Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
análisis
Bubble Bobble 4 Friends

Análisis de Bubble Bobble 4 Friends

Ha resucitado una serie antigua, con ganas de modernizarse sin perder la esencia.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Taito es una de las compañías más antiguas de los videojuegos y tuvo una presencia fortísima en las primeras generaciones. Se fue diluyendo y en esta década ha sido insignificante. Square Enix se hizo con la marca y los derechos, y ha decidido tratar de reentrar en consolas de todo el mundo con nuevas versiones de sus clásicos. La primera fue retro pero la segunda no lo es. Bubble Bobble 4 Friends es la continuación de una serie sin trama conocida en todo el mundo, especialmente por su spin-off Puzzle Bubble.

La diferencia entre uno y otro es que el original es un arcade de pantallas encadenadas en las que hay que acabar con una serie de monstruos para pasar al siguiente nivel y el otro es un puzle de bolas de colores encaramadas al techo del nivel.

Bubble Bobble 4 Friends es una modernización de la serie, pero no del concepto. Para empezar, hay una puesta a punto visual, prescindiendo por completo del estilo retro píxel tan de moda. Las 100 pantallas incluidas transcurren dentro de la habitación de un niño, y los decorados tienen que ver con qué parte del cuarto tocan visitar esta batalla entre dos de sus juguetes, el dragón Bub y una especie de Gusiluz. Todos los monstruos del pasado han sido rediseñados, como las burbujas. El acabado no es ni espectacular ni puntero, y nos hubiera gustado una capa más de definición especialmente en los dragones, pero no afecta al juego. Y, por supuesto, corre con solvencia en Nintendo Switch y sin fallos.

Bubble Bobble 4 Friends

Lo que más afecta es cómo han adaptado a los tiempos de ahora la mecánica de burbujas y saltos entre plataformas de antes. Se acabó el input lago, ahora los personajes se comportan con normalidad. No hay que esperar por los ítems especiales en cada pantalla, se ganan derrotando monstruos y se usan con contador de gasto, además de que suben de nivel. Y la flotabilidad de las pompas se puede saber porque las corrientes de viento están señaladas en pantalla (esto se puede modificar en el menú).

Con estos parámetros te tienes que meter a lo de siempre. Planear la estrategia perfecta, no solo para pasar de fase sino también para descubrir cómo agrupar a todos los monstruos en una misma explosión. Todo empieza muy suave, quizá porque los nuevos enemigos son más sosos y bobalicones que antes; esta es la mayor pega que le podemos poner a la cuarta entrega. Por el diseño de niveles, apenas plantan cara en los tres primeros mundos y el único reto es ver cómo conseguir la mayor cantidad de puntos. Entre medias hay unos jefes de mundo que tampoco dicen mucho, de estructura monótona y muy floja. Hasta que llega el mundo cinco, que es el último, y se empieza a poner duro. Por fin, Taito empieza a demostrar que sabe hacer pantallas en las que hay algún reto y originalidad. Y se acaba el juego tras una dura batalla final, solo para volver a empezar en difícil. Son los mismos mundos con las fases redibujadas, mucho más complicadas y también más atractivas. Al final quizá sabe a poco, como los títulos de entonces vistos desde la perspectiva actual.

En su nombre lleva la palabra Friends y es por el multijugador. Como solo requiere de tres botones, hasta cuatro personas pueden compartir partida con dos pares de mandos Joy-Con. Nosotros no hemos pasado del dobles, así que no podemos valorar si tiene sentido o si se vuelve un tanto caótico jugar así. La idea es planear en grupo para que sea más fácil, y vaya que si lo es, pero también te puedes molestar con tus pinchos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El auténtico EXTEND es la presencia del Bubble Bobble original en forma de máquina recreativa en un lateral de esta habitación infantil. No es solo un detalle que hay que agradecer, que también. Que te regalen un juego que tiene más de 30 años es más simbólico que un asunto de dinero, aunque se sigue vendiendo por separado en varios formatos. Lo mejor es poder jugarlo, porque aquellas pantallas y esa dificultad endiablada siguen enganchando. Pero también ayuda a comprobar cuánto ha cambiado en general.

Lo más llamativo es el fortísimo input lag que tenía el de recreativa y NES, que han mantenido aquí, como debe ser. Aquella sensación de pulsar el botón y esperar a que saltara, totalmente alterada y desacompasada al coger el ítem zapatilla, era una de las claves para que te gustara o no. También es bueno volver a ese clásico para comprobar una vez más lo fenomenalmente bien que ha envejecido el título de Taito visualmente gracias a ese saber hacer con los colores.

Bubble Bobble 4 Friends se ha estrenado como exclusiva de Nintendo Switch pensando en su viejo público o quizá en los hijos de aquellos, para jugar en familia. Además de en digital, se puede encontrar en tienda por unos eurillos más y con unos pequeños regalos. Pega mucho en esta consola para disfrutarlo en portátil, pero también se merece sus ratos de tele grande para ver bien el nivel y pensar por dónde tirar. Quizá decidirse a comprarlo, habiendo tanta competencia, es un tema delicado, porque este renace podría haber dado más de sí, ser más ambicioso. Pero quienes lo hagan, en cuanto pasen las aburridas pantallas del principio, se van a encontrar justo lo que esperan y no se van a sentir decepcionados.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Curva de dificultad suave para atraer nuevo público. Segunda vuelta para darlo todo. Incluye Bubble Bobble.
-
Falta de ambición en todos los sentidos. 100 pantallas se van en un suspiro hoy en día.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido