Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Destiny 2

Destiny 2: Los Renegados - impresiones

Bungie ha decidido meter a la primera gran expansión de Destiny 2 un toque del Salvaje Oeste.

Facebook
TwitterReddit

Destiny 2 cumple un año en septiembre y Bungie tiene preparada una gran celebración. El día 4 llega la tercera expansión del juego tras La maldición de Osiris y El estratega, aunque esta es la mayor de toda, la primera que puede y debe cambiarlo todo. No es solo una ampliación de contenido, es la llave para dar la vuelta a una dinámica negativa que se intauró a las pocas semanas del lanzamiento a pesar de las ventas fabulosas del estreno. Como ocurrió con Destiny: El Rey de los poseídos, tiene la obligación de ser un salvavidas.

Los Renegados cuenta la historia de una fuga de la prisión de los Antiguos que provoca la muerte de uno de los personajes favoritos de la serie, Cayde-6. La respuesta de los Guardianes es poner en marcha una misión de venganza en Costa Enredada, una tierra abandonada que recuerda mucho a los parajes del Salvaje Oeste compuesta de asteroides, protegida por ocho tipos muy peligrosos que están al acecho de lo que pueda ocurrir. No cabe duda, y se pudo comprobar desde el mismísimo primer tráiler, que estamos ante un capítulo muy oscuro de la historia de Destiny, en el que los asuntos personales van a tener más peso. Esto no se trata del futuro de las especies ante la gran guerra, tan solo de enfrentarse a unos cuantos criminales que forman parte de lo peorcito de la galaxia.

Esta expansión trae, como es costumbre, todo tipo de equipamiento y armamento. Lo que más nos ha gustado son las nuevas súpers para todas las clases y un tipo de arma adicional, el arco con sus flechas. Tuvimos la ocasión de jugar la primera misión recientemente y fue suficiente para poner en perspectiva lo que en principio parece una idea atroz, enfrentarse con un arco a un tipo que lleva un bazooka. Pues os tenemos que decir que se ha convertido en una de nuestras armas favoritas porque es un placer tensar la cuerda, alinear la punta y ¡headshot!

Destiny 2Destiny 2

Hablando de armas, Destiny 2: Forsaken trae consigo una revisión completa del sistema establecido. Ya no va a restringir lo que cada jugador acopla o no a su personaje en sus huecos, así que a partir de ahora si alguien quiere ir con tres escopetas al hombro, que lo haga. Es una medida que han tomado tras escuchar las críticas que les han llovido desde el lanzamiento, y no es lo único que han cambiado a sugerencia de los jugadores. La mayor novedad, sin embargo, es el nuevo modo multijugador Gambito. La intención de los diseñadores es combinar JcJ con JcE en dos fases. Primero, dos equipos de Guardianes que están en un mismo mapa deben enfrentarse a hordas de enemigos controladas por la CPU en su propia zona.

Los jugadores van recopilando motas a medida que acumulan bajas hasta que tienen suficientes como para que aparezca un Primordial, el jefe que hay que tumbar para ganar el duelo (hacen falta 75 y van por bloques). La parte competitiva de este modo es que, en cualquier momento, los miembros de un equipo se pueden meter en el terreno del otro para boicotear su lucha. Con todas las consecuencias para ambos bandos que esto implica, así que abre un abanico amplio de tácticas que poco a poco iremos viendo desplegadas, a medida que los jugadores vayan comprendiendo la dinámica y los ritmos. Cuando jugamos nos pareció muy divertido porque había mucha incertidumbre sobre cómo actuar, cuándo actuar o qué hacer con las habilidades. ¿Tiene más sentido ir a saco al principio para despertar a Primeval antes o mejor ralentizar a los otros? Tenemos la sensación de que va a ser un éxito.

Destiny 2Destiny 2

No nos dio tiempo a jugar mucho a Los Renegados y sabemos que hay elementos como la Raid que hasta el último día no son evaluables, pero al menos pudimos probar lo más importante, lo que viene destinado a cambiar esa dinámica. La expansión se estrena a principios de septiembre, lo que significa que también hay un cambio en la forma de gestionar los DLC por parte del estudio y de Activision. Habrá tres expansiones pequeñas en este Año 2, y la única forma de conseguirla es comprarlas todas juntas en el pase de temporada anual, que básicamente convierte el juego en un servicio de suscripción. Al menos hay un descuento para quienes compren tanto esta expansión como el pase del año 2, porque esta solo cuesta 34,99 euros.

Esperamos que esto significa que los DLC de esta temporada van a ser mejores que los de la primera. Tanto de cantidad y calidad del contenido como por las decisiones de diseño que tomen, y que no vuelvan a 'romper' el juego, porque si algo ha quedado claro es que Destiny 2 no está para más sobresaltos. A no ser que sean los que te den los enemigos con modos como Gambito.

Destiny 2Destiny 2