Español
Gamereactor
análisis
Dead Island 2

Análisis de Dead Island 2

Tras un retraso indebidamente largo y un infierno de desarrollo, por fin llega el momento de jugar Dead Island 2. ¿Ha merecido la pena la espera?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Tras una introducción muy intensa, me encuentro en un avión con dirección a un lugar seguro, acompañado por un diverso grupo de famosas personalidades. El apocalipsis zombi ha sacudido Los Ángeles, ciudad a la que este título se refiere como Los Demonios. Escogí jugar como el stripper Ryan, el personaje tanque del juego, porque ya sabía que el viaje no iba a ser tan tranquilo como aparentaba.

Como ya comenté en mis primeras impresiones, habría sido en cierto modo anticlimático que el juego, tras un desarrollo infernal casi sin precedentes, hubiera consistido solo de un vuelo hacia la seguridad y ahí se acabase la aventura. Por supuesto, al avión apenas le da tiempo a levantar el vuelo antes de estrellarse. Afortunadamente, Ryan sobrevive y se reúne con una de las celebridades supervivientes de Los Angeles en Bel-Air, donde comienza la aventura real.

HQ

A simple vista, no se aprecia lo duro que los creadores han trabajado para lanzar este título, que se ha ido pasando de estudio a estudio como si fuese una pelota de baloncesto. Se trata de Dead Island en estado puro, un juego al que le dediqué bastante tiempo cuando salió. Muchos de sus elementos característicos se pueden identificar en esta secuela: un paraíso vacacional invadido por monstruos, una dinámica de juego basada en coleccionar todo tipo de herramientas para usar como armas, habilidades que desbloquear, mejoras del equipo, un Modo Furia que puedes activar y un mundo de supervivientes que necesitan tu ayuda.

Publicidad:

Al inicio parece que Ryan es inmune a las mordeduras de zombis, así que está convencido de que puede ayudar a elaborar una vacuna. Esto le lleva a emprender un recorrido por incontables puntos de referencia de Los Ángeles. Creo que la ciudad de Los Ángeles está increíblemente bien representada, sobre todo durante el día, y en numerosas ocasiones me apeteció comprar un vuelo para viajar ahí tras haber destruido unas cuantas calaveras zombis por los bulevares bordeados de palmeras bajo el sol abrasador.

Desde el primer momento, hay algo que me molesta. Me resulta muy difícil ignorar el hecho de que Dead Island 2 dé la sensación de ser un juego viejo y que funcione mucho mejor para jugar en PC con ratón y teclado que con un mando. Este problema se debe a múltiples razones, pero una de las más relevantes es que los creadores no han ofrecido una gran variedad en la dinámica. Tendrás que buscar un sinnúmero de objetos para poder avanzar, con un mando que parece demasiado rígido.

Los tipos de misiones que existen son muy anticuados y los puzles suelen consistir en hacer click en algo, descubrir qué necesitas (una pila, una regadera, una llave...) e ir a buscarlo para poder continuar. De vez en cuando surgen retos más complicados como utilizar el agua para conducir la electricidad a un objeto. Aun así, todas estas acciones se explican con anterioridad, con lo que nunca resultan excesivamente difíciles. Mientras buscas los objetos, aparecen zombis contra los que te tienes que enfrentar, y con suerte también te encuentras otros materiales por el camino que podrás usar más adelante para reparar o mejorar tus herramientas. Sin embargo, no me acaba de convencer que haya múltiples objetos para recoger en cada habitación, porque recolectar los materiales no es muy divertido y no hay una variedad amplia. Sin contar con la precisión del ratón, fue más complicado recoger la chatarra o los trastos electrónicos que necesitaba desesperadamente, así que tuve que parar e interrumpir el ritmo del juego.

Dead Island 2Dead Island 2
Publicidad:
Dead Island 2Dead Island 2Dead Island 2

Por suerte, las peleas son mucho más interesantes. El juego está plagado de distintos tipos de enemigos y es importante tener el equipo y habilidades apropiadas para enfrentarse a ellos. Los creadores han presumido mucho sobre el hecho de que puedes despedazar literalmente a tus enemigos, lo que funciona sorprendentemente bien. Al comienzo de la aventura, a menudo decidí partir las piernas de mis oponentes para que se arrastrasen hacia mi con los huesos saliendo de los muñones en lugar de atacar rápido y correr en grupo. Esta característica continúa siendo entretenida durante todo el juego (nunca decepciona poder cortar una mandíbula hasta tal punto que cuelgue de la carnosa cara de zombi), pero acaba convirtiéndose un poco en una trampa contra enemigos más difíciles cuyas partes del cuerpo no se pueden cortar tan fácilmente.

