Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor España
análisis
Chromagun VR

Análisis de Chromagun VR

Tras su primera versión más tradicional, Pixel Maniacs vuelve con Chromagun en versión Realidad Virtual.

  • Texto: Kieran Harris

Se podría decir que Chromagun es el resultado de mezclar la compleja dinámica de juego de Portal, que tiene una temática de laboratorio, con un toque de paintball. Hace unos años que salió para PS4 y Steam, pero ahora el estudio Pixel Maniac lo ha recuperado en forma de versión VR. Ya hemos visto las adaptaciones de Superhot o Skyrim a esta plataforma, pero ¿se adaptará bien Chromagun VR? Ahora os contamos.

En el juego, controlas a un sujeto de prueba sin nombre que ha sido seleccionado para probar la última creación de Chromatech: la chromagun (pistola cromática). Tendrás que utilizar esta magnífica pistola de pintura para resolver unos coloridos puzles con el principal objetivo de llegar al final de cada fase. Todas las salas están repletas de esferas de colores conocidas como droids: deberás crear un camino de su color y colocarlas sobre los interruptores utilizando la atracción magnética. Tu arma está cargada con los colores primarios: rojo, amarillo y azul, pero más tarde podrás mezclarlos para conseguir naranja, verde y púrpura. Si prestaste atención en clase de plástica, ¡te vendrá de perlas!

Las cosas se complican gracias a los obstáculos: paneles de suelo electrificados, cámaras de seguridad que sueltan pintura y droids asesinos. Todas estas amenazas nos presentan nuevos inconvenientes: las cámaras de seguridad limpiarán las paredes al cabo de unos segundos, por lo que tendrás que reaccionar rápidamente y, si no eres capaz y acabas pintando una pared más de tres veces, se pintará de negro. Si esto pasa, no podrás pintar encima y los droids no avanzarán por ese camino. Por lo tanto, si metes la pata en uno de los rompecabezas, lo único que puedes hacer es repetir el nivel.

Chromagun VR

La base es simple, pero las ideas no paran: el juego es bastante complicado a veces y nosotros mismos tuvimos la tentación de buscar en internet la solución de algunos niveles. Asimismo, aplaudimos la figura del narrador, que le da un toque de personalidad a los escenarios tan sombríos de Chromagun; además, le encanta hablar y siempre está esperando por la más mínima razón para reírse de ti mientras sufres resolviendo un puzle o mueres a manos de un droid asesino.

Con la temática tan colorida de Chromagun, es un poco irónico que el entorno sea tan soso y estéril: las fases solo se diferencian entre ellas por las distintas trampas y amenazas. De verdad, una planta en la sala habría servido para darle un poco más de vida. Podemos entender que el estudio le quisiese dar un toque minimalista y clínico para capturar la atmósfera de un centro de pruebas científicas, pero nos esperábamos un enfoque más elegante y más variación entre una sala y otra.

Sin duda, lo que más nos gustó de Chromagun para VR es que se puede utilizar el PS Aim Controller, que quizá recuerdes como ese enorme artefacto de plástico que salió con Farpoint para PSVR en 2017. Bien, es compatible para este juego y funciona bastante bien. No solo te sientes como si sujetases la Chromagun de verdad, sino que también te proporciona más capacidad de movimiento, y, obviamente, puedes apretar el gatillo para lanzar bolas de pintura. No obstante, los mandos PS Move no son compatibles y el DualShock 4 nos resultó un poco patoso para cambiar la dirección de disparo.

Chromagun VR

Definitivamente, la compatibilidad con el PS Aim Controller fue la principal razón para escoger la versión VR, aunque, si no lo tienes ya, la verdad es que no merece la pena que lo compres. La realidad virtual está poco aprovechada, pues el entorno es tan poco interesante que hace que la posibilidad de mirar a nuestro alrededor no te sumerja tanto en el juego. Simplemente, parece que no han tenido en cuenta la plataforma a la hora de diseñar los rompecabezas. Por desgracia, la versión original para PS4 no venía con un parche para poder utilizar VR, por lo que, si ya la tenías antes, tendrás que pagar más para poder disfrutar de la realidad virtual.

Es cierto que no es como Portal, pero aun así Chromagun es entretenido, tanto si tienes casco VR como si no. Le aporta un toque de color a un género que ya se ha experimentado antes, y su temática resulta interesante a pesar de ser tan simple. La versión VR consigue un mayor manejo del movimiento y precisión en los controles con el PS Aim Controller, pero su mecánica nos deja ver que no tuvieron mucho en cuenta la realidad virtual. Si ya tienes Chromagun para PS4, no te recomendamos que te pases a la versión VR a no ser que estés deseando quitarle el polvo a tu PS Aim Controller.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Chromagun VRChromagun VRChromagun VR
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Mecánica colorida original con mucha variedad, narración excelente, curva de dificultad suave.
-
El ambiente es estéril y parece que metieron la mecánica VR con calzador.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países