Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Crayta

Crayta - impresiones de salida

Este exclusivo de Stadia trae consigo herramientas de creación y un amplio abanico de posibilidades a las que jugar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Si alguna vez has utilizado las herramientas de creación de Fortnite o construido tus propios minijuegos en Roblox, Crayta podría interesarte. Se trata de un exclusivo de Stadia que se centra en la creatividad y en un sistema de juego sencillo. He tenido la oportunidad de probarlo para comprobar qué es lo que nos ofrece y lo más importante, qué nos puede llegar a permitir crear. También cabe destacar que es el título con el que Google va a lanzar la beta de State Share, tecnología con la que puedes entrar al mundo de otro jugador simplemente a través de un link (conseguí que funcionara tras trastearlo un rato, aunque podría ser un poco más intuitivo).

Hay muchas maneras de jugar y todas están disponibles desde el menú principal. He probado algunas de ellas, a veces por mi cuenta y otras junto a mis hijos (el público objetivo de este juego). De hecho, me parece un poco extraño que tenga una calificación de PEGI 12, aunque sea necesario porque cuenta con rifles de asalto, lanzacohetes y cosas por el estilo. Ya se están incluidos una serie de modos de juego medianamente violentos, por lo que ya no puedo dejar a mis hijos jugarlo sin mi supervisión, lo cual es una lástima, porque creo que se lo podían haber pasado muy bien inventando y montando cosas con las herramientas de creación tan sólidas con las que cuenta Crayta.

En cuanto a lo que hay disponible para jugar, el estudio Unit 2 Games nos presenta una considerable cantidad de formatos de partida. Hay un modo de speedrun, que resulta un poco torpe bajo mi punto de vista, pero lo que realmente me gustó fue un modo llamado Zombie Tag, en el que te persiguen zombis con enormes calabazas en la cabeza hasta que te conviertes en uno de ellos. También se incluye un juego de combate con varios escenarios a elegir que estaba sorprendentemente bien detallado, aunque no contaba con el número de jugadores necesario para hacerlo realmente interesante. De hecho, este es uno de los que más recuerdo, principalmente por su banda sonora increíblemente abrumadora que parecía sacada de una película de acción de principio de los 90.

A mis hijos les llamó la atención el modo de Prop Hunt, uno muy popular parecido al escondite que les he visto jugar variaciones en muchos otros títulos (vaya, hasta yo he jugado a Typhon Hunter en Prey, es la misma premisa básica). Los jugadores se van moviendo y, cuando encuentran un buen sitio, se convierten en un objeto cotidiano y se esconden a simple vista. También hay otro modo en el que los equipos deben recoger monedas e ir acabando con sus rivales, todo esto en un ambiente del oeste americano. Luego nos dispusimos a probar un modo llamado Super Doom Wall, una especie de concurso de disparos con alocadas físicas y frenéticos saltos.

Crayta

Hay uno de conseguir materiales y minería para los jugadores que quieran evocar el espíritu de Minecraft y, por tanto, no todos los juegos tienen por qué ser violentos. También hay otro inspirado en Overcooked en el que trabajas con otros jugadores para elaborar comidas a base de cortar y preparar los ingredientes. Parece que los desarrolladores han hecho un muy buen trabajo al dejar listas una serie de maneras de jugar para que los jugadores se den cuenta de la cantidad de cosas que pueden hacer con las herramientas de las que disponen.

En cuanto a esas herramientas, puedes colocar objetos fácilmente y construir tus propios entornos para crear libremente (a lo sandbox). Y lo que es más, hay un montón de líneas de código predefinidas y plantillas disponibles para que puedas, por ejemplo, hacer tu propio shooter. Y no nos referimos a hacer un simple duelo a muerte por equipos, sino a que hay muchas más opciones para que los jugadores expresen su creatividad y creen modos de juegos más sofisticados.

Cuando se trata de crear nuevos niveles puedes utilizar uno de los ejemplos que ya vienen incluidos o empezar uno desde cero (algo que no recomiendo a los que estén empezando). En ambos, hay un montón de elementos disponibles, desde texturas hasta efectos de sonido. Está claro que hay mucho más por añadir, en concreto en temas de IA, pero la cantidad de opciones disponibles hasta ahora ya es impresionante. Más adelante, mientras estás construyendo, puedes pulsar un botón para hacer una vista preliminar de cómo quedaría tu creación y comprobar si era como te lo habías imaginado. Todo parece bastante fácil de comprender y asimilar, a pesar de que estábamos jugando en una televisión pequeña con un mando y haciendo cosas bastante simples y, he de añadir que sería mucho más sencillo hacerlo con un ratón de ordenador (y el Advanced Mode sólo está disponible de esa manera, que es lo que te interesa tener a no ser que quieras hacer algo realmente básico).

El movimiento de los personajes se ve un poco tosco pero los controles son definitivamente funcionales (y mejores que el básico abanico de movimientos que ofrecía Roblox). El sistema de plataformas se hace frustrante a veces debido a la rigidez de algunos movimientos, algo que se nota menos a la hora de disparar. Puedes ir cambiando el ángulo de la cámara si quieres una perspectiva en tercera persona, una más cercana y que puede ser útil en alguna situación concreta. Sin embargo, yo volví a poner la cámara en el ángulo por defecto, ya que Crayta está claramente diseñado para ser jugado de esta manera. Este juego se ha inspirado en Fortnite en muchos aspectos, tanto en su apariencia caricaturesca como en los controles. Va incluso más allá, ya que también incluye un perfil de progresión, contenido por temporadas y una tienda de complementos estéticos si deseas gastar dinero adicional en atuendos o en lo que sea.

El principal problema con el que nos encontramos es el número de jugadores, que es algo que puede que se solucione con el tiempo o puede que no. En esta situación, debes asumir que el destino de Crayta está ligado intrínsecamente al destino de su plataforma, Stadia. Hay bastantes modos de juego disponibles que cuentan con un puñado de jugadores cada uno, pero no mucho más. Esto es algo que puede perjudicar a los modos de juego en sí y hacer que todo se sienta un poco vacío, pero se ve claramente adónde quieren llegar.

Todavía es muy pronto (de ahí que no incluyamos una valoración ni hagamos un análisis de Crayta completo) y es difícil juzgar Crayta por lo que puede llegar a ser, especialmente cuando su destino está tan ligado al de su plataforma. Si Stadia no tiene éxito Crayta tampoco lo tendrá, así de simple. Si la plataforma de Google logra a largo plazo coger el impulso que necesita, entonces podrá llegar a ser un gran éxito entre jugadores con mentes creativas (especialmente si han contratado la suscripción Pro). Creo que será especialmente interesante para aquellos que quieran construir y crear con amigos y luego liarla con cualquier locura que surja de esa creatividad e imaginación. Sin duda tiene un montón de potencial y estamos ansiosos por saber qué es lo que le depara a Crayta.

Crayta

Contenido relacionado



Cargando más contenido