Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19Google StadiaGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingRDR2 PCFIFA 20
Español
Portada
análisis
Call of Duty: Mobile

Análisis de Call of Duty: Mobile

El mayor shooter en primera persona ha llegado a nuestros móviles sin trastocar en lo más mínimo ese gameplay tan característico.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hemos jugado muchísimo a Fortnite, Modern Combat, Guns of Boom y PUBG Mobile en nuestro iPhone XS Max (al que hemos reemplazado recientemente por un iPhone Pro Max) y, aunque la mayoría de estos juegos ofrecenacción de la buena con control táctil (joysticks virtuales, por supuesto) y muy buenos gráficos, ninguno nos ha enganchado del todo. No de la misma manera que lo hizo Rolando o Clash of Clans.

Pero ahora, Call of Duty: Mobile ha llegado y ha puesto patas arriba este mundo.

El estudio detrás de la llegada de la franquicia de este shooter a móviles es Tencent. En pocas palabras, diremos que en estos momentos es uno de los mejores shooters para iOS y Android. La mejor decisión que tomó la compañía china junto a Activision fue no reducir demasiado la experiencia de juego. De igual manera, han conseguido desarrollar un sistema de juego táctil que no te hace creer que solo eres un personajillo que deambula por un mapa y que, por casualidad, mata a un enemigo. Al contrario, requiere precisión, cautela y entrenamiento, además de premiar continuamente a aquellos que se toman su tiempo para apuntar, se mueven mientras disparan y utilizan el arma adecuada en el momento adecuado. Sin lugar a dudas, es Call of Duty, sin disfraces y sin concesiones.

Call of Duty: Mobile

En teoría, los controles del juego son de lo más sencillo. Con el pulgar izquierdo sobre la pantalla mueves las piernas, mientras que con el derecho mueves la cabeza, tal cual funciona Call of Duty en todas las plataformas. La diferencia está en que el jugador no dispara el arma, sino que se genera un disparo automático cuando consigues colocar el objetivo sobre un enemigo que se aproxima. Puede que suene muy mecánico y por ende, ridículo, pero funciona a las mil maravillas porque sigues teniendo que concentrarte para apuntar. Por supuesto, para infligir el máximo daño posible hay ir a por la cabeza y es obvio que para conseguirlo hay que afinar más. Unas pocas balas en el cráneo de tu enemigo significa muerte instantánea, mientras que si vacías un tambor entero en su pecho (sobre todo cuando el enemigo lleva un chaleco antibalas) lo más seguro es que solo lo hieras.

Nada de esto es nuevo para alguien que, en los últimos veinte años, haya jugado a un fps, pero encaja a la perfección en Call of Duty: Mobile. De hecho, funciona mucho mejor que cualquier otro juego similar en formato móvil de los que ya hemos probado.

Han copiado muchos de sus elementos de otros juegos, como por ejemplo de Black Ops 4 o versiones antiguas de la franquicias. Dentro de estos elementos destacamos la racha de muertes, la posibilidad de recoger el equipo y las armas que deja caer el enemigo al morir, el uso de granadas (normales y aturdidoras), los ataques aéreos y poder enviar drones explosivos. Todo esto se puede hacer pulsando unos botoncitos amarillo chillón en la pantalla, como saltar y agacharse. Igual que con el sistema de movimiento y disparo, todo responde a la perfección. Al jugar, acabas con una sensación de superación cada vez que consigues machacar a una turba de enemigos con un golpe aéreo, con el que muy pocos juegos móviles pueden competir.

Call of Duty: Mobile

Al principio de Call of Duty: Mobile solo se accede al modo 5vs5 y, tras cada partida, tu personaje aumenta un poco de nivel. Al alcanzar el nivel siete, el modo battle royale se desbloqueará. Este modo sigue el estilo del juego, que copia más o menos a Black Ops 4. El mapa es una versión un poco más pequeña de la que vimos el año pasado en el lanzamiento del juego principal, con un diseño prácticamente idéntico. En cada partida, cien jugadores compiten por quién llegará antes al suelo tras lanzarse en paracaídas y, una vez con los pies en la tierra, deberán armase hasta los dientes para eliminar a quien se ponga en su camino. Como cualquier battle royale que se precie, la sensación de estrés y agobio es un elemento más de este juego mientras intentas sobrevivir.

