Español
Gamereactor
análisis
Destiny

Análisis de Destiny: La Profunda Oscuridad

The Dark Below nos trae nuevos Asaltos, misiones, equipación y una Incursión. ¿Será suficiente para revitalizar el shooter de mundo compartido?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Destiny necesitaba esta expansión. La fórmula de repetición a la que nos tenía acostumbrados el título, con los asaltos, el 'grindeo', el 'loot' y las Incursiones, se estaba volviendo un poco pesada. La verdad es que, personalmente, saber que ya había invertido unas 100 horas y que aún faltaba mucho por hacer si quería llegar a lo más alto empezaba a parecerme un poco abrumador. Y un poco coñazo.

Hay muchas cosas que hacen que Destiny sea para mí uno de los juegos del año: el esplendor de los tiroteos, los exagerados súper ataques, el diseño visual, etc. Sin embargo, tener que hacer todo una y otra vez empezaba a volverse repetitivo y, francamente, yo necesitaba algo nuevo. Afortunadamente, Bungie ha respondido.

Tal y como está, la expansión es un poco cara. Son 19,99 euros por separado y 34,99 si queréis conseguir también la siguiente expansión, ahorrándoos un poco de dinero. No obstante, pensadlo bien, eso es lo que cuesta un juego en sí, y no una expansión, así que las expectativas son altas. La verdadera pregunta es: ¿las cumple? Bueno, en su mayor parte, sí.

Destiny

Por un lado, el contenido de la historia, es decir, las misiones que te llevan a nuevos lugares con planteamiento 'sandbox', es decente. Al igual que el resto de misiones del juego principal, podréis hacerlas en solitario o con un par de amigos y, al igual que ocurre con el resto de tareas, para poder aceptarlas tendréis que ir a la Torre y conocer al nuevo personaje que os las da: Eris Morn. De la misma manera, tendréis que subirle el nivel completando misiones y consiguiendo recompensas.

La mayor parte de la expansión se centra en perseguir a un personaje llamado Omnigul y evitar el retorno de Crota y esto ocurre en la Tierra y en la Luna. Una misión ocurre bajo la Vieja Rusia, en la que Rasputin (recordad este nombre) os da la bienvenida a su búnker subterráneo y Omnigul está en una sala de control, protegido y rodeado por un montón de secuaces de todo tipo, y tendréis que esquivar los círculo de fuego verde que salen del suelo si queréis evitar que os maten.

El Despertar, otra misión de la historia, se emplaza en la Luna y supone un gran reto para los jugadores. Nosotros la probamos en Normal y la disfrutamos mucho, además de que la batalla contra el jefe del final, sin apartarse demasiado de la fórmula de Destiny, fue una batalla dura en la que tuvimos que elaborar una estrategia y demostrar nuestra habilidad. Seguramente, si la jugáis en Difícil con vuestros amigos, la experiencia resultará menos compleja y quizás algo menos apasionante.

Eso sí, incluso dentro de la capacidad limitada de la expansión, la variedad es una de las fortalezas del nuevo contenido. En este caso, no hay Lucecita pidiéndoos que lo protejáis mientras carga/descarga/sobrecarga algo y es un cambio de ritmo muy refrescante. Por desgracia, mi principal preocupación es que no hay misiones suficientes, especialmente considerando el hecho de que no vamos a lugares nuevos. Dado que hablamos todo el tiempo de entornos conocidos, ¿no podría haber entonces misiones más pequeñas para tener más tareas a nuestra disposición?

Destiny

El problema se agrava si jugáis en una Xbox One. La segunda Incursión, que se emplaza en Marte, es decente, pero es solo para PlayStation (hasta la segunda mitad de 2015), lo que, dada la brevedad del contenido de la historia, sienta como una patada en el culo. Incluso en PlayStation, es genial que haya nuevas misiones que intenten aportar un poco más de variedad, pero teniendo en cuenta el precio que piden, la verdad es que nos esperábamos algo más.

Además, hay otros tres nuevos mapas multijugador, lo que, sabiendo que nos pasamos la mitad del tiempo en el Crisol, es lo mejor para nosotros. Skyshock se encuentra en la Vieja Rusia y es un mapa grande con muchas oportunidades para luchar con vehículos (aunque, en el momento en el que escribimos este artículo, el mapa no está en la rotación multijugador de la expansión, más que nada porque el Estandarte de Hierro lo está monopolizando un poco. Algo parecido a lo que Bungie hizo cuando no dejaba jugar los asaltos diarios y semanales a los jugadores que no tenían la expansión en el momento del lanzamiento de la misma). La verdad es que nos gusto mucho el mapa, particularmente en cuanto a las batallas a corta distancia en las pequeñas estructuras del centro del escenario, antes de separarnos y ponernos de francotiradores en la periferia del mapa.

También hay otros dos mapas más pequeños: The Cauldron y Pantheon y también están muy bien hechos. Ambos son compactos y geniales para jugar en solitario o en equipos pequeños. Por ejemplo, Pantheon, que se emplaza en Marte, tiene el Jardín Negro como telón de fondo y posee pasillos muy estrechos y un diseño muy angular. Por otra parte, The Cauldron tiene habitaciones conectadas y huesos apilados, como cualquier otro entorno de la Luna y es, probablemente, mi favorito de los tres. De nuevo, dado el escaso número de misiones de la historia, un par de mapas multijugador más no hubiesen estado de más.