En los combates también hay un sistema de bloqueo que te da la oportunidad de contraatacar con rapidez. Sin embargo, no parece infalible, porque el sistema de juego es algo burdo y no se puede utilizar con la precisión a la que estoy acostumbrado como entusiasta de los juegos de lucha.

A menudo te encuentras con trampas que puedes utilizar para provocar muertes espectaculares, como echar agua cerca de cables sueltos o usar gasolina para convertir a los zombis en hogueras andantes. Ninguna de ellas es especialmente innovadora o increíblemente buena, pero aún así funcionan más que bien y resultan entretenidas, con excepción de las peleas contra jefes, en las que las trampas son más obvias y las puedes emplear para lograr una victoria fácil.

Por lo general, opino que las armas que se van estropeando al usarlas en combate suelen estorbar más de lo que aportan a los juegos. Entiendo que los creadores quieren introducir un reto más y alargar el tiempo de juego haciendo que tengas que buscar materiales para repararlas constantemente, pero que una palanca gigante se vuelva inservible tras destruir algunas calaveras de zombi medio disueltas no tiene mucho sentido. Además, obtienes tantos materiales como para nunca tener que deshacerte de tus objetos favoritos, que puedes reparar un número infinito de veces, así que este desgaste solo resulta una molestia. Por otro lado, mejorar las armas en las mesas de trabajo que vas encontrando es muy fácil y divertido. Por extraño que parezca, añadir propiedades flamígeras a tu palo de golf es bastante satisfactorio.

La sustitución de un árbol de nivel por un mazo de habilidades es muy bienvenida, porque resulta un sistema flexible que te permite escoger qué habilidades quieres llevar activadas en cualquier momento. Cuanto más avanzas, más habilidades puedes tener activas al mismo tiempo, y también tienes más cartas distintas para elegir. Yo mismo invertí mis recursos en las características de control de masas, que me parecieron muy útiles.

Dead Island 2Dead Island 2

Dead Island 2 ofrece un mundo muy creíble que fue abandonado a toda prisa. Por todas partes hay rastros de las vidas normales y corrientes de mucha gente antes de que comenzase el apocalipsis zombi. Es muy emocionante inspeccionar las casas e intentar adivinar qué ocurrió en ellas. Se pueden recoger muchos de los objetos que vas encontrando, lo que aporta aún más información a la historia. Presenta también muy buenos ejemplos de crítica social que creo que deberías descubrir por ti mismo.

Los supervivientes que me fui encontrando a menudo me daban misiones secundarias con recompensas variadas. Hice bastantes, pero a pocas las puedo llamar buenas o memorables. Muchas veces trataban de ir a un área específica y matar algunos zombis, a veces con algún giro como asesinarlos con fuego o tirarlos de un saliente alto. Los personajes que encargan las misiones no tienen una buena caracterización y sus personalidades son casi provocadoramente planas, como la del influencer que conoces al principio que quiere grabarte mientras matas a los zombis. Podría haberse hecho algo mucho mejor en este aspecto.

HQ

En general, Dead Island 2 es una aventura muy entretenida, sobre todo si tienes a alguien con quien jugar en cooperativo. Es sustancioso, largo y en algunos momentos, genial. Como unas vacaciones digitales un poco extrañas en Los Ángeles. Por desgracia, también es tan fiel al original que está falto de sorpresas y su estructura parece muy antigua. Por otro lado, el original era un juego muy bueno, y este también lo es, aunque no acabe por llegar al nivel de su predecesor.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Maravillosa interpretación de Los Ángeles. Divertido sistema de mejoras. Intensos combates. Soporte cooperativo. Variedad de personajes jugables. Excelentes gráficos.
-
Misiones secundarias aburridas. Demasiada recolección de recursos. Se siente demasiado rígido.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Dead Island 2Score

Dead Island 2

ANÁLISIS. Autor: Jonas Mäki

Tras un retraso indebidamente largo y un infierno de desarrollo, por fin llega el momento de jugar Dead Island 2. ¿Ha merecido la pena la espera?



Cargando más contenido