Sin embargo, después de jugar tres horas al modo battle royale, nos centramos en el modo más típico 5vs5, que sin duda alguna es la mejor parte de esto juego ya increíble. La intensidad que emana de este modo es inefable e imposible de resistir. Los mapas son versiones reducidas de los clásicos más queridos de Call of Duty y por nada del mundo diremos que alguno de ellos es menos que excelente. Sí, unos ofrecen más verticalidad y diversión que otros, pero, en general, los mapas se han optimizado a medida para 10 personas que juegan a tope.

Una de nuestras mayores preocupaciones mientras jugábamos eran las microtransacciones y si las compras de equipos de mayor calidad iban a afectar al equilibrio del juego. Tenemos que decir que sí, por supuesto que hay micropagos. Aunque la mayoría son sobre estética, como skins verdes para armas o granadas color sangre, sí que puedes comprar miras láser, tambores más grandes, silenciadores y mucho más. Lo destacable es que no sentimos que nos lo estén metiendo a la fuerza, ni que sea un tanto codicioso o necesario para poder jugar como en otros juegos (por ejemplo, Mario Kart o Real Racing 3). En cambio, se convierte en una especie de extra que no se interpone de manera exagerada en la experiencia del jugador.

Call of Duty: Mobile

Hemos estado jugamos a Call of Duty: Mobile más de una semana sin tener que gastar un solo céntimo y ganamos el mismo número de partidas que después de probar el sistema de compra y el intercambio de puntos de experiencia (compramos una mira láser y un tambor «más rápido»). Es evidente que las microtransacciones y lo de pagar para ganar es una completa abominación, pero en este caso, han sabido añadir las compras de una manera sutil y en segundo plano, siendo la mayoría de los casos para mejoras estéticas. Aparte de eso, entendemos que algunas personas estén preocupadas por estos elementos de pago cada vez más recurrentes en los videojuegos.

En lo tocante a los gráficos y al sonido, Call of Duty: Mobile es una joya. Puedes incluso personalizar las sombras, el brillo, las partículas, el humo y los fotogramas por segundo, por lo que acabas diseñando tú mismo la experiencia a tu medida. Los mapas, los modelos de los personajes, las armas y los efectos tienen una pinta impresionante, tanto en el iPhone XS como en el iPhone 11. Puedes poner todos los ajustes al máximo que Call of Duty: Mobile ni se despeina. El sonido es muy bueno, tiene una acústica preciosa y una voz narradora muy agradable que te informa de lo que está haciendo cada jugador o qué equipo está liderando la partida.

Su presentación está a la altura. Al principio todo parece un poco abarrotado, pero no mucho, y, teniendo en cuenta la abundancia de contenido (skins, ventajas, insignias, mejoras, equipación y rachas), Tencent lo ha hecho de 10 al saber ubicar cada cosa para crear la menor confusión posible.

Nunca hemos probado un juego de acción completo y a gran escala para móvil que se acerque a kilómetros de Call os Duty: Mobile. Parece un juego de consola en miniatura, y es por eso que hacemos la ola a Tencent y Activision por aplicar una fórmula ya manida de una manera tan impecable en un nuevo formato.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Mucho contenido, Call of Duty 100%, gráficos y sonido impecables, el sistema de disparo funciona genial, su rendimiento es fluido y es completamente gratis.
-
Las microtransacciones tienen un papel medianamente importante.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Call of Duty: MobileScore

Call of Duty: Mobile

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

El mayor shooter en primera persona ha llegado a nuestros móviles sin trastocar en lo más mínimo ese gameplay tan característico.



Cargando más contenido