Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Comanche

Comanche - impresiones del acceso anticipado

¡Al helicóptero!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Para la mayoría de la gente, pilotar un helicóptero militar de combate es un sueño inalcanzable. Las capacidades que se necesitan para llevar a cabo el trabajo nunca coinciden con la oportunidad de hacerlo; sin embargo, el último simulador de vuelo del estudio Nukklear, Comanche, puede que tenga la solución para todos aquellos que queráis probar la experiencia de volar con esta máquina de guerra.

Comanche es el último de una larga serie de simulación y su objetivo es sumergir al jugador en un mundo de combate aéreo avanzado a través del pilotaje de helicópteros futuristas. El título pone a prueba tus habilidades y tu capacidad de adaptación a situaciones de alta presión, tanto en la versión para un solo jugador como en el modo multijugador, donde tendrás que enfrentarte a barcos, soldados y helicópteros enemigos. Puede que parezca sencillo, pero pilotar un artefacto con una tecnología tan avanzada como un Comanche requiere mucho talento. Ni que decir tiene que cuenta con una curva de aprendizaje muy escarpada.

Para empezar, primero tendrás que aprender a volar. Esta sección es relativamente fácil, sobre todo si ya has jugado a otros juegos en los que tengas que pilotar vehículos semejantes. La segunda parte, en la que se te pide que vueles y dispares al mismo tiempo, es donde empiezan a complicarse las cosas. Puede parecer sencillo, pero intentar controlar una aeronave mientras te abres paso a través de valles estrechos mientras acribillas objetivos a cientos de metros de ti en realidad es bastante fastidiado. Los jugadores que estén familiarizados con la serie se las apañarán estupendamente con los controles de Comanche, mientras que el resto se quedarán atrás, suplicando que les den unas lecciones básicas de vuelo.

Comanche

Comanche se divide en dos secciones: la de un solo jugador y la multijugador. El modo en el que se juega solo permite que los nuevos pilotos puedan entrenar y familiarizarse con las direcciones del viento antes de aventurarse en el modo online. Es una manera estupenda de hacerse con la mecánica del juego; sin embargo, la trama no tiene nada de especial, de hecho, es bastante insustancial.

Ahora mismo está disponible en acceso anticipado; en esta versión puedes embarcarte en una misión que está dividida en cinco capítulos. Empieza con la típica trama militar sobre una unidad que ha desaparecido; después, se desata el caos y tienes que reventar enemigos a diestro y siniestro. Por si la violencia gratuita no fuera suficiente, las misiones son básicamente un festival de barcos, personas y helicópteros que explotan; al final de cada una de ellas tendrás que hackear una puerta para pasar a la siguiente zona y repetir el proceso otra vez.

Para hacer más interesante la dinámica de juego, Comanche cuenta con una característica muy particular: la presencia de drones. Puedes pilotar un cuadcóptero diminuto equipado con armas minúsculas que puede moverse por sitios por los que no podrías pasar con un helicóptero normal. Este canijo te será de gran ayuda para las muchas (insistimos, muchísimas) veces en las que tengas que hackear algo, pero, aparte de esto, no sirve para nada más. Como punto de referencia, los hackeos no forman parte de ningún minijuego, solo tienes que mantener pulsado un botón y te tocará hacerlo muchas veces. Aun así, como ya dijimos antes, el modo para un jugador solo sirve para pillarle el truco a los controles y no es lo más importante del contenido; esa es la función de la versión multijugador.

ComancheComanche
Comanche

El multijugador está pensado como un combate de cuatro contra cuatro; ahora mismo cuenta con dos modos: Blackbox e Infiltration. En Blackbox básicamente a baja confirmada, y en él los equipos se enfrentan entre ellos y tienen que recoger las cajas que dejan caer los enemigos o los aliados para ganar o robar puntos. El modo Infiltration, por otra parte, consiste en buscar y en destruir, y ambos equipos tendrán que atacar los objetivos del otro y defender los suyos propios.

En general, la versión multijugador es mucho mejor que la de un solo jugador, ya que tienes control total sobre el helicóptero. Además, los mapas están más detallados y cuentan con más zonas transitables; por lo tanto, este modo es mucho más libre y más abierto con respecto al pilotaje de tu artefacto volador. Los problemas llegan cuando intentas unirte a una partida o buscar un equipo de jugadores contra los que competir, ya que hay pocas y probablemente la sala de espera no esté llena en las que puedas encontrar.

ComancheComanche

Como método de progresión y para mejorar la experiencia multijugador, Comanche presenta cinco helicópteros que puedes desbloquear y pilotar. Cada uno tiene su propio nombre molón y una peculiaridad que lo diferencia de los demás. Por ejemplo, el Rhino puede cargar contra los enemigos gracias a la resistencia de su estructura y el Ghost puede volverse invisible y esconderse del peligro durante un breve período de tiempo. Cuando desbloqueas estas aeronaves, tienes la sensación de que estás avanzando en el juego.

En retrospectiva, si lo que buscas es un simulador de combates con helicópteros divertido y con mecánicas de calidad (si es que puedes superar la curva de dificultad), Comanche podrá llenar ese vacío, al menos de forma temporal. Los controles, junto con unas mecánicas interesantes de combate, aportan una experiencia futurista de vuelo muy entretenida. No obstante, lo que le falla al juego es que el modo campaña es aburrido y el escenario multijugador es muy pobre, de manera que, al cabo de una hora, tienes la sensación de que ya lo has visto todo.

Comanche
ComancheComanche

Contenido relacionado



Cargando más contenido