Español
Gamereactor
análisis
Call of Juarez: Gunslinger

Análisis de Call of Juarez: Gunslinger

Este es Silas Greaves, extraordinario cazarrecompensas. Llega y hace lo que tiene que hacer. Y aunque no le dan vergüenza sus logros, sin duda es divertido...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Este juego engancha desde que empieza la intro. Estamos en 1910 y el personaje protagonista, Silas Greaves, cabalga adentrándose en el pueblo a través de unas geniales ilustraciones estáticas, pareciendo tan perdido como John Marston en Red Dead Redemption. Tropieza con el primer bar polvoriento que encuentra y no tarda en cambiar unas cuantas historias de aventuras por unas bebidas cortesía de los pueblerinos .

Silas no es un viejo pistolero abierto a ofertas de cualquiera, sino un legendario cazarrecompensas que se ha cruzado con algunos de los más famosos forajidos del viejo Oeste, desde Billy el Niño hasta Butch Cassidy o Jesse James, por nombrar unos pocos. Con un gran talento dramático, va rememorando sus vivencias, y de vez en cuando los compañeros de barra corrigen algunos errores basados en los hechos. A veces lo hace el propio Silas.

Call of Juarez: Gunslinger

Como jugador te toca visualizar las memorias de Silas y jugarlas según las va recordando, algo que pronto es más fácil decirlo que hacerlo. Por ejemplo, puedes encontrarte en medio de los amplios páramos cuando Silas se acuerda de un granero y aparece de la nada. ¿Y quizá los nativos americanos que primero mencionó en realidad eran cowboys trabajando en el lado equivocado de la ley? Todos los enemigos se van reemplazando de forma instantánea. Todo esto se combina para crear un mundo de juego dinámico de una forma sinceramente nunca vista.

Quizá lo mejor del concepto es que Techland no se ha visto limitada por la precisión histórica. Esto es una serie de situaciones poco probables, según las cuenta un mentiroso compulsivo. Este tipo de historia directamente no se podría contar con una paleta realista de grises y marrones. En lugar de eso, Techland prefiere emplear la técnica cel shading en Call of Juarez: Gunslinger, algo que aporta un inconfundible look de cómic o novela gráfica. Encaja con la propuesta perfectamente, tanto en términos de tono como de mecánicas.

Call of Juarez: Gunslinger

En cuanto al sistema de juego, Call of Juarez: Gunslinger es fácilmente reconocible para los que estén familiarizados con las dos primeras entregas de la serie. Potentes revólveres, escopetas capaces de partir a las víctimas por la mitad y viejos rifles que vienen que ni pintados si quieres repartir plomo desde la distancia. Quizá demasiado reconocible y familiar, y el ritmo no se aleja demasiado de propuestas como Call of Duty 4: Modern Warfare. Te llevan del punto A al punto B, a través de niveles extremadamente lineales, disparas a todos los enemigos que aparecen cual galería de tiro y te enfrentas a un jefe al final del nivel.

A lo mejor Techland pensó que hacía falta un poco más de variedad y por eso metieron la habilidad de esquivar balas o de disparar a varios enemigos de una tirada con los minijuegos que han incorporado. También hay algo parecido al Dead Eye de RDR, en buenas raciones. Finalmente están los duelos en los que debes acabar con tu rival de la forma más veloz y heroica posible. Ninguna de estas funciones añadidas consigue aportar algo sustancial al juego, y un poco de elemento puzle habría venido estupendo para este ritmo y variedad.

Call of Juarez: Gunslinger

Lo que destaca como mayor novedad es la estructura de tipo arcade que ha escogido Techland. Gunslinger va de alinear headshots, hacer bajas limpias y subir de rango. Según progresas vas liberando habilidades adicionales como recargas automáticas mientras corres o el uso de escopetas a dos manos. Y siempre estás buscando la máxima puntuación. Cuando has terminado el juego puedes revivir memorias por separado a través del modo arcade. Sin embargo, había terminado con el juego cuando corrieron los créditos y no volví a tener ganas de ponerlo para mejorar mis puntuaciones.

La aventura de unas seis horas tiene el tamaño ideal para el formato digital, y el estilo de Gunslinger es en cierto modo liberador por su enfoque de la vieja escuela. No hay extras innecesarios, simplemente acción pura y dura con un genial diseño, una curiosa narrativa y unos récords por superar.

Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
Call of Juarez: Gunslinger
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Divertida lucha por la mejor puntuación, atractivo diseño, mucha acción, original narrativa, genial actuación de voz.
-
Le falta variedad, demasiado lineal, aburridos duelos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Call of Juarez: GunslingerScore

Call of Juarez: Gunslinger

ANÁLISIS. Autor: Jonas Mäki

Este es Silas Greaves, extraordinario cazarrecompensas. Llega y hace lo que tiene que hacer. Y aunque no le dan vergüenza sus logros, sin duda es divertido...



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.