Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Draugen

Análisis de Draugen

La hermana de Edward ha desaparecido en Noruega y toca ir a buscarla en esta aventura que nos ha sorprendido gratamente.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Dos estadounidenses entran en una ciudad noruega y... No es el principio de un chiste, es la premisa de Drugen, un juego de misterio que te lleva a la ciudad dormida de Graavik en la piel de Edward Charles Harden y de su pupila, Lissie. Su cometido, encontrar a Betty, la hermana del protagonista, que ha desaparecido. Te suelta directamente ahí en el inicio, en un bote de madera acercándose a esta localización tan tranquila como impresionante.

Graavik es una de esas pequeñas ciudades de postal asentadas junto a un fiordo, el estereotipo de la costa nórdica. Es el año 1923, así que está bastante aislada de la sociedad y vive de sus campos y de sus minas. Pero hay un problema aún más grave, que todo el mundo ha desaparecido. Edward no solo tiene que dar con Betty, también debe descubrir qué ha ocurrido aquí.

Una familia amiga le había invitado a su casa (por carta, claro), así que ese es el primer lugar al que nos toca ir. De repente, estas personas se convierten en el centro de la trama, por cómo son y por cómo encajan con el resto. Este lugar tiene mucha miga pues contiene gran cantidad de pistas, es la base de operaciones a la que volver y acoge parte del peso narrativo de la obra.

Draugen

Por las calles nos vamos a ir topando con otros escenarios habituales, como puede ser una iglesia en una colina, una multitienda y algunas cabañas de madera. Todo a nuestra disposición, para explorar al gusto, pero Red Thread Games no dudará en guiarnos amablemente de un sitio a otro para que el relato avance, con ciertos tirones en la dirección adecuada. Cada día que pasa se recaba más información sobre los misterios de la hermana desaparecida y de Graavik, para comprender poco a poco qué está pasando y por qué.

Hemos dedicado muchas palabras a la localización y la razón es que estamos ante uno de los puntos fuertes de Draugen. El estudio ha conseguido producir un lugar pintoresco, que entra por los ojos tanto a la luz del amanecer que oculto tras una densa bruma. Nos ha recordado bastante a Everybody's Gone to the Rapture porque consigue transmitir lo prosaico de la vida con un cuidado y un detalle que te traslada al sitio. Te crees que ese lugar pueda existir y eso ayuda mucho a que también te creas que esa historia puede ocurrir.

DraugenDraugenDraugenDraugen
Draugen

No nos hemos olvidado todavía de Lissie, la joven que dice lo primero que se le viene a la cabeza. Su IA es un espíritu libre, que se mueve por todas parte y explora sin parar; y también es cuidadora, pues no para de decir a Edward cuándo se está equivocando o se está obcecando con algo (vaya, que te marches de ahí). Ofrece otra forma de interpretar las cosas menos encorsetada, de modo que las conversaciones entre ambos fluyen bastante bien. Aunque se supone que ella es la aprendiz que está para seguirle a él y casi siempre es al revés.

Lissie también forma parte de la historia y se puede interactuar con ella mediante varias opciones de diálogo que van surgiendo en función de lo que has visto. Además, como última ayuda, podemos presionar un botón para saber por dónde ha ido, otra ayuda más para no deambular demasiado sin rumbo. Pero nos gusta especialmente discutir las cosas con ella porque las conversaciones cobran fuerza a medida que pasan los días.

También tienes la opción de decidir cuánto quieres involucrarte con los escenarios, es decir, cuánto quieres ir revisando de los papeles, documentos o fotografías que hay por las habitaciones preparados para contarte un poquito más de la historia. Hay retazos de la vida pasada de los habitantes de la ciudad, y poco a poco vas tejiendo un tapiz de lo más curioso de cómo era esa comunidad. Tal es el punto que Betty empieza a quedar en un segundo plano de interés cuando te vas enterando de lo que pasó aquí hace nos meses.

Draugen
DraugenDraugenDraugenDraugen

Hablábamos de opciones, pero tampoco es que te ofrezca demasiadas oportunidades para cambiar el ritmo de la historia. Lo que puedes decidir es más bien el ritmo, la charla y la cantidad de exploración, elementos que alejan a Draugen un tanto de lo conocido como 'walking simulator'. También tiene a su favor una participación mucho más activa del protagonista en las conversaciones, así que acaba por ser más bien cómo afectas tú al mundo de juego que al revés.

Los guionistas también se han dejado llevar por una cierta ambigüedad sobre el pasado de Graavik y el destino de sus habitantes que aporta un toque de misterio y de debate, pues muy probablemente no todos los jugadores lleguemos a las mismas conclusiones. Hasta se pone en duda la presencia de Edward en un momento determinado para terminar de provocar cierta confusión sobre a quién creer y a quién no. No solo tienes que interpretar las pistas para encontrar el camino, tienes que interpretar el propio camino.

Este paseo por Graavik y sus alrededores apenas duró unas horas. Draugen es corto, pero el rato que estás con él es muy bueno. Un gran diseño en todos los sentidos, de juego, de guión y de escenario, para que la belleza, el misterio y la tragedia tengan cabida juntos. No te dejes engañar por esta ciudad dormida, esconde muchos secretos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
DraugenDraugenDraugenDraugen
DraugenDraugenDraugen
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Graavik ha quedado preciosa. Su diseño visual en general y sus detalles. Un guión con intriga y giros inesperados. Personajes creíbles.
-
Un poco corto. Un problema en la gesticulación de Lissie.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países