Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Destiny 2

Destiny 2: Los Renegados - Primeras impresiones de Gambito

El último modo de juego para Destiny 2: Los Renegados estaba disponible en la Gamescom, así que aprovechamos la oportunidad para analizarlo en detalle.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En solo unas semanas llegará una nueva expansión para Destiny 2, así que tenemos muchísimas cosas de las que hablar. Muy pronto comentaremos nuestras impresiones sobre la expansión completa, pero hoy nos centraremos en Gambito y en cómo ha conseguido cambiar la esencia de la experiencia Destiny.

Por primera vez en la historia (de Destiny), el shooter tiene un nuevo modo que mezcla PvP y PvE llamado Gambito que es muy divertido (quién lo habría dicho, ¿eh?). Después de pasearnos por toda la feria, por fin, pudimos sentarnos en unos asientos muy cómodos para jugar a Gambito. Aunque Bungie ya había introducido otras novedades como la Prisión de Ancianos, la Fragua del Arconte, o el Protocolo de Escalada, este modo está a otro nivel.

Si no estáis familiarizados con el nuevo modo, os hacemos un resumen rápido. Hay dos equipos de cuatro jugadores y, al principio, podréis intercambiar saludos de la forma más irritante que encontréis (nosotros hicimos un baile rápido, pero efectivo). Entonces os teletransportaréis a vuestra parte del mapa, en la que ya no veréis al otro equipo. Es un modo por puntos en el que para ganar y conseguir puntos tendréis que acabar con los enemigos y los bosses, mientras vais recogiendo las motas de luz que sueltan cuando los matáis.

Parece fácil, ¿no? Pues la parte interesante empieza con esas motas, porque podréis sabotear al otro equipo enviando bloqueadores a partir de ellas. Y estos bloqueadores son, básicamente, enemigos con varias capas a los que tendrán que derrotar y, además, no podrán ganar puntos mientras haya un bloqueador activo. Se necesitan cinco puntos para un bloqueador pequeño, diez para uno mediano y quince para el grande. Vuestra misión será conseguir 75 puntos para generar al boss, conocido como Primeval, y el primer equipo que derrote al boss gana.

Y os preguntaréis, ¿cómo es posible eso de mezclar PvE y PvP? Cada 25 motas, vuestro equipo abre un portal que permite que invadáis al otro equipo. Con cada portal, un jugador puede teletransportarse y sembrar el caos en el otro lado para fastidiar a esas pobres almas. Este aspecto es muy importante por dos razones: la primera es que, si conseguís matar a los guardianes del otro lado, perderán todas las motas que lleven en ese momento, algo que puede ser devastador para todos ellos. La otra razón es que, si el equipo al que estás invadiendo ya tiene todas las motas y ha invocado a Primordial, cada muerte le devolverá una parte de la vida al boss.

Destiny 2

Imaginad esta situación: el equipo enemigo va ganando, a su Primordial le queda solo la mitad de la vida y vuestro enemigo acaba de aparecer. Entonces, enviáis al otro lado a un guardián astuto con un arma que consigue matar a los cuatro jugadores enemigos y, básicamente, habéis restaurado la vida del boss y habéis conseguido dar la vuelta a la tortilla. No hay duda de que va a crear situaciones de mucha tensión y partidas espectaculares llenas momentos muy arriesgados que valdrán la pena.

El equipo que consiga las muertes en los mejores momentos y haga mejor uso de los bloqueadores tendrá las de ganar. Dicho esto, está claro que todo se traduce en un buen trabajo en equipo, mucha coordinación y la habilidad de priorizar objetivos. Nosotros, por ejemplo, íbamos por ahí corriendo y matando enemigos, mientras que otro de nuestros compañeros se quedaba de guardia para defender el terreno, pero también estaba preparado para llevar a cabo un ataque directo cuando teníamos las motas suficientes. Cuando nuestro Primordial apareció, nos reunimos en el centro del mapa y le soltamos todo lo que teníamos en la cara. Así ganamos la partida 2-0.

Ese estrés constante por acumular motas más rápido que nuestro enemigo, mientras estamos alerta por los invasores y matamos a los enemigos es lo que hace que Gambito que sea tan entretenido. Lo de hacer varias cosas a la vez alcanza un nuevo nivel con Destiny 2, y muestra lo sólido que son sus mecánicas de juego. La mezcla de PvP y PvE funciona perfectamente, y también se introduce el nivel de elementos estratégicos, que aparece por primera vez en Destiny. El modo de juego comenzará con cuatro mapas que, dependiendo del que sea, incluirán enemigos diferentes, consiguiendo así que haya partidas diferentes con diversas combinaciones.

Nos da la sensación de que este modo de juego va a seguir evolucionando junto a Destiny 2 y, conociendo a Bungie, tenemos claro que tienen planes interesantes para el futuro. Es PvP y PvE, así que los fans de ambos pueden estar contentos. Nosotros estamos deseando que llegue septiembre para poder ponerle las manos encima a la expansión de Los Renegados. Todavía tenemos mucho que comentar de Los Renegados, como las nuevas supers, los cambios en los espacios para armas, equilibro y muchas cosas más. Pronto hablaremos de eso, pero por ahora, nos hemos dado cuenta de que Gambito pondrá a prueba a vuestro equipo de muchas formas diferentes.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Destiny 2