Español
Gamereactor
avances
Dead Island: Riptide

Dead Island: Riptide - impresiones

Volvemos a un paraíso zombificado para ponernos a los mandos de Dead Island: Riptide y preguntarnos si la falta de miedo puede ser un problema.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El apocalipsis zombi en paraíso tropical del estudio polaco Techland fue una sorpresa del todo positiva cuando llegó al mercado hace dos años. Un concepto que se centraba en la supervivencia y ofrecía una nueva perspectiva sobre el género. Dead Island: Riptide es menos un auténtico sucesor, más una 'secuela' muy retocada. La tecnología y la mayoría de las mecánicas siguen igual, pero el juego hace unas cuantas cosas de forma diferente. Riptide ofrecerá aún más acción y todo sigue la misma consigna: potenciar la violencia.

Es una consigna absolutamente literal. Como introducción antes de nuestra partida de prueba, nos enseñan un clip de 'gameplay' a bordo de un crucero militar australiano que se ve azotado por una fuerte tormenta y que está repleto de muertos vivientes hambrientos de carne, dos factores que convierten al navío en una enorme trampa. El jugador asume el papel de John Morgan, soldado y nuevo personaje jugable en el plantel de la franquicia.

John sabe cómo enfrentarse a los zombis. Y lo sabe muy bien. La huida por el interior del barco y por la cubierta es más bien la demostración de un asesino veterano, no la carrera de un superviviente aterrorizado. Pero antes de patear los desagradables rostros, vemos a Morgan combatiendo con la nueva amenaza de la serie: el agua.

Dead Island: Riptide
Publicidad:

Al principio, John se abre camino desde la sala de máquinas hasta la cubierta superior, donde espera el helicóptero. Pero avanzar es muy complicado, porque las salas de más abajo comienzan a llenarse de agua, obligándole a vadear la corriente creciente y a la vez evitar a los atacantes. Una vez en la cubierta, al fondo divisamos unas olas tremendas, una de las cuales es capaz de volcar el crucero, carga y cuerpos saliendo disparados. Un último tiroteo y la imagen se va a negro. Nos toca jugar.

Entre la demostración y la partida a los mandos ya hemos llegado a Palanai, una isla que también forma parte del Archipiélago de Banoi y que por supuesto también sufre la plaga zombi.

Palanai fue víctima de una gran inundación, de modo que varias secciones de la isla se encuentran sumergidas. No sólo hay que pasar por áreas hundidas para explorar la isla, sino que un nuevo sistema climático dinámico provoca tormentas repentinas que azotan la isla o lluvias monzónicas que entorpecen la visión. Estos fenómenos ocurrirán de forma aleatoria, pero los desarrolladores también aprovecharán este nuevo sistema para momentos más atmosféricos y cinematográficos.

Otro cambio afecta a la cantidad de munición disponible: los cargadores no se quedarán vacíos tan a menudo; si bien el énfasis todavía se sitúa sobre el combate cuerpo a cuerpo, los diseñadores quieren obviamente subir el nivel de acción. Las armas de fuego aparecen con más frecuencia, pues tanto los habitantes de la isla como los personajes jugables son ahora conscientes de la amenaza zombi y formulan mejores 'contramedidas'.

Publicidad:
Dead Island: RiptideDead Island: Riptide

Por lo tanto, actuamos con un plan medianamente elaborado. Al llegar a la isla tropical lo primero es buscar por lugares seguros y oímos hablar, por ejemplo, de un viejo cine que podría ser ideal. Por el camino vemos que el pequeño pueblo de Henderson está estructurado de forma vertical. Las zonas más bajas se encuentran parcialmente inundadas y hasta arriba de cadáveres... todos posibles zombis. Escalar hasta las azoteas es más seguro, pero también es más fácil encontrar un mejor botín si saqueas las zonas inferiores anegadas por el agua.

Los desarrolladores nos enseñan un arma nueva y muy efectiva. A sabiendas de que los zombis son sensibles a cierta frecuencia, lanzan una mina por radio de diseño especial, que revienta los cráneos de los muertos vivientes cuando se acercan. La capacidad de mejorar armas remendando el material desechado también ofrece opciones interesantes (tanto en sus nombres como en sus efectos), aunque nos preocupa un poco que en este juego estemos demasiado bien preparados como para sentir miedo y tensión suficientes.

Durante la presentación conocimos también muchas técnicas de combate inéditas, como saltar sobre los zombis que estén más abajo, una patada despiadada que manda los cuerpos a otra habitación o el modo Furia. Es gracioso que se hayan inspirado en los vídeos que produjo la comunidad tras el lanzamiento del original. Atender los deseos de los fans podría ser otra de las causas del incremento en la acción.

Dead Island: Riptide

Pero también sabe enlazar bien con la historia. Los supervivientes del primer juego se han hecho más fuertes, algo que de alguna forma había que reflejar aquí. Se compensa mediante la necesidad de proteger o ayudar a otros PNJ que se unen en las mayores batallas, y también puedes meterte para quitarle de encima un zombi a otro jugador. Una vez más, la consigna: crece la violencia... pero sabemos contestar.

También hay una modalidad co-op para cuatro jugadores, que deberán trabajar en equipo para completar misiones y enfrentarse a hordas de zombis. La colaboración y el apoyo es muy importante, como comprobamos en tres flashes de la demostración. Fortificar una zona segura circular con vallas antes de que aparezca una horda de atacantes -un par de jugadores cubren el puente de entrada, otros dos patrullan las vallas y repelen a los zombis-. Una persona conduce un coche hacia otro destino mientras otros se montan y se mantienen alerta. Tres jugadores protegiendo a otro cuando lleva un motor a una lancha cercana para hacerla arrancar y poder escapar.

Si colocas tu mirilla en un punto de interés o en una dirección general y luego pulsas un botón, activarás un icono en pantalla que servirá de baliza para los otros jugadores. Puedes comerciar con los objetos, o utilizar un banco de trabajo por turnos para construir y personalizar armas.

Sin embargo, incluso con nuestro guía desarrollador, con tantas rutas a través de chabolas hubo poca coordinación y no compartimos muy bien los descubrimientos. Cada uno iba por su cuenta. También es cierto que puede deberse al breve tiempo que pasamos con el juego, y a que todos querían ver y experimentar todo lo posible fuera del camino principal. Además, con los potentes conjuntos de armas, los encuentros con los zombis no dieron casi problemas.

Por desgracia, la respuesta a la pregunta más importante deberá esperar al lanzamiento en un mes: si será divertido (y tenso) luchar contra los zombis. El co-op, el sistema de clima y los nuevos personajes son sin duda bienvenidos, pero hasta que no pasemos mucho más tiempo con el juego es imposible averiguar si la mayor baza de la franquicia (la lucha desesperada por la supervivencia) sigue ahí.

HQ
Dead Island: Riptide
Dead Island: Riptide
Dead Island: Riptide
Dead Island: Riptide
Dead Island: Riptide
Dead Island: Riptide

Contenido relacionado

0
Dead Island: RiptideScore

Dead Island: Riptide

ANÁLISIS. Autor: Ramón Méndez

El revuelo que ocasionó el primer tráiler de Dead Island es algo que pasará, sin duda, a los anales de la industria del videojuego y de la mercadotecnia...

0
Dead Island: Riptide - impresiones

Dead Island: Riptide - impresiones

AVANCE. Autor: Martin Eiser

Volvemos a un paraíso zombificado para ponernos a los mandos de Dead Island: Riptide y preguntarnos si la falta de miedo puede ser un problema.



Cargando más contenido