el catálogo de PlayStation VR.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.