Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis
Bulletstorm

Análisis de Bulletstorm

Se rumorea por la redacción de Gamereactor que Sebastian se ha tatuado "kill with skill" en los nudillos después de jugar demasiado a Bulletstorm. Aquí está su crítica sobre el festín de acción de People Can Fly.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

No es que falten más first person shooters estos días, pero el género se ha empeñado en seguir pisando las mismas huellas durante un tiempo. Con juegos como Call of Duty en lo más alto, Epic y People Can Flay quieren salirse de la norma con Bulletstorm, mientras consiguen crear una refrescante bomba de adrenalina que sin duda te mantendrá sonriendo como una madame sádica durante tu paseo entre la lluvia de sangre y miembros.

Si Borderlands y Gears of War 2 se enrollaran en una noche salvaje, Bulletstorm sería el hijo bastardo que darían a luz nueve meses después. Dicho esto, Bulletstorm es un juego muy propio, y está bien que sea uno de esos que no se toman a sí mismos demasiado en serio en el género.

Ese aspecto queda claro desde el principio, cuando tú, en el papel del pirata espacial y personaje principal Grayson Hunt, borracho, intentas acertar a una botella sobre la cabeza de un cazarrecompensas que tiene las manos atadas tras el cuello. Esta mezcla de armas y alcohol es tan mala como suena, y pronto se ponen las cosas feas. Muy feas.

Bulletstorm

La historia de Bulletstorm es bastante corriente. Sucede en el siglo 26 y habla de Grayson Hunt y su destrozado colega Ishi Sato. Ishi es en parte robot, tras una guerra, y su humor baila entre un cinismo a lo Terminator y una personalidad más humana. En varias ocasiones toma el control el robot. Grayson e Ishi eran miembros del escuadrón militar Dead Echo, que ha sido traicionado por su comandante, el General Serano, el principal antagonista del juego. Por supuesto, todo lo demás lo rellenan enemigos que no piensan en otra cosa que en verte muerto.

Pero el juego no se enrolla demasiado en la historia, y en lugar de eso su atractivo debe encontrarse en la jugabilidad y en las patadas que obtienes cuando destrozas a un puñado de tipos malos en cuestión de milisegundos. Ahí están las armas de fuego clásicas: ametralladoras, lanzagranadas, rifles de francotirador, etc, pero la pieza más importante de tu equipamiento es el látigo futurista que llevas atado en la otra mano. Presionando un botón puedes agarrar a un enemigo y atraerle hacia ti, momento en el que puedes dar rienda suelta al sádico que llevas dentro volándole la cabeza, o mandándole por los aires con un buen patadón. Es muy satisfactorio, de una forma retorcida.

Cada muerte te otorga skill points, todo dependiendo de la violencia o extravagancia empleadas. Palabras como Pancake, Fish Food, Voodoo Doll o Bulletkick serán tus mejores amigas en un rato, pues representan diferentes formas de encargarte de los enemigos. Estos skill points se emplean en actualizar las armas y comprar munición, y forman parte integral del sistema de juego. Bulletstorm te invita a ir probando nuevos movimientos constantemente, recompensándote con un suministro constante de puntos según disparas y pateas para abrirte camino. Grayson también disfruta las bebidas fuertes, así que beberte una botella de alguna bebida alcohólica antes de un combate te dará aún más puntos.

Como seguro ocurre con muchos de vosotros, he jugado una barbaridad de juegos. Bulletstorm está entre los más violentos, y a veces se hace demasiado. No le habría pasado nada al juego en sí si se hubiera rebajado la sangre un poco, pues en ocasiones parece que el estudio se va a los extremos solo para dirigirse a nuestro monstruo interior sediento de sangre. Probablemente sea un buen truco de marketing, pero me habría bastado con menos.

Bulletstorm

Como decía antes, el juego no se toma demasiado en serio a sí mismo, y el humor juega un papel importante en Bulletstorm. El diálogo es súper divertido, y tanto el sonido como la música encaja en el conjunto. Muchas escenas son increíblemente épicas, y los entornos pueden alcanzar una belleza sorprendente. Generan un telón que cobra vida, especialmente en contraste con los modelos de los personajes, bastante blandos.

Bulletstorm

Bulletstorm puede ser terriblemente adictivo, consiguiendo picar como lo hicieron los primeros juegos que probé. Constantemente quieres un poquito más, y cada vez que la pantalla se llena de números que representan los skill points conseguidos, siento ese cosquilleo placentero. El modo de juego Echoes permite jugar partes de la campaña como niveles por separado, y es todo un placer de juego intentar conseguir la máxima puntuación posible, tan rápido como puedas, en un intento de asegurarte un puesto en los rankings globales o locales.

En muchas cosas, Bulletstorm se parece y suena como los juegos de Gears of War. Es una pena que no incluya una campaña cooperativa, que le habría quedado genial. Hay un modo tipo Horda donde de uno a cuatro jugadores se enfrentan a oleadas de enemigos, pero por desgracia no pude probarlo durante mi tiempo con el código de review porque, sencillamente, no había con quién jugar.

Bulletstorm es el sueño húmedo de cualquier fan de la acción. Está repleto de placeres vieojueguiles y muchas horas de diversión. La campaña es algo corta, me hubiera gustado jugarla con un colega, y está lejos de la perfección. Aún así, sé que tan pronto como termine esta crítica, volveré a mi sofá a recibir mi ración diaria de acción demente. ¿He dicho que es adictivo?

Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm
Bulletstorm

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Refrescante FPS que sabe destacar, gran sentido del humor, terriblemente adictivo.
-
A veces demasiado violento, no tiene cooperativo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

BulletstormScore

Bulletstorm

ANÁLISIS. Autor: Sebastian R.

Se rumorea por la redacción de Gamereactor que Sebastian se ha tatuado "kill with skill" en los nudillos después de Bulletstorm.



Cargando más contenido