Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Dragon Ball Z: Kakarot

Dragon Ball Z: Kakarot - impresiones

Hemos pasado tres horas reviviendo Bola de Dragón Z en forma de RPG.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Dragon Ball es imperecedero. Han pasado años y aún sigue expandiéndose en todo tipo de medios. Akira Toriyama se implicó para ayudar a diseñar tal o cual personaje que ayuda a enriquecer otros elementos, como el Androide 21 de Dragon Ball FighterZ. Pero a los fans les encanta mirar hacia atrás, sobre a los tiempos de Dragon Ball Z. Ha quedado para el recuerdo como la mejor época y es habitual revivirla una y otra vez. En enero, como videojuego RPG de peleas.

Dragon Ball Z: Kakarot es ante todo un juego de rol, y después un juego de lucha. A tu disposición pone un mundo abierto por el que puedes viajar libremente en busca de misiones principales y aventuras secundarias. La historia central se ajusta casi a la perfección a lo que conocen los espectadores del anime, aunque hay muchos detalles que contar entre fotograma y fotograma, algo que van a saborear los aficionados de ayer y de hoy.

Dragon Ball Z: Kakarot

Porque se nota que Bandai Namco quiere repescar a jugadores más jóvenes que no están tan familiarizados con estos arcos argumentales que nos acompañaron durante los años 90 europeos. El juego es un buen resumen de lo que ocurrió para quienes no quieren ver cientos de capítulos de una serie con miradas congeladas o leer los 42 tomos de su manga. Estará todo, desde el momento en el que Goku presenta a Son Gohan justo antes de la llegada de los Saiyans hasta la batalla contra Majin Buu (o Bubú para nosotros).

De momento no sabemos cuánto tardaremos en completar la partida, pero ya hemos jugado las tres primeras horas para hacernos una idea. Hemos llegado hasta la batalla contra Nappa y Vegeta. Con un cuarto de hora más hubiéramos escuchado eso de "su poder es más de 9.000". Así que calculamos que habrá mínimo 25 o 30 horas, sin perder demasiado tiempo en unas misiones secundarias que hay que tener mucho en cuenta.

Dragon Ball Z: Kakarot

El propio Toriyama ha estado colaborando con Bandai Namco y el estudio CyberConnect2 en el diseño de los personajes nuevos y de las misiones adicionales, así que puede que haya algún momento revelador. Pero las secundarias que hemos completado en esta demo eran bastante genéricas, casi siempre echar una mano a alguien en una pelea. Algunas sí están enlazadas con el tronco central, ya que ofrecen pistas sobre lo que va a ocurrir después o aportan un contexto adicional. Si vas por libre, también puedes pelear contra monstruos, robots asesinos o destruir fortalezas del ejército Red Ribbon que hay por ahí. Incluso es posible encontrarse con algunos enemigos de potencia superior a la habitual, y como consecuencia habrá una subida general de nivel de dificultad en todo el mapa.

Después están las actividades que no son misiones ni peleas, como puede ser cocinar o pescar. Jugando como Goku (hay otros personajes controlables), la pesca es como un sketch de humor que tiene más de la Bola de Dragón original que del universo violento que vino después. Aquí se han tomado una licencia muy graciosa que implica a Bulma como en los viejos tiempos. Ya lo descubriréis. Para desplazarse por este mundo abierto se puede volar directamente o se pueden utilizar vehículos o la nube Kinton.

En estas tres primeras horas de partida no hemos visto nada revolucionario o sorprendente, se ajusta todo a lo estándar de un juego de mundo abierto con personajes que suben de nivel. Pero no lo decimos de forma negativa, al contrario, porque no nos ha dado tiempo a aburrirnos ni un instante. Es más, se agradece el cambio de tanto juego de peleas a las mecánicas RPG, y lo han llevado a cabo con un buen ritmo de partida. Puede que el mundo parezca un tanto vació a principio, pero hay muchas apariciones y actividades con las que pasar el rato, todo con un sello y un estilo que entra mucho por el ojo. Veremos si le pasa factura más adelante o no, con la versión final.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Dragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: Kakarot

No cabe duda de que Dragon Ball Z: Kakarot es consciente de que su mayor fortaleza es su licencia. El factor nostalgia es brutal y lo explota desde el primer momento, desde el opening con el inigualable e inolvidable "Cha-La Head Cha-La" ("Luz, fuego, destrucción" en España). No importa que sepas lo que va a ocurrir, tener en tu mano el destino de esos personajes es muy potente y te hace querer seguir más y más en busca del siguiente enfrentamiento, de una aparición terrible que combatir.

Todo, perfectamente encapsulado con el estilo visual único de Akira Toriyama y construido sobre el Unreal Engine 4. Llegados a este punto de la generación, todos los juegos con licencia anime de Bandai Namco se parecen mucho los unos a los otros y Square Enix nos ha demostrado con Dragon Quest XI, que es de la misma escuela, que se pueden hacer las cosas de otra forma. Lo positivo es que esta versión de prueba se ha portado técnicamente bien, sin tirones ni caídas, y eso es algo más que necesario a escasamente mes y medio del lanzamiento. Las grandes peleas sacan lo mejor del juego en forma de vídeo producido.

Dragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: KakarotDragon Ball Z: Kakarot

Mucho chiste y mucho amor, pero al final Dragon Ball Z va de peleas, de grandes batallas interplanetarias entre los guerreros más fuertes del universo. Es un terreno que dominan a la perfección el estudio de Naruto Shippudden Ninja Storm y su planteamiento en DBZ Kakarot no es muy revolucionario. Casi todas son volando y los botones principales son ataque, bloqueo, esquivar y rayo o magia, además de los gatillos para los ataques especiales que se van desbloqueando a medida que el personaje sube de nivel.

Aunque Goku es el protagonista, hay un buen grupo de personajes a tu disposición. Algunos como Son Gohan y Vegeta son totalmente controlables y otros son solo de apoyo. Hay que ordenarles qué hacer tirando del gatillo derecho, y aunque parece una tarea sencilla, no va a ser fácil gastar los movimientos adecuados en el instante justo, sobre todo contra los jefes más poderosos. Era el principio y ya estos duelos tenían su miga, su dificultad.

Puede que mucha gente haya pasado por alto este proyecto, hastiada de tanta Bola de Dragón, pero nuestra impresión es que viene un buen RPG para una licencia que tiene mucho tirón. Tenemos que comprobar si es capaz de ser tan entretenido a medida que aguanta la partida y si tiene ese potencial para atraer a jugadores que no son aficionados a este universo por su calidad como juego de rol y no por venir de donde viene. La combinación de narrativa y mundo abierto pueden convertir a Dragon Ball Z: Kakarot en el primer gran éxito de 2020.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Etiquetado como:

Bandai NamcoGokuGohanVegetaPiccolo

Contenido relacionado



Cargando más contenido