Español
Gamereactor
análisis
Destruction Allstars

Análisis de Destruction Allstars (PS5)

¡Choca, destruye, aniquila!

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Para ser una recién llegada, PlayStation 5 no va nada mal de exclusivas. Hoy en día así como se levanta una plataforma, así que tener un multijugador de acción total y fácil de gestionar en tu catálogo desde los primeros días parece un puntazo. Destruction Allstars presenta buenas ideas de diseño y una dinámica e juego adictiva, y puede que llegue a ser un gran título, pero en estos momentos le falta contenido y le sobran micropagos. Voy a desengranar las razones.

Destruction Allstars es un juego de combate sobre vehículos en el que compites en solitario o en equipo en partidas cortas. En función del modo de juego, pueden durar siete u ocho minutos o apenas unos segundos. Todo se resume en chocar a otros coches y que no te golpeen a ti, pero tampoco hay que darle muchas vueltas si acabas con al volante de una chatarra ni encariñarse con ninguno, porque siempre hay otro coche esperando en su pedestal.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Lo mejor del juego son la mecánica básica y los pares de personaje y vehículo. La conducción es buena y sensible, y a pesar de que los espacios son pequeños, hay margen para tener cierta sensación de velocidad. Hay unos cuantos coches y furgonetas básicos y después están los especiales de cada AllStar (16 en total). Cada uno tiene su tacto y su comportamiento, su velocidad y su durabilidad. Se diferencian bien entre sí y es importante a la hora de escoger.

Las habilidades especiales o Breakers pueden dar una ventaja real en la partida y también cambian mucho entre un vehículo de héroe y otro. The Undisputed de Ultimo Barricado es un camioncete defenivo, ideal para abrirse paso hasta el final de la ronda de Caída, un modo en el que el escenario se va desmoronando a trozos y hay que resistir a lo battle royale. Mientras que Callisto, de Genesis, es tan rápido que puedes recorrerte el map en cuestión de segundos y eso es muy útil para llevar los engranajes de un sitio a otro en Acumulación - a riesgo de que te lo destruyan de un par de golpes. Este modo es un versus por equipos en el que cada coche reventado suelta unas fichas que los rivales deben recoger y acumular en puntos concretos.

Cuando no vas en cuatro ruedas, vas a pie. Los personajes de Destruction AllStars son muy hábiles por su cuenta, capaces de subirse a la carrocería de un rival y reventarlo o sacarlo con tan solo completar un QTE antes de que el otro te lance a volar. También tienen su Breaker, pero no es tan útil como la del coche. Lo de recoger fragmentos y alcanzar los coches vacíos es como jugar a un plataformas, a base de saltos y carreras por las paredes, y en el suelo toca esquivar a los coches rivales como recortadores expertos.

Destruction AllstarsDestruction Allstars

Esta parte del gameplay puede rayar un poco a la gente o ser un poco frustrante si no encuentras un coche rápido, pero es aquí donde los estrategas fraguan su victoria. Por ejemplo, yo encontré mucho más útil pasar los primeros segundos de partida recogiendo fragmentos para después ser el primero en sacar el coche de héroe. Porque los Breakers tienen potencial para cambiar el ritmo de una partida, pero no tanto como para que sientas que está todo descompensado. Los hay mejores y peores, seguro que los irán afinando para cambiar el meta, pero están basante bien.

Me ha gustado el estilo artístico de Destruction AllStars y me ha encantado lo curradísimos que están personajes y vehículos. Lucid Games se ha esmerado en rematar todos los detalles, como su aspecto, su comportamiento, su actuación de voz y lo mucho que pegan su estética con sus poderes. Hasta han producido arreglos musicales del tema central para cada uno de ellos, que van sonando en una transición muy sutil en el menú de selección.

El trabajo visual y de sonido es muy profesional, pero nada sorprendente. Esto aplica también a los escenarios. En estos momentos hay cuatro (Tokio, Barcelona, Londres y Las Vegas, con alguan variante) y aunque la diferencia de diseño entre ellos es evidente, cuando estás jugando como que cuesta distinguirlos. Como si solo importasen la posición de los rivales y los muros.

La sensación de que le falta contenido es una faena porque la base es buena. Ya os he hablado de dos modos de juego online y todavía hay otros dos más, Caos y Carnado. El primero es un todos contra todos a por la puntuación máxima y el otro es prácticamente igual pero por equipos y con una forma de anotar visualmente muy llamativa. Y esto es todo, cuatro modos multijugador con pequeñas diferencias entre sí en los que te vas a pasar la mayor parte del tiempo de partida.

Destruction Allstars

Aparentemente también va bien para jugar solo, contra la IA. Con su modo entrenamiento y el arcade para ir calentado y una Serie de desafíos que ejerce de modo historia para cada personaje. De momento hay tres y en ellos debes superar retos variados como pasar por checkpoints en tiempo o romper varios coches rivales sin perder el tuyo. Tiene mucha miga, está entretenido, lo que pasa es que solo el primero es gratis y para acceder a los otros dos hay que pagar.

Los micropagos son múltiples y la pantalla de compra de monedas te la plantan sin cortarse. Hay dos divisas en el juego, una amarilla que te van dando a medidas que subes niveles en el online, por la experiencia acumulada, y la otra real. Con la primera te puedes comprar decenas de skins, poses, fondos, iconos, y también hay que guardarse algunas para el desbloqueo de las Series de desafíos. De las otras hacen faltan 200 para un reto (2 euros) y 400 par a la otra (4 euros). Aunque la descarga es gratis para los suscriptores de PlayStation Plus, invita mucho a gastar. Habrá que ver qué camino sigue en el futuro, ¿se abrirá a todo el mundo como free-to-play? ¿Se venderá en tienda?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Técnicamente, Lucis Games ha sacado provecho a las tripas de PS5 y se nota en los menús y en las partidas. Visualmente es muy nídido y corre suave. He leído a gente quejándose de problemas con el online, como la aparición repetinda de coches donde no los había, pero sinceramente a mi apenas me ha ocurrido. Lo peor de Destruction AllStars es el horrible sistema de muteo de los otros jugadores. El micro del mando está activado por defecto y eso signfica que tienes que escuchar a gente hablando mierdas o su ruido de fondo a no ser que desactives el sonido, y eso se ejecuta a través de una tarjeta de actividad desde el menú de la propia consola, nada vez comenzar cada partida. Una y otra vez, misma rutina. Por favor, un parche cuanto antes.

Tengo la sensación de que Destruction AllStars puede ser un juego de largo recorrido en PlayStation 5 porque la esencia de su gameplay es sólida y adictiva, pero en esto momento está bastante crudo. Lucid Games ha dedicado mucho esfuerzo a hacer buenos personajes y buenos coches, pero pide a gritos modos de juego más variados, más arenas y ser menos agresivo en los pagos del modo a un jugador.

Destruction Allstars
Destruction AllstarsDestruction Allstars
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Buen diseño de personajes y vehículos. Breakers útiles y equilibrados. Chocar, chocar y chocar más.
-
Los modos online se parecen mucho. El pago con calzador por el contenido para un jugador. Escenarios faltos de personalidad.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.