Español
Gamereactor
análisis
Dragon Age: Inquisition

Análisis de Dragon Age: Inquisition - Fauces de Hakkon

Volvemos a viajar a Thedas para comprobar qué nos puede contar BioWare pasando diez horas más en el universo de DAI.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Lo primero que nos llama la atención antes de adentrarnos en la Cuenca de la Espalda Helada es el tamaño del lugar. Hay 6 campamentos para establecerse, 22 regiones del mapa, nuevas grietas para cerrar, nuevos fragmentos para recolectar y nuevos ocularios para resolver. Básicamente añade otro mapa enorme al juego, que quizás no se puede comparar con las Tierras Interiores, pero que representa uno de los mapas más grandes y variados del título. La Cuenca de la Espalda Helada presenta montañas, un pantano, campamentos gigantes en los árboles, otra costa y más ruinas y fortalezas. En general, es una región muy rica en variedad y lo único que podemos decir en su contra es que las numerosas cuestas y riscos hacen que viajar por el mapa sea, en ocasiones, algo un poco frustrante.

HQ

Por otro lado, la fauna es bastante agresiva y, antes de que caminéis mucho cerca del río, os encontraréis con arañas venenosas y animales más grandes cargaditos de vida. Además, también hay Hakkonitas (gente hostil de las tribus Avvar) esparcidos por el mapa. En sí, la Cuenca de la Espalda Helada está recomendada para jugadores con nivel 20 o más y las batallas finales de la historia se cuentan entre las más difíciles del juego. En nuestro caso, nos acabamos el juego y nuestro equipo estaba en nivel 23 cuando desbloqueamos la región, así que, aunque es cierto que no todo fue coser y cantar (hay algunos enemigos con trucos bastante irritantes), tampoco nos costó mucho.

Tal y como se puede esperar de un DLC que se desbloquea en cualquier momento del juego (después de desbloquear el mapa), no añade nada a la historia principal. Más bien, se trata de una historia secundaria que os permitirá averiguar más de la desaparición del último Inquisidor y aprender más acerca de las costumbres y tradiciones Avvar. Los Avvar, bárbaros humanos que viven en comunión con la naturaleza, pueden ser de dos tipos.

Publicidad:

Os encontraréis, principalmente, con los Avvar de Stone-Bear Hold y los fanáticos de las Fauces de Hakkon, que han apostatado de los otros dioses Avvar y adoran a su dios de la guerra: Hakkon. Al poco de jugar, os iréis dando cuenta de que esta tribu tan agresiva tiene ciertos vínculos con la desaparición del último Inquisidor, hace 800 años, y ambos hilos narrativos consiguen crear un conjunto de misiones bastante interesante. La verdad es que, personalmente, nos ha gustado mucho conocer la perspectiva Avvar de las cosas.

Además, iréis consiguiendo un montón de buen equipamiento y este os ayudará fortalecer a vuestro personaje (sobre todo con resistencia al frío) si todavía tenéis algunas partes de la misión principal sin hacer, pero también podréis darle uso a ese nuevo equipamiento cuando salgan más DLC (porque seguro que saldrán más).

Dragon Age: Inquisition

Dragon Age: Inquisition fue un juego brillante, pero, tal y como suele ocurrir los títulos RPG tan grandes, también tenía una buena cantidad de errores y 'bugs'. De hecho, el problema que tenía el motor de combate táctico con los diferentes niveles de elevación es, seguramente, el más frustrante de todos. Y, desde luego, en Fauces de Hakkon también hay para dar y tomar: el 'clipping' es algo de lo más normal, vimos algún que otro Avvar flotando por ahí y también nos encontramos con un problemón en forma de araña gigante (sencillamente no podíamos matarla y, en consecuencia, tampoco podíamos acabar la misión). Afortunadamente, este último error acabó solucionándose saliendo y entrando de la zona en la que se encontraba el bicho. A ver, no hay nada que rompa la experiencia del título (aunque el 'bug' de la araña se salvó por los pelos), pero está claro que al DLC no le hubiese venido nada mal un poquito más de pulido en algunos aspectos.

Publicidad:

Otra de nuestras quejas son esas misiones en las que tenéis que seguir un camino o sencillamente moveros de un punto A a un punto B por una zona que ya habéis explorado. Por desgracia, hay un par de estas en Fauces de Hakkon y estamos seguros de que podríamos haber sobrevivido sin ellas.

Dragon Age: Inquisition

En resumen, nos llevó unas diez horas terminar Fauces de Hakkon (después de tirarnos unas 100 para acabarnos el juego principal) y no llegamos a explorar todo el contenido secundario. Hasta ahí, el DLC está bastante chulo. Ahora bien, lo que no encontraréis en este DLC es una experiencia completamente diferente de la vista en el juego original: básicamente, Fauces de Hakkon va dirigido para aquellos usuarios que quieren más actividades en mundo abierto y para aquellos que quieren averiguar más acerca de la historia del mundo fantástico de Dragon Age. Además y por último, también hay unos cuantos secretillos y algún que otro bonus relacionado con los personajes para aquellos de vosotros a los que os gusta mezclar el equipo y enteraros de todos los diálogos.

Dragon Age: InquisitionDragon Age: Inquisition
Dragon Age: Inquisition
Mapa de la Cuenca de La Espada Helada.
Dragon Age: Inquisition
Dragon Age: Inquisition
Dragon Age: Inquisition
Dragon Age: Inquisition
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Más del mismo juegazo, historia fascinante y bien hilada, región muy atractiva a nivel visual y variada, combate desafiante, ofrece unas diez horas más de aventura.
-
Algunas 'quests' bastante tediosas del tipo "sigue el rastro", no aporta nada completamente nuevo o único a nivel de juego, una buena ración de 'glitches'.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido