Español
Gamereactor
artículos
Star Wars Jedi: Fallen Order

En busca de las ventajas de Star Wars Jedi: Fallen Order en Xbox Series X

Un buen juego flojo en rendimiento recibe las mejoras next-gen. ¿Serán suficientes?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La noticia de que Star Wars Jedi: Fallen Order entraba en la lista de futuros juegos optimizados para la nueva generación fue muy bien recibida. Respawn Entertainment creó una de las aventuras más entretenidas y diferentes del universo Star Wars, pero desde el primer día flojeó en rendimiento y sufrió con los bugs, que iban cayendo parche tras parche como pobres soldados imperiales. Para ver cuánto aporta, he vuelto a jugar la versión Xbox One en paralelo a la de Xbox Series X.

Como tantos otros, ofrece dos modos gráficos: rendimiento a resolución 1080p y 60 fotogramas por segundo, y post-procesado a 4K y 30 fps. Puedes saltar de uno u otro en el menú principal sin necesidad de reiniciar el juego, ideal para quienes prefieran aprovechar al máximo cada situación, como combate y exploración. Cada uno tiene sus ventajas, pues con el primero las coreografías de batalla con la espada láser son más emocionantes, pero con el segundo disfrutas más de los paisajes y de la estética Star Wars. Solo como recuerdo, la versión básica de las consolas anteriores corre a 1080p y 30 fps.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Lo primero que te sorprende es lo rápido que te metes en la partida ahora. En la máquina antigua había que esperar un par de minutos solo para llegar a la pantalla de inicio y en la nueva son 55 segundos. No sé hasta qué punto reducir el tiempo de cara a la mitad es lo que la gente esperaba o incluso se podría ir a por un poco más de diferencia. Ya no se trata de lo que ha traído la actualización, es gracias al SSD que monta Microsoft (y Sony), así que ya venía ocurriendo desde que funciona mediante retrocompatibilidad.

Decidí comenzar esta visita a Fallen Order por la versión de Xbox Series X y eso te cambia la perspectiva. Incluso con el modo post-procesado activado, no vas a notar una diferencia de calidad visual que te vaya a dejar con la boca abierta. Hay mejoras apreciables, pero algunas son tan sutiles que es necesario comparar cada imagen prestando toda la atención para caer en la cuenta. Bueno, de eso va este artículo y también el vídeo comparativo que lo adereza.

Jugando en Xbox One, se nota que sufre al producir sombras o pop-in de texturas. En el minuto 