Además, hay un montón de nuevos equipamientos y botines para los jugadores. Lo que resulta extraño es que todo el equipamiento de alto nivel conseguido hasta ahora se queda, en su mayor parte, obsoleto, por culpa de las nuevas armaduras y objetos y porque los viejos objetos no suben del nivel 30. Así, si queréis alcanzar lo más alto, tendréis que tirar vuestro viejo equipamiento y conseguiros otro nuevo y, si la rutina (el 'grindeo') empieza a hacer mella en vuestra experiencia, seguramente esto será una mala noticia. Dicho esto, si estás preparado para esta práctica cansina, ahora puedes conseguir equipación de primer nivel con los vendedores, aunque también puede ser frustrante para los jugadores que se lo curraron para conseguir una configuración exactamente como la querían. Bungie parece haber encontrado un punto intermedio... en el que nadie se queda contento.

Destiny

Así, el nuevo equipamiento nos lleva directamente a la Incursión y al problema principal que le veo a la expansión: excluye bastante a los jugadores. Para que lo entendáis, si no habéis alcanzado los niveles más altos, no penséis ni en entrar a la nueva Incursión. En mi caso, a pesar de haber jugado 100 horas, no he sido capaz de pasarlo, por lo que esta parte del artículo la continuará nuestro compi Nick Holmberg, de GRTV:

Bungie ha repetido que la mayor baza de Destiny es la Incursión. Después de jugar la Cámara de Cristal varias veces en normal y en difícil y con las tres clases, estoy de acuerdo en que es el mejor contenido del juego. Por eso, sabiendo que La Profunda Oscuridad iba a salir, no podía esperar a probar la nueva Incursión, El Fin de Crota.

Hasta ahora, ya la he completado con tres de mis personajes en Normal y el modo Difícil saldrá en enero, pero ya puedo deciros que me gusta más que la primera. Es la misión de la historia mejor diseñada del juego. Los seis jugadores del equipo tienen que trabajar juntos para completarla y cuando funciona, la recompensa merece la pena. Tanto por los objetos que recibís al final, como por la sensación de completar juntos este reto tan difícil.

En concreto, esta Raid va más de estrategias y de trabajar como equipo para acercaros a los enemigos, que de disparar y eliminar enemigos. No obstante, tampoco os vamos a mentir, hay muchos tiroteos también.

Quizás podría decir que la nueva Incursión es un poco más fácil que la primera y, desde luego, es mucho más corta. Dicho esto, también hay que aclarar que es muchísimo más divertida. Por ejemplo, aunque averiguamos como hacer trampas en algunas secciones, decidimos no hacerlo, porque es mucho mejor jugarlo así y, de hecho, he ayudado a otra gente a jugarlo sin conseguir objetos, por el mero hecho de divertirme.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Entiendo perfectamente que es así como funciona un MMO: tienes que tener un nivel muy alto para competir con las misiones más difíciles, lo sé. Sin embargo, Bungie nos ha repetido una y otra vez que esto no es un MMO, sino un shooter en un mundo compartido y, como tal, me parece que debería de haber una forma para que se pudiese acceder a este contenido sin tener que pasar por los dos últimos niveles. Verdaderamente disfruto de la Incursión ocasionalmente y me encanta el PvP, pero ahora, si quiero jugar a El Fin de Crota, tengo que ponerme serio con la rutina de juego y no estoy seguro de ser capaz de hacerlo.

No obstante, eso no es cierto: soy capaz de hacerlo. De hecho, en estas vacaciones navideñas voy a hacer justamente eso, está en mi lista de cosas que hacer. Soy perfectamente consciente de que es repetitivo y de que lo voy a hacer porque me gustan las otras partes del juego y porque quiero ver el contenido que me falta y quitarlo de mi lista.

Por eso, concluyo este artículo con sentimientos encontrados. Algunas misiones me han gustado mucho: estaban muy bien equilibradas y son un cambio de ritmo muy bueno, pero no son suficientes. Algunos de los nuevos objetos pintan guay, pero conseguirlos es tirar a la basura todas las horas invertidas en subir de nivel el equipamiento viejo. Los mapas multijugador son brillantes, pero, de nuevo, un par de mapas no hubiesen venido mal, sobre todo para lo pagado por la expansión. Y la Incursión tiene buena pinta, a Nick le encanta, pero yo voy a tener que ponerme las pilas para poder disfrutar de ella y personalmente preferiría meterme en el Crisol y subir de nivel de esa manera (que ahora también es más fácil, pero aun así).

Destiny obtuvo críticas muy diversas y dividió a la opinión cuando salió en septiembre y, aunque en aquel momento me puse del lado del "sí", con La Profunda Oscuridad ya no estoy tan seguro. Es una buena expansión y, si os gusta jugar a este título cada noche, merece la pena que os la compréis. Por desgracia, es una proposición muy cara y no solo en cuanto al dinero.

Destiny
07 Gamereactor España
7 / 10
+
El contenido nuevo es decente, parte del botín está guay, los mapas multijugador son geniales, la Raid es muy buena.
-
No hay suficiente contenido nuevo, el DLC resulta caro, el nuevo 'loot' deja obsoleto el material antiguo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Destiny: El Rey de los PoseídosScore

Destiny: El Rey de los Poseídos

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Se cumple un año tras el lanzamiento de Destiny, y El Rey de los Poseídos supone una gran inyección de un contenido que le hacía mucha falta.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.