Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Doom Eternal

Doom Eternal - 3 horas en la Tierra devastada

Jugamos con la versión casi final del shooter que lleva el invierno a la superficie.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Cuando se pasaron las tres horas de las que disponíamos para jugar a la nueva demo de Doom Eternal, poco más y nos tuvieron que levantar de la silla y echarnos a escobazos del evento. Son 180 minutazos, pero se pasaron volando. Lo peor es que nos ha dejado con la angustia de tener que estar otros dos meses esperando hasta que llegue, hasta ese 20 de marzo marcado en el calendario. Primera conclusión, puede que precipitada y sin fundamento: es mejor que Doom en todo.

El juego de 2016 era lo que esta serie necesitaba para resurgir y nos lo pasamos pipa reventando cabezas infernales y pasando por la sierra a todo tipo de criaturas. Una buena campaña con mapas de lo más variado, acompañada de un multijugador que supieron mejorar tras el lanzamiento. También le vino muy bien al género de la acción en primera persona tener un proyecto de gran presupuesto que daba más importancia al modo un jugador que el multi.

Doom Eternal llega con intención de superarlo en todos los aspectos y notamos a Marty Stratton muy confiado en este evento celebrado en Londres. Cuanto más juegas, más calidad demuestra, dijo el de id Software. Consideran que es un "combat puzzle game" y, como es habitual, hay varios sistemas combinados en los que apoyarse para dar caña. La idea es que no te escondas si te vas quedando sin algún elemento (vida, munición), sino que te lances a por los enemigos y saques de ellos lo que te hace falta. Hay todo un ejército de demonios y monstruos a los que exprimir de formas atroces: munición si los masacras con la sierra mecánica, vida con una muerte gloriosa, armadura si arden en las brasas. Aquí no hay medias tintas, hay que ser hiperagresivo.

Esta demo no era un pequeño fragmento para tomar contacto, como cuando lo había probado antes. Bethesda nos puso delante de un PC pepino y nos dejó tirar campaña adelante con libertad. Solo completamos dos misiones porque preferimos ir despacio y explorar al máximo, para entender bien el diseño de niveles y encontrar secretos. Hay mucho que ver y que vivir en cada escenario de esta secuela porque, como mencionó acertadamente Stratton, es un juego divertido por fuero pero ingenioso por dentro.

Doom Eternal

Pensar en Doom Eternal como una sucesión de pasillos repletos de demonios grotescos es un error. Más bien es una danza de balas brutal que recompensa la agresividad y la audacia. Te da todo lo que necesitas para seguir vivo y avanzando, y hasta esos momentos de invulnerabilidad durante las animaciones te envalentonan para ir a por el siguiente.

Las armas siempre han sido un pilar de esta serie, pero en este caso han preferido tocarlo poco respecto al anterior. Cada arma tiene una casilla para tipo de ataque alternativo que hay que rellenar con las mejoras que vas ganándote a base de puntos. Puso un lanzador de granadas adhesivas a nuestra escopeta que era ideal para acabar con grupos numerosos a una distancia más larga. Solo probamos unas cuantas opciones, pero conserva esa sensación de que se comporta tal y como tú quieres, así que si algo sale mal, cúlpate a ti.

También pudimos comprobar que conserva las runas. Hay que ganarse estos sellos para poder ejecutar acciones especiales como ralentizar el tiempo cuando estás a punto de palmar o aumentar la distancia a la que se ejecuta una muerte especial. Por otro lado están los 'cristales centinela', que tienen que ver con la parte de puzle, en el sentido de que sirven para conseguir que los enemigos suelten más vida por una glory kill, por ejemplo. O más munición, que es lo que nosotros necesitábamos constantemente.

Doom Eternal

Los demonios son asquerosos, y eso es fantástico. id Software tiene la varita mágica de los bestiarios y en Doom Eternal la han sacado a pasear. Insistía Stratton en que esta versión de alta calidad de PC estaba a la par visualmente de las de PS4 Pro y Xbox One X, y no solo, sino que las de las consolas básicas se veían "bastante parecidas" a estas otras (de Nintendo Switch no dijo nada). No las vimos como para emitir un juicio, pero jugando a 1440p y a 1080p quedamos más que impresionados.

Porque otro pilar de esta serie son las masacres gore y se nota que se han divertido diseñando un montón de animaciones de muerte. Lo que más nos gustó es que los enemigos sí transmiten una reacción directa a tus ataques y golpes, especialmente a partir del sistema de destrucción de grandes demonios, que te permite apreciar el daño que vas haciendo a sus estructura a medida que avanza el combate. No es solo decoración, también tiene una parte práctica, y es que hay que ir a por los puntos débiles y a por sus armas o miembros de combate para ir incapacitándolos poco a poco.

Los combates con los jefes nos parecieron bastante tácticos, y dada su dureza puede que no seguir estos patrones sea un suicidio. Volver a empezar, por cierto, no era tan dramático dado lo reducido de los tiempos de carga, algo que se agradece.

Doom Eternal

No faltan las secciones de plataformas y de exploración, potenciadas por el doble salto, la posibilidad de escalar muros y de balancearse como un mono. Lo cierto es que en esta prueba es el elemento más flojo de todos. Pero bueno, son fases en las que tomarse un descanso, cambiar el ritmo y prepararse para otra oleada de tiros. Además, en los juegos de Doom siempre ha sido muy satisfactorio encontrar caminos secretos y esos pequeños tesoros escondidos, aunque supongan más pelea.

En cuanto a la trama, de momento no queremos meternos por ahí, pero hay mucho interés por ver qué narices está pasando con esta invasión de la Tierra. Además de los textos y audios códex, id Software ha producido algunos vídeos que marcan el hilo conductor. Para nosotros, lo más relevante es que este argumento nos ha llevado a unos lugares de los que preferimos no hablar porque son impactantes e inesperados.

Y hasta aquí llega el resumen de los que fueron tres horas de partida a Doom Eternal más las palabras destacadas de sus creadores. Que no se retrase más, por favor, que vendrá muy bien a una primavera que ha perdido demasiados exponentes. Nos vamos con la sensación de haber probado solo un poquito, pero nos estamos dejando convencer de que efectivamente va a ser más y va a ser mejor.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Doom EternalDoom EternalDoom Eternal

Contenido relacionado

Contenido relacionado



Cargando más contenido