Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Call of Duty: Black Ops 4

Análisis de Call of Duty: Black Ops 4

Treyarch ha ido a por el tres de tres para plantar cara a los mejores CoD de la historia y ha llegado a tiempo a la moda battle royale.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Infinity Ward nos metió en el universo Call of Duty hace 15 años y nos envenenó de verdad con su multijugador años más tarde con el legendario CoD 4: Modern Warfare. Desde entonces, la franquicia ha estado dando bastantes tumbos con más o menos éxito, saltando por el tiempo y por el espacio, pero siempre con millones de jugadores a sus espaldas. Los mapas se han vuelto extremadamente complejos con diseños que favorecen la destreza y los reflejos más que la táctica, mientras que la forma de jugar se ha quedado bastante estancada respecto a los avances de su competencia. Decir que los juegos iban a poner los pies en la tierra no era suficiente, tenían que demostrarlo. Aquí es donde entra Call of Duty: Black Ops 4. Treyarch ha vuelto a la mesa de diseño y ha tomado decisiones: quitar cosas como carreras por los muros y tecnología futurista, así como meter algunos cambios interesantes a la fórmula añorada que sirvió para crear aquella primera horda de fans. El resultado es un juego que nos ha pegado un meneo tan duro que casi nos deja una contractura.

Solo hacen falta unos minutos en su multijugador para darse cuenta. Militia es un mapa nuevo de Black Ops 4, pero parece que lo conoces desde siempre. Reconoces dónde puede que haya algún francotirador, qué tipo de cobertura habrá al cruzar la calle y cuáles serán los puntos de colisión principales. ¿Por qué? No solo porque ya no tengamos que temer encontrarnos con enemigos pegajosos atacando desde cualquier punto, sino porque los cimientos de capa escenario son los mismos sobre los que se construyeron Crash, Estate, Favela, Nuketown, Terminal u Overgrown. La mayoría de los mapas de esta entrega tiene lo que llamamos ese flow natural y esa elegancia capaces de dirigir de forma intuitiva a cada tipo de jugador a la zona en la que se siente más cómodo. Puedes averiguar por dónde va a llegar el peligro en cada momento, y eso sirve para atacar con más seguridad y también equilibra la partida. Añade a este mix cuatro mapas Black Ops clásicos que vuelven, y Nuketown que llegará en noviembre, y puede que tengamos para empezar el mejor reparto de localizaciones en años.

Call of Duty: Black Ops 4

El balanceo también importa al hablar de los especialistas. No importa si juegas al ataque, a la defensiva o como apoyo, hay categorías para todos. Treyarch no ha logrado crear personajes con el carisma y la personalidad de los de Overwatch, pero se nota cierta inspiración en el trabajo de Blizzard. Como se anunció, cada uno tiene unas características que encajan con cada clase, pero lo importante no son las diferencias entre ellos, sino la capacidad que tienen para dar la vuelta a la partida en un instante por cómo sus especiales provocan un efecto en cadena. Para que no sean partidas monolíticas, repite el sistema de 10 ventajas en las que encajar cualquiera de la larguísima lista de equipamientos que ofrece. Porque la renuncia a elementos futurista en realidad no ha afectado a la variedad.

Hemos encontrado, eso sí, que algunos especialistas no tienen mucho sentido en ciertos modos de juego. Por ejemplo, la defensa de Torque no sirve de nada en Duelo por equipos, pero en Control merece la pena crear una estrategia en torno a él. No es un gran problema porque hay mucho para elegir, pero demuestra por qué otros títulos semejantes tienen menos modos.

Además de los de siempre, BLOPS4 llega con un par de novedades muy interesantes. Control se parece a Dominio, pero con la diferencia de que cada equipo tiene solo 25 vidas, así que no vale ir a lo loco. Esta restricción hace que el valor estratégico de los especialistas se potencie, y obliga a escoger cómo de conservador será el conjunto del equipo. Nos lo hemos pasado muy bien con esa mezcla de lucha por el control con el miedo a la muerte. El otro es Heist, nuevo en Call of Duty pero reconocible para quienes jueguen CS:GO o Payday. Aquí cada equipo empieza con una pistola 500 dólares y tiene luchar por un botín con el que ir mejorando su equipamiento en las rondas siguientes. Un modo muy divertido para quienes buscan más tensión y menos ritmo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Las partidas han sido muy divertidas, pero también nos hemos encontrado con situaciones frustrantes, sobre todo en lo que tiene que ver con desequilibrios en las armas. Las sensaciones al usarlas todas son tan buenas como siempre, en esto lo equipos de Activision siempre ofrecen lo mejor, pero el apuntado rápido sigue siendo excesivo y los francotiradores arruinan partidas por su superioridad. Hemos jugado sin el parque de día 1, así que puede que la cosa esté mejor para vosotros.

Pero no todo es como antes. Un cambio esencial que ya estaba en la entrega anterior es el sistema de regeneración de vida no automático, sino manual. Ya no vale esconderse a esperar a que el personaje se cure, hay que encontrar unos segundos de calma para inyectarse la medicina, inexistente calma, porque como jugador es una secuencia que te pone de los nervios. Y así debe ser, porque refleja tu vulnerabilidad. Se puede hacer en movimiento y tarda más o menos lo mismo que la recarga de un arma pesada, así que no corta el ritmo de partida. No queremos volver a ver la autocuración ni en pintura.

Este sistema, la capacidad de disparar a la par que se hace otra acción de una sola mano y el nuevo mapa Fog of War nos hacen pensar que estamos ante el mejor multijugador tradicional de Call of Duty, rivalizando con los clásicos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Call of Duty: Black Ops 4Call of Duty: Black Ops 4

Treyarch inventó el modo Zombies y no tienen intención de dejarlo. Esta vez son tres escenarios los que trae de lanzamiento más un cuarto con el pase de temporada. Localizaciones muy distintas en lo temático y visual, y también en lo jugable, porque no son lo mismo los espacios abiertos de IX que los pasillos del barco de Voyage of the Dead. Todo atado con una historia de misterio curiosa y con un guión con chistes bastante divertido que invita a prestar atención a las conversaciones.

Pero no hay que montarse películas, en este modo lo divertido es masacrar y encontrar secretos y huevos de pascua. Son más que tres escenarios en los que salir a cazar, hay buscar objetos específicos para invocar enemigos especiales, completar retos ocultos y encontrar ítems para desbloquear fases o mejorar armas. Es decir, que hay que prestar un poco de atención mientras van cayendo las hordas de zombis y otras criaturas. Se lo siguen tomando a broma a la hora de diseñar equipamiento y armas y eso nos gusta, ya lo notaréis cuando descubráis una cosa llama Homunculus. Se han esforzado por ampliar contenido, quizá para cubrir la falta de un modo historia (ups, ni nos habíamos dado cuenta), y eso también se nota en la expansión de la personalización de estas armas. En resumen, ha aumentado la cantidad y no solo no ha reducido la calidad, es que también ha subido.

Seguro que hasta ahora vosotros tampoco os habíais acordado de que no había modo historia, porque vuestros ojos están impacientes por leer algo de Blackout, el modo battle royale. ¿Es bueno o no? ¿Está a la altura? Sí, y mucho. Por decirlo brevemente, es justo lo que hubiéramos deseado que fuera un battle royale dentro de Call of Duty, lo han clavado. Ese sistema de control ágil y fino con esas armas que reaccionan siempre como se espera a una escala mucho mayor gracias a ese mapa repleto de referencias a la historia de la saga.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Es fácil orientarse por sus entornos porque cada zona es bastante distinta a las demás, pero al mismo tiempo te hace sentir incómodo, como cuando llegas a zonas al descubierto o cuando oyes un ruido. ¿Merece la pena ir a la isla Nuketown en busca de una armadura de nivel 3 o nos conformamos con lo que haya en este pequeño cobertizo? Puede que sean suficientemente inteligente como para ir a por el equipamiento de primera que hay en Asylum, aunque esté infectado de zombis, porque tener las mejores armas y ventajas marca la diferencia al final de la supervivencia. No le falta de nada, ni siquiera vehículos con los que montar una buena carnicería a costa del ruido.

Se ha hablado bastante sobre si la balísticas de las armas en Blackout, pero como en realidad en una cuestión sensorial que solo requiere acostumbrarse. Porque no es habitual disparar a objetivos que están muy alejados en CoD, así es normal fallar bastante al principio. Y aún así, tampoco se nos ha dado tan mal.

Call of Duty: Black Ops 4 es un soplo de aire fresco para la franquicia, otro paso más en la dirección necesaria tras las curvas peligrosas de esta década. El multijugador tradicional nos ha devuelto a un terreno conocido con el estilo de siempre, mapas de primer nivel y estructura familiar y unas novedades como la curación o las clases que pegan muy bien con sus modos de juego. Zombies se ha expandido en cantidad por todas partes sin renunciar a la calidad. Y llega Blackout, el gran atractivo. Treyarch ha cogido lo mejor del multijugador y lo mejor de los zombis y lo ha puesto en una coctelera para que la mezcla tenga sabor propio. Tres de tres, quién lo iba a decir. Por eso estamos ante uno de los mejores Call of Duty, que marca el paso en cantidad y en calidad. Quién iba a decir que íbamos a echar tan poco de menos el modo campaña.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Call of Duty: Black Ops 4
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Un control sensacional. Multijugador tradicional rico en mapas y más equilibrado. Multitud de contenido y secretos en Zombies. Blackout ha llegado en un estado impecable.
-
Algunas armas están descompensadas. Cierto desequilibrio entre especialistas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países