LIVE
logo hd live | The Great Ace Attorney Chronicles
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
Dark Souls III

Análisis de Dark Souls III: Ashes of Ariandel

Una nueva expansión que nos lleva a un mundo nevado con un apartado PvP más pulido y divertido.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Para muchos de nosotros no hay nada mejor que superar las duras batallas que ofrece Dark Souls, aunque impliquen intensas penurias, y desde la salida de Dark Souls III en primavera, los seguidores de la serie teníamos más ganas que nunca de volver a hacerlo. Ashes of Ariandel es la primera de dos expansiones que nos ofrecerán esa gran satisfacción una vez más, en esta ocasión llevándonos al mundo nevado sacado de una antigua y misteriosa pintura.

Las personas que ya están familiarizadas con el 'lore' del juego por supuesto ya saben todo acerca de la pintura maldita, acerca de Friede, Forlon y la historia que hay tras ellos. Como ya es costumbre, no se dice nada de esto en el juego, tan solo de pasada a través de comentarios de los personajes que conoces y en las descripciones de armas u otros equipamientos que encuentras. A algunos les encanta esta forma de contar historias y otros la odian como si fuese una plaga, y posiblemente no le haría mal al juego tener una narrativa más sólida (lo mismo se aplica a Bloodborne), pero por otro lado el mundo de alguna manera es más emocionante de explorar cuando te alimentas de las constantes migajas que suelta y que dan pistas sobre lo que ocurre a nuestro alrededor.

La expansión nos lleva a un hermoso mundo cubierto de nieve que es tan terrorífico como tentador. Justo al principio nos encontramos con un grupo de hombres que, por el aspecto que tienen, no están ahí para darnos la bienvenida a una estación de esquí. Y efectivamente, están para matarnos, como todo en Dark Souls. El nivel recomendado para Ashes of Ariandel es en torno al 70, por lo que nos aventuramos a ver qué pasaba con nuestro caballero de nivel 68.

El reto es perfecto y aunque los nuevos tipos de enemigos que encuentras no ofrecen siempre un gran desafío, por supuesto hay excepciones. Uno que siempre solíamos temer en Dark Souls 3 eran los malditos (y espantosos) perros, que nos atacaban y mordían por todas partes. Por suerte para nosotros, en Ashes of Ariandel no hay un solo perro. Sin embargo...

La temática y el escenario de la expansión es el terreno nevado, ¿y cuáles son los animales de cuatro patas que habitan normalmente estos sitios en invierno? Los lobos, evidentemente. Estas criaturas están por todas partes y de muchos tamaños. Al principio pensamos que tendrían los mismos patrones de ataque que los perros del juego principal, pero nada más lejos de la realidad. Los lobos no son tan agresivos como suelen ser otros enemigos de Dark Souls III; se quedan a cierta distancia y esperan en grupo antes de decidirse a atacar todos al mismo tiempo. Aquí tienes que tomar ventaja y ser rápido antes de que puedan pedir refuerzos, lo que puede hacer que la batalla cambie en tu contra por completo.

Fundamentalmente hay nuevos enemigos y varían desde los que son soldados menores a grandes caballeros con armas gigantescas, así como criaturas a las que preferirías no ver. La expansión incluye dos jefes finales y unas diez hogueras, llevándonos cinco horas acabarlo de principio a fin en nuestra primera partida, lo que en perspectiva quizás sea demasiado corto. Justo cuando arranca de verdad y una vez estamos enfrascados y preparados para más, termina de repente y lo cierto es que esperábamos un par de horas más al menos.

Dark Souls III

Como de costumbre, sin embargo, la sensación de descubrimiento en el centro de todo. Realmente queríamos explorar cada rincón del mundo para encontrar secretos escondidos y aprender más sobre lo que estaba pasando en la pintura. Citando a Sir William en el juego: "Todo secreto debe pedir ser encontrado. Tal es la función del que se proclama buscador de la verdad".

Como hemos mencionado, quedamos impresionados por el mundo de las cenizas de Ariandel. Es tranquilo y terrible al mismo tiempo, sintiéndose como una parte real del mundo en Dark Souls 3, aunque técnicamente sea solo una pintura. Hay, por el contrario, algunos errores relacionados con la inestable tasa de frames que es incluso mayor que en el juego principal. En cualquier caso, la música atmosférica es hermosa e icónica, y en resumen, Ashes of Ariandel hace las cosas bien cuando se trata de atmósfera y hay batallas con jefes finales brutalmente épicas que de alguna manera compensan su corta duración y los problemas de rendimiento.

Un añadido muy interesante a la expansión es la posibilidad de luchar en arenas mediante el matchmaking. El PvP (jugador contra jugador) es una parte importante de Dark Souls III y aparecer en las partidas de otras personas sin invitación es siempre muy divertido. En Dark Souls: Ashes of Ariandel ahora puedes acceder a arenas de batalla en las que hay un montón de modos diferentes para elegir. Hay duelos clásicos, uno contra uno, combates en grupo dos contra dos o tres contra tres, y una modalidad muy loca de todos contra todos donde seis personas se reúnen en una zona pequeña durante 300 segundos en la que pegarse tanto como quieran.

Es muy fácil entrar en una partida, aunque en el momento de escribir esto solo hay una arena disponible. Es una gran oportunidad para dar el salto y probar diferentes tipos de personajes y armas, así como experimentar con un estilo que se adapte a ti (el cual luego puedes cambiar para el juego principal si así lo deseas). También puedes quedar con amigos mediante contraseña, si tienes suficientes amigos para este modo, claro. Si quieres jugar un dos contra dos junto a un amigo contra rivales de otros mundos no puedes usar contraseña y al final es una odisea que acabéis en la misma partida, lo cual es triste ya que realmente habría sido divertido combatir juntos y sembrar el pánico. La falta de tablas de clasificación se traduce en que la arena carece de profundidad, a pesar de que sigue siendo muy divertida.

Ashes of Ariandel es un gran añadido al ya maravilloso Dark Souls III. Sin embargo, es demasiado corto y la arena podría haberse trabajado un poco más. Aun con todo, el mundo del juego es como un lienzo sobre el que se dibujan las historias y funciona de forma soberbia. Todo termina de forma abrupta tras un jefe monstruoso que molaba mucho y que nos deja con ganas del siguiente DLC. Eso sí, la segunda expansión no llegará pronto.

Dark Souls IIIDark Souls IIIDark Souls III
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Nuevos enemigos muy chulos a los que hacer morder el polvo, un mundo de juego precioso, la exploración es brillante, genial banda sonora, las arenas multijugador Undead Match son muy divertidas.
-
Tasa inestable de frames, demasiado corto, no es fácil jugar en la arena con amigos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.