Español
Gamereactor
noticias
Hi-Fi Rush

El jefe de Xbox, Matt Booty, explica por qué cerraron Tango Gameworks

Parece que un cambio en la dirección del equipo podría haber causado el cierre.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El cierre de Tango Gameworks sorprendió a mucha gente cuando se hizo público el pasado mes de mayo. Aunque podíamos entender por qué Xbox cerró Arkane Austin tras el fracaso de Redfall, Hi-Fi Rush, el último juego de Tango, lo había hecho muy bien, lo que nos pilló con la guardia baja.

Pero en el podcast Strictly Business de Variety, el jefe de Xbox Game Studios, Matt Booty, intentó explicar por qué ocurrió eso. "No voy a entrar en detalles sobre lo que supuso la decisión, sobre todo por respeto a la gente de allí", dijo. "Creo que lo que hay que tener en cuenta es que para nosotros se trata tanto de una situación de cara al futuro como de volver la vista atrás a un partido determinado".

"Hay muchas cosas que influyen en el éxito de un juego: ¿qué liderazgo tienes, qué liderazgo creativo tienes, es el mismo equipo que lanzó algo con éxito anteriormente? Tenemos que analizar todas esas cosas juntas y preguntarnos: ¿estamos preparados para el éxito en el futuro? Y aunque puede que haya habido factores o situaciones que condujeran al éxito anteriormente, puede que no todos sigan en su sitio cuando miras lo que estás haciendo de cara al futuro".

Lo que Booty parece estar insinuando aquí es que, aunque Hi-Fi Rush puede haber cumplido todo lo que Xbox quería, de cara al futuro la empresa podría no estar segura de si Tango podría haberlo hecho de nuevo. Hi-Fi Rush dio la sensación de salir de la nada, no solo porque estaba en la sombra, sino también porque el género de la acción rítmica no suele estar en el terreno de Tango.

Hi-Fi Rush

Contenido relacionado

Hi-Fi RushScore

Hi-Fi Rush

ANÁLISIS. Autor: Eduardo Corrochano

Coged vuestros mejores auriculares y conectarlos al mando, porque hoy vamos a darle caña a la última locura salida de las mentes de Tango Gameworks. Lo único que da miedo en Hi-Fi Rush es lo adictivo que es.



Cargando más contenido