Español
Gamereactor
avances
Dying Light

Dying Light - impresiones E3

Dying Light esconde mucho más que un Dead Island evolucionado, según descubrimos con nuestra primera partida con la versión para la feria E3.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Antes de jugar a Dying Light no había forma de hablar del juego sin mencionar el anterior y exitoso trabajo de Techland con zombis, Dead Island. Sin embargo, después de probar una porción preparada para la reciente feria E3, está claro que Dying Light aporta algo que es sorprendente y diferente. No se trata simplemente de un caso de construir algo sobre los cimientos de lo que ya había ahí (eso es lo que hizo Dead Island: Riptide), sino de ofrecer una experiencia de juego muy distinta que está aderezada con algunos de los elementos que convirtieron a Dead Island en un hit.

Dying Light

Mientras que la gran novedad en la que se centra Techland con la breve demo montada para la feria angelina es la progresión de personajes -cómo desbloqueas nuevas habilidades y movimientos- con lo que nos quedamos realmente es con lo que pueden llegar a cambiar la experiencia las opciones para atravesar el escenario y los ciclos de día y noche. Intentar esquivar a los Volátiles (enemigos nocturnos increíblemente fuertes, rápidos y listos que te rodean si te detectan) por la noche para intentar alcanzar objetivos que podrían ser demasiado complicados durante el día, cuando salen los bandidos, es algo que incorpora unas capas a la experiencia de juego que no imaginábamos hasta ahora.

En cuanto a las opciones para atravesar el escenario, quizá se pueden describir mejor como un Assassin's Creed en primera persona, pues parece más de estilo libre que, por ejemplo, Mirror's Edge. Cargarte al típico enemigo infectado no es en realidad ningún reto; están ahí principalmente para proponer distracciones parecidas a los zombis en Dead Rising, pero es que en Dying Light nos esperan enemigos mucho más duros de roer.

Publicidad:

Cuando los desarrolladores añaden elementos de RPG a los juegos de acción, casi siempre suele derivar únicamente en hacer más daño. Simplemente potencias tu fuerza o salud para 'quitar más' y recibir menos. En Dying Lighr la progresión del personaje evoluciona de verdad cómo se mueve tu personaje; escalas más rápido, estrenas un montón de movimientos nuevos de combate o de otros tipos, y en muchos sentidos te sientes como Faith en el mencionado Mirror's Edge, pero con un sistema de lucha en condiciones y con muchos infectados por delante.

Dying Light

Hacia el final de la demo pudimos pasar por la Old Town del juego con un personaje bastante avanzado. Cantidad de nuevos movimientos de combate, escalada más veloz y un salto exageradamente largo vienen genial para esta sección más vertical del juego. Aunque el brote zombi ha afectado también a esta parte del mundo, la belleza de los viejos edificios sigue muy presente y conforma una atmósfera distinta y bastante refrescante. No son todo casas con tablones y chozas.

Dying Light tendrá además extrañas combinaciones de armas, potente combate cuerpo a cuerpo en primera persona y naturalmente juego cooperativo, aparte de todos esos zomb... que diga infectados. Pero ahí deberían terminar las comparaciones con Dead Island, porque el ambiente y las posibilidades son muy distintas, y por tanto las partidas también lo serán con la movilidad añadida. Si bien esa movilidad hace que los enfrentamientos sean mucho menos estresantes, enemigos como los Volátiles y otros aumentan tu vulnerabilidad, y esa nueva tensión nos dejó una gran impresión. A lo mejor eso cambia cuando juegas con otros tres amigos, pero Dying Light tiene pinta de ser algo bastante nuevo e interesante por el momento. Eso sí: no nos infectará hasta febrero de 2015...

Publicidad:
HQ
Dying Light
Dying Light
Dying Light
Dying Light
Dying Light
Dying Light

Contenido relacionado

0
Los vikingos invaden Dying Light

Los vikingos invaden Dying Light

NOTICIA. Autor: Ben Lyons

Techland ha decidido reunir las dos temáticas de moda en el DLC Vikings: Raiders of Harran, que ya está a la venta.



Cargando más contenido