Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Detroit: Become Human

Detroit: Become Human - impresiones dobles

Probamos una nueva versión del juego de androides de Quantic Dream.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Detroit: Become Human es uno de esos títulos que estamos esperando con muchas ganas. Lo conocimos en París en la Games Week de 2015 y lo hemos visto después en los dos últimos E3. Primero conocimos a Kara, una androide que despertó tras su ensamblaje con la llama interna de saber qué vida hay detrás de la servidumbre. Después llegó Connor, un detective con la tarea de cazar androides díscolos (como un Blade Runner). Y ahora, durante la feria de Los Ángeles, hemos conocido a Marcus, que está en el centro de la rebelión.

Estos son los tres personajes jugables en este thriller oscuro de nuevo cuño que nos quiere mostrar lo que significa ser humano desde las lentes de un ente cibernético. No es una temática novedosa, pero la idea de que juguemos solo con androides le da un tono distinto a la mayoría de lo que hemos visto en cine o leído. Tenemos varios referentes a los que agarrarnos, desde Yo, Robot a Alien, pasando por Ex Machina. Pero donde brilla la obra de Quantic Dream es la variedad de planteamientos dentro del colectivo android para poder tener una visión más completa.

Detroit: Become Human

Detroit: BC no es necesariamente uno de esos juegos en los que tienes que ir mejorando tus habilidades con las mecánicas, pero nuestra prueba nos ha demostrado que es más fluido otros títulos con carga narrativa pesada como podría ser Heavy Rain, que se trastabillaba por la introducción continua de nuevas formas de interacción. La capacidad para predecir lo que va a pasar en la cabeza y después ejecutarlo resuelve el dilema de forzar al jugador a centrarse en la pulsación de botones durante las secuencias de vídeo en lugar de sobre lo que está pasando, sin tener que forzar a que tengas que controlarlo todo. Quizá sigue sin ser ideal, pero es algo más avanzado que el concepto de aventuras cinematográficas. Para Connor esta es también una herramienta vital, porque así puede examinar escenas y llevar a cabo sus tareas, ya que es capaz de analizar la escena mientras van ocurriendo los hechos.

En una de las nuevas escenas que apareció en la conferencia de este año, que hemos podido ver en un par de demostraciones de gameplay, aparece Marcus junto a su camarada North camino de Capitol Park, en Detroit. Deben liberar a los androides que han sido apresados en una tienda CyberLife. Una de las posibilidades es que Marcus no se presente a la misión, y por tanto pasa. También vimos otra posibilidad, la de que intentase el rescate de forma violenta, incitando a la rama más convencida de sus adeptos a iniciar una revuelta en las calles que acaba con un tiroteo de la policía. La última escena es un punto de inflexión en el que el protagonista debe decidir si se venga contra un policía que tiene a su merced o le muestra perdón. Probablemente esto marque el tono de la revolución y de cómo la ven los humanos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Marcus y su compañera de lucha (de crimen o de libertad, según cómo veáis esas situaciones morales y políticas cada uno) North deleitaron con un diálogo cargado de contenido, que nos llevó a pensar que la invitada podría acabar siendo un PNJ con peso, muy querida. En cierto modo, parece mucho más carnal que la mayoría de personajes que hemos visto, y eso algo que el estudio ha perseguido con mucho acierto. El hecho de que puedas hacer que la escena avance si activas la respuesta policial antes, o te quedas a que probablemente haya un combate (nunca vimos esta opción), o pones en marcha la liberación y procedes a que prenda la llama de la revolución, sea como sea se abre un abanico rico de posibilidades. Sobre todo, porque es obvio que deben tener consecuencias variables sobre el guión general.

Es importante destacar que esta no es la primera escena del juego, ni tampoco la primera de este personaje. El productor ejecutivo, Guillaume de Fondaumière, nos explicó que las situaciones que nos han conducido hasta aquí te pueden hacer llegar en un estado emocional muy distinto en función de otras decisiones.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En la demo del año pasado lo que vimos fue a Connor en un apartamente en el que había un androide con la hija de la familia tomada como rehén tras matar al padre. Este año estaba en versión jugable y pudimos ver todas las ramificaciones posibles de la situación. Cuando el estudio dijo que era su juego narrativo con más variantes no mentían si lo que hemos probado es ejemplo de lo que será la versión completa. ¿Todas estas escenas van a ofrecer tantas versiones y van a tener la misma repercusión? Quizá no en el mismo grado, pero la forma en la que puedes hacer estallar la revolución robot y darle el cariz implica ya que los caminos va a ir muy lejos. de Fondaumière nos contó, además, que no todo va a ser blanco o negro, y que la violencia o el pacifismo también va por grados. Podremos medirlo, por ejemplo, en las reacciones de los medios de comunicación ingame. Y también en cómo reacciones kara y Connor respecto a la revuelta.

Los sentimientos de los humanos respecto de los androides también son complicado incluso sin que haya conflicto. En realidad, es uno de los temas principales en esta ciencia ficción no tan lejana para nuestra sociedad. Veremos cómo reacciona la población ante el auge de los robots trabajadores y cómo se asume el reparto del empleo en los distintos países y culturas.

Detroit: Become Human

"Hemos trabajado mucho para inventar de una forma muy realista cómo va a ser nuestro futuro, y mirando estudios e investigaciones, hemos encontrado algunos que dicen que las tasas de paro van a subir hasta el 30% o 35% por el reemplazo de humanos por máquinas", nos dijos el director creativo, David Cage, mientras jugábamos. "Nunca se cansan, nunca se quejan, nunca enferman y pueden trabajar las 24 horas del día, ¿por qué usar una persona si puedes usar una máquina? Va a ser un tema muy interesante en el futuro que viene y queríamos tocarlo en Detroit".

Un pequeño detalle que seguro que os interesa es el LED en la sien. El triángulo y el brazalete que tienen que llevar todos los androides. Es obvio que Marcus y North no lo portan, ni tampoco Kara en el primer tráiler, pero Connor sí. Hay una potente asociación histórica con este tipo de marcas y tenemos ganas de comprobar, por ejemplo, quién va a decidir que Connor lo siga portando o que se lo quite.

Otro aspecto que nos intriga es la naturaleza del libre albedrío que Marcus aporta a los que entran en su círculo. ¿Es libre albedrío real? ¿Por qué se lanzan todos ellos a una muerte casi segura en esa escena final? Quizá estemos yendo demasiado al grano sin tener aún la información necesaria, al fin y al cabo solo hemos visto un par de fragmentos. Detroit: Become Human se presenta como un triángulo de perspectivas entre tres formas de ver la vida que parten de un nexo común. No va de tecnología ni de androides, sino de la condición humana y cómo nos relacionamos los unos con los otros. En 2018 nos tocará ser Dios y decidir su destino en esta aventura que nos ha enganchado por completo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Detroit: Become Human

Contenido relacionado



Cargando más contenido