Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilPokemon GoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
análisis
Conan Unconquered

Análisis de Conan Unconquered

Desatamos la barbarie a lo Conan con el nuevo juego de estrategia en tiempo real del estudio Petroglyph.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ya iba tocando juego nuevo de Conan, y al tener Funcom los derechos del bárbaro en este mercado, son responsables subsidiarios de Conan Unconquered, un título de estrategia creado por Petroglyph. Funcom también ha financiado la reciente joya Mutant Year Zero: Road to Eden, y antes de este, uno de nuestros juegos de aventuras favoritos de los últimos años, The Longest Journey. Sin embargo, es nuestro fornido bárbaro quien protagoniza la mitad de los títulos a sus espaldas. La trama de Conan Unconquered es una vorágine de sangre, sexo y, en palabras de sus creadores "olor a sudor, caballos y pis". Una maravilla, vamos. Su desarrollo está a cargo de un estudio que cuenta con veteranos de Star Wars: Empire at War y Command & Conquer entre sus filas, lo que quiere decir que el proyecto queda respaldado por varias mentes muy capaces al tratarse de la primera incursión de Conan en el género de la estrategia en tiempo real.

De entrada, la propuesta Conan Unconquered se aleja de las expectativas, sobre todo si tenemos en cuenta que la historia es totalmente independiente del resto del juego. La cuestión es que la trama se va desarrollando a través de una suerte de cómic accesible únicamente desde el menú principal, y conforme avanzamos por los seis escenarios disponibles, desbloquearemos más páginas del cómic. Sin embargo, puede que la palabra "escenarios" le quede un poco grande al juego, ya que nuestras acciones no guardan una relación especialmente estrecha con la trama. Básicamente nos enfrentaremos a algunos enemigos en concreto de los mencionados en el cómic. Por lo tanto, cuesta mucho seguir la historia cuando tienes que volver al menú principal para leer el argumento de la siguiente parte. Lo suyo habría sido poder ver un resumen de los acontecimientos entre cada episodio jugable. También cabe señalar que la interfaz no es lo que se dice intuitiva. Por poner un ejemplo, mientras leemos el cómic podremos ampliar la imagen hasta en tres escalas, pero si en un descuido sacas el cursor de la página, el zoom se revierte automáticamente, lo que hace de la lectura algo frustrante.

En resumidas cuentas, la historia nos narra cómo Conan se mete de lleno en un conflicto entre dos facciones para acabar decantando la balanza del lado de comandante Almaric. Tras alzarse con la victoria, Conan pone sus dotes de guerrero al servicio del comandante, quien las acepta bajo la condición de que el bárbaro pruebe su valía en combate (porque se ve que con lo de ganar la guerra, no basta). Mientras tanto, el malvado Nathok se dedica a cruzar el desierto con sus tropas de escorpiones para convertirse en el primer rival ante el que nos veremos las caras. Esta historia (al igual que el resto, como dejábamos caer antes) cobra forma a través del cómic. En lo que a la narrativa se refiere, la experiencia de juego resulta bastante dispersa y algo breve, si bien con un estilo de dibujado impecable. Habríamos preferido que el relato se desarrollara entre las misiones, una carencia que podría achacarse a la falta de tiempo y recursos por parte de Petroglyph y Funcom. Hablando en plata, Conan Unconquered no es un juego que compraríamos por su historia.

Conan Unconquered

A pesar de estas carencias narrativas, el juego destaca en sus mecánicas e impresiones generales. Como decíamos antes, Conan Unconquered es un RTS que parece beber de otros títulos como Dota junto con un modo horda clásico, aunando ambas influencias para crear algo único. Antes de embarcarnos en cada una de las misiones de la campaña, tendremos que escoger entre tres héroes, cada uno con sus propias habilidades y múltiples ventajas. Puedes jugar como Conan (faltaría más) u optar por Valeria o Kalanthes (en DLC, así que prepara la cartera). Y, por si fuera poco, que nos hagan el feo de tener que pasar por caja para desbloquear dos de estos personajes no será el único añadido que exija un desembolso extra. Lo cierto es que el juego tiene poco de ofrecer si decides no echarle más billetes, algo que, cuanto menos, resulta decepcionante.

Al inicio de cada misión nos encontramos en mitad de un mapa generado de manera aleatoria, con el objetivo de defender nuestra base de las oleadas de enemigos que vendrán a la carga para hacer mella en nuestras defensas. Tendremos más papeletas de vencer si nos centramos desde el principio en generar un colchón de fondos y recursos, en lugar de dedicar toda nuestra atención a las hordas, ya que así podremos cubrir los gastos de las defensas que necesitaremos tras superar los dos o tres primeros ataques enemigos. Patearnos el mapa mientras acabamos con varios bichejos y animales nos proporcionará más recursos, mientras que ir liquidando a los jefes le otorgará nuevas habilidades a nuestro héroe. No obstante, apenas dispondremos de tiempo para explorar, sobre todo cuando las batallas vayan aumentando en dificultad, ya que para entonces apenas tendremos ocasión de construir y mantener las defensas necesarias. Siempre sentíamos que nos faltaba tiempo para explorar antes de cada llegada de la ofensiva enemiga, que cada vez era más grande y difícil de superar. Por ejemplo, en la primera oleada nos las veremos con espadachines y lanceros, a los que acto seguido se sumarán la caballería y los escorpiones gigantes para engrosar la hueste enemiga. En la parte superior de la pantalla podremos ver qué unidades conformarán el siguiente ataque, algo que nos deja sentimientos encontrados. Por un lado, nos permitirá forjar una estrategia, pero a costa de cargarse el factor sorpresa.

Conan UnconqueredConan Unconquered

Como ya comentábamos, nuestra base deberá contar con provisiones, tales como comida, madera, oro y 'puntos de comandante', que obtendremos al crear varias estructuras. No podemos descuidar estas construcciones, y mejorarlas nos permitirá aumentar el número de recursos que se generan, algo que sin duda necesitaremos para contrarrestar las acometidas que nos quedan. También deberemos establecer diversos gremios, que introducirán avances tecnológicos y mejores unidades. Su papel será clave en cómo se desarrolle la partida, lo que hace que el tiempo sea aún más acuciante. Hay cuatro gremios: ingenieros, artesanos, eruditos y guerreros, todos con el objetivo de mejorar la calidad de nuestras instalaciones y de todo lo que estas generan. La idea en sí es buena, pero vimos cómo lo único que podíamos hacer era esperar a que terminaran de investigar. Si no les daba tiempo, la derrota estaba garantizada más pronto que tarde. Con la barra espaciadora se puede pausar la partida para tomarnos un descanso mientras echamos un vistazo general al panorama, algo que viene a mano aunque tengamos que seguir a la espera de los gremios.

Algo que nos extrañó durante la campaña fue ver cómo las hordas no paraban de embestir nuestras defensas una tras otra mientras únicamente aumentaba su complejidad. Vale que el mapa sea diferente en cada partida, pero eso no basta para aportar variedad al juego y mantener nuestro interés. Los pasos a seguir eran siempre los mismos, lo que pronto se convirtió en una experiencia monótona. Las primeras cinco ofensivas fueron fáciles y no exigían muchas defensas. En las cinco siguientes notamos el incremento de dificultad, que nos obligó a construir murallas y otras fortificaciones. De la 11 a la 15 los gremios empezaron a cobrar protagonismo, y así hasta el final. Todo se volvió un poco repetitivo, y esta fórmula es todo lo que Conan Unconquered nos proporciona. Aunque se puede jugar en cooperativo con un amigo, no es que haya mucho contenido para lo que cuesta el juego.

Da la impresión de haberse hecho con prisas y, que de haber dispuesto de más tiempo para el proyecto, Funcom y Petroglyph Games nos habrían dado un juego excepcional. Puede que contemos con mayor variedad con esos DLC que han prometido. De esperanzas vive el bárbaro.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Conan Unconquered
Conan Unconquered
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Gráficos muy logrados, buenos menús de mejora, acción intensa y con opción de pausar el combate.
-
La historia está mal integrada, no hay mucho contenido, los escenarios son repetitivos, apenas hay tiempo para explorar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Conan UnconqueredScore

Conan Unconquered

ANÁLISIS. Autor: Claus Larsen

Desatamos la barbarie a lo Conan con el nuevo juego de estrategia en tiempo real del estudio Petroglyph.

Conan Unconquered - impresiones

Conan Unconquered - impresiones

AVANCE. Autor: Bengt Lemne

Ha llegado el momento de establecer una defensa digna del famoso bárbaro, ya que en Conan Unconquered te enfrentarás a oleadas de enemigos, una tras otra.



Cargando más contenido