Español
Gamereactor
análisis
Crash Bandicoot: On the Run!

Análisis de Crash Bandicoot: On the Run!

Echamos un vistazo al nuevo juego móvil de Crash, un endless runner que incorpora elementos de algunos grandes clásicos de la serie.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Después de que Crash Bandicoot resurgiese tras el lanzamiento de N. Sane Trilogy allá por 2016, la serie ha seguido los pasos de la gran mayoría de franquicias del sector de los videojuegos y ha sacado su propio spin-off para móviles. Crash: On the Run! es un endless runner que trata de ofrecernos el mismo estilo y la misma emoción que un día nos ofrecieron los títulos principales del marsupial naranja en consolas. Este juego ya está disponible en dispositivos Android e iOS, y puede descargarse y jugarse de manera gratuita.

Todos sabemos que los juegos de Crash no han destacado precisamente por su capacidad narrativa, sin embargo, la de On the Run resulta especialmente limitada, ya que la sinopsis de la historia es lo único que nos permite enterarnos de lo que está pasando. En este título, como era de esperar, el Dr. Neo Cortex vuelve a traerse algo entre manos y, esta vez, ha reunido a todos los villanos para tomar el control de varias dimensiones. Aquí jugaremos en la piel de Crash y de su hermana Coco, y estará en nuestras manos el detener a estos villanos y devolverlos a las dimensiones de las que proceden.

Crash: On the Run! funciona como cualquier endless runner, ya que en él no podremos controlar la velocidad de movimiento de Crash y únicamente podremos cambiar su dirección deslizando el dedo hacia la izquierda o hacia la derecha. Por otro lado, nos encontraremos con tres carriles diferentes por los que podemos ir, los cuales están llenos de obstáculos (como cajas) y de enemigos que tendremos que esquivar, así como de hoyos sobre los que saltar. Para ser sinceros, los controles son bastante fáciles de pillar, y el juego no parece ser demasiado duro, ya que hay cajas de checkpoints que te permiten mantener tu progreso, al igual que en otros títulos de la serie.

El gameplay se divide en tres secciones diferentes. A lo largo de estas tendremos que luchar contra enemigos y jefes, fabricar nuevos objetos y realizar carreras para recoger nuevos materiales. Para avanzar, tendremos que vencer a una serie de jefes y a sus secuaces. Eso sí, para lograrlo, antes tendremos que contar con las armas adecuadas en nuestro inventario, ya que cada enemigo y cada jefe requieren que usemos unas en concreto. ¿Cómo podremos conseguir estas armas? Pues forjándolas con los materiales que hayamos recogido previamente en las carreras especiales de recolección.

Crash Bandicoot: On the Run!

Las batallas contra los jefes se centran mucho en la acción, por lo que tendremos que estar en continuo movimiento e ir cambiando de carril para esquivar sus ataques y lanzarles bombas coleccionables para bajar su barra de salud. Algo muy guay es que algunos de los jefes favoritos de la serie como, por ejemplo, Dingodile, Fake Crash y Nitrus Bio aparecen aquí, e incluso otros enemigos más oscuros a los que enfrentarnos como los Asistentes de laboratorio del primer Crash y las Máscaras elementales de La venganza de Cortex. No obstante, a pesar de que, en un primer momento, estos enfrentamientos son bastante disfrutables, rápidamente se vuelven repetitivos. Siempre infligimos daño de la misma forma y los jefes y los enemigos son prácticamente los mismos todo el rato, con ligeros cambios en lo que respecta a sus movimientos y a su diseño.

Otro aspecto que cabe comentar es que, aunque el gameplay nos ha parecido bastante adictivo, la progresión es demasiado lenta, a menos que estés dispuesto a desembolsar algo de dinero. Las armas que forjamos pueden llegar a tardar más de 20 minutos en estar listas, y el número de materiales que necesitamos para ello es cada vez mayor. Todo esto hace que avanzar sea muy frustrante y que parezca que estemos estancados, incluso puedes tirarte más de una hora en los últimos tramos para luchar con un enemigo. En nuestro caso, cuando llegamos al sexto jefe, perdimos la paciencia y el interés por seguir jugando y preparando los materiales.

Puede que criticar a un juego de móvil gratuito por sus microtransacciones no sea del todo justo, pero es que aquí estas se han implementado de una manera en la que, si no pagas, juegas en desventaja. Vamos, que parece que con la moneda de compra (que son los cristales morados) tienes un atajo para casi todo. Por ejemplo, puedes utilizar estos cristales para retomar la partida justo donde la dejaste antes de morir o para desbloquear cualquier objeto que te falte a la hora de fabricar armas. Además, estas microtransacciones y ofertas son muy intrusivas y te aparecen continuamente cada vez que completas una carrera y vuelves a la pantalla del mapa.

Crash Bandicoot: On the Run!

Sin embargo, algo que nos gustó bastante fue el hecho de que On the Run! se mantuviese tan fiel a la serie principal. En los diferentes niveles en los que corremos nos encontramos con elementos de otras aventuras de Crash y, además, se incluyen muchos de los temas musicales característicos de la serie. Por otro lado, las skins que se pueden comprar también las hemos visto ya en otros títulos como, por ejemplo, la de Biker Crash de Warped y la de Blue Hyena Crash de Nitro-Fueled, que son nuestras dos favoritas. En definitiva, la experiencia no parece un intento vago de sacar dinero en este aspecto, y hay que admitir que es divertido ver tantos pequeños guiños a clásicos anteriores.

Antes de terminar, tenemos que decir que Crash: On the Run! es, sin lugar a dudas, uno de los juegos móviles con mejores gráficos de todos los que hemos jugado (lo jugamos en un Sony Xperia 5 II). Los efectos visuales cobran vida gracias a un montón de colores brillantes, y las sombras y los efectos de iluminación son impresionantes para un título de móvil. Además, aunque sigue sin poder compararse con los últimos lanzamientos de Crash, como It's About Time y N. Sane Trilogy, tampoco se nota mucho el salto de calidad de un juego a otro.

Puede que este título sea muy fiel a la serie, pero pierde muchos puntos al estar plagado de microtransacciones y al contar con un gameplay tan repetitivo, lo que hace que no merezca mucho la pena jugarlo. Sin pagar, nos sentimos en gran desventaja, y la tarea de reunir objetos y convertirlos en armas nos pareció demasiado pesada. Sin embargo, es cierto que deja ver ciertos destellos de potencial, ya que sus gráficos son impresionantes para un juego móvil y ha sido creado por fans de la serie, pero lamentablemente no está al nivel de los últimos lanzamientos de Crash.

Crash Bandicoot: On the Run!Crash Bandicoot: On the Run!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Es fiel a la serie. Los gráficos son impresionantes teniendo en cuenta que es un título para móviles. El núcleo del juego puede llegar a ser adictivo.
-
Las microtransacciones son demasiado intrusivas. Las batallas con los jefes y con los enemigos acaban siendo muy repetitivas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Crash Bandicoot: On the Run!Score

Crash Bandicoot: On the Run!

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Echamos un vistazo al nuevo juego móvil de Crash, un endless runner que incorpora elementos de algunos grandes clásicos de la serie.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.