Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Dragon Ball Z: Kakarot

Análisis de Dragon Ball Z: Kakarot + El despertar de un nuevo poder

El RPG de Goku y compañía vuelve gracias a las bolas mágicas, con algún añadido extra para la ocasión.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando salió a comienzos del 2020 Dragon Ball Z: Kakarot, por circunstancias o los mismos designios de Kami-sama desde lo alto de su torre, el título de Bandai Namco y CyberConnect2 cosechó unas ventas incluso por encima de las expectativas, llevándolo a los puestos más altos de las listas de ventas del año pasado. Ahora, año y medio después de su llegada, Nintendo Switch se suma a la batalla en el RPG de Son Goku y sus amigos con una edición bastante completa en la que ha tenido que poner toda su energía.

La historia ya la conocemos todos de memoria, tras más de 30 años de aventuras. Dragon Ball Z: Kakarot abarcan todos los arcos de la mítica serie de Akira Toriyama, desde la llegada de los saiyans hasta la derrota de Majin Buu. Cientos de páginas de manga y episodios de anime condensados en un sólido RPG de acción que nos abre el mundo para que exploremos a nuestro gusto y nos convirtamos en los mejores guerreros del universo. Ciudades, desiertos, la Kame House, Namek...cada zona plagada de detalles y llena de personajes y misiones secundarias en las que sumergirnos de lleno en la nostalgia y profundizar en uno de los fenómenos culturales de las últimas décadas.

Quizá ese sea el principal aliciente del juego: explorar a fondo un mundo con una profundidad y carisma muy marcados, que evoca constantemente a los buenos recuerdos de la niñez. Los mejores momentos que nos ha brindado Kakarot han sido simplemente desplazándonos por la zona volando a toda velocidad buscando Orbes Z o recuerdos que vayan narrando los acontecimientos en la serie de animación en las localizaciones que visitamos.

Dragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: Kakarot
Publicidad:

Además de la exploración, como buen título de rol, dispondremos de un enorme árbol de habilidades y de ataques que tendremos que desbloquear e ir mejorando con cada uno de los personajes jugables avanzando en la historia y gastando los Orbes Z que vayamos recogiendo por el mapa. Pero además, existen todo un conjunto de subsistemas como las Comunidades y las medallas de personaje en las que creando conexiones entre sí desbloqueamos mejoras tanto para el combate como para la obtención de recursos. Es fácil avanzar sin prestarle demasiada atención a estos apartados, pero si se tienen en cuenta pueden aportarnos una ventaja que nos haga sufrir menos durante algunos de los combates más duros.

Y es en estos combates donde más se nota la limitación de Switch respecto a otras versiones. Los ataques son frenéticos, aparece muchísima información en pantalla y el framerate se resiente. En el caso del modo portátil, hay momentos en que se hace casi imposible ubicarse en la acción por la cantidad de explosiones y luces que aparecen en las peleas. Los Joy-Con han resultado ser bastante incómodos para las secuencias de lucha, y las sesiones de juego en modo portátil han sido mucho más cortas que jugando en modo sobremesa y con el mando Pro. También persisten los tiempos de carga excesivos, que te pueden sacar de la experiencia mientras repites ese combate contra Vegeta que se sigue resistiendo.

Pese a sus limitaciones y carencias, la experiencia en conjunto es muy disfrutable, y realmente sientes que te encuentras en ese mundo fantástico luchando junto a tus personajes favoritos de niñez. Por eso nos ha vuelto a ganar. Y aunque a España nos llegó un doblaje fantástico en la serie, lamentablemente el juego solo cuenta con las voces originales y el doblaje anglosajón. No podemos más que recomendar jugar a DBZ: Kakarot con las voces en japonés, ya que todas las líneas de diálogo se regrabaron con los actores originales para la ocasión, y es uno de los puntos fuertes del juego. Eso, sumado a la mítica banda sonora que nos acompaña en todo momento, hace que realmente te metas en el papel de miembro de los guerreros Z.

Dragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: Kakarot
Publicidad:

Del juego en sí no podemos añadir mucho más, ya que en su día el análisis que hicimos fue exhaustivo. Sin embargo, en esta versión para la híbrida de Nintendo han introducido dos nuevos DLC que expanden la historia hasta unirla con las últimas películas y la serie de Dragon Ball Super. El Despertar de un Nuevo Poder se traduce en dos nuevos paquetes de contenidos adicionales, en los que tendremos nuevas misiones secundarias, entrenamientos, transformaciones y por supuesto combates contra villanos tan icónicos como Bills o Freezer (de las películas Dragon Ball: La batalla de los dioses y Dragon Ball: La resurrección de F).Aunque no es necesario llegar al final de la campaña para disfrutarlos, recomendamos hacerlo en una fase avanzada del juego, más o menos en el último tercio. No entra en esta edición el DLC de Trunks - El guerrero de la esperanza, lanzado el pasado mes de junio, que está a 19,99€ en la eShop, por si aún os habéis quedado con ganas de más aventuras.

Si aún quedaba algún fan de Dragon Ball que no hubiera probado su debut como RPG o simplemente quieres llevarte a Son Goku allá donde quieras en tu Nintendo Switch, Dragon Ball Z: Kakarot es tu puerta de entrada a tus recuerdos de juventud.

Dragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: Kakarot
Publicidad:
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Sigue siendo un buen RPG. Grandes secuencias de animación. El apartado sonoro. Dos expansiones incluidas de base en esta versión.
-
Los tiempos de carga siguen siendo tediosos. El rendimiento en modo portátil se resiente en los combates.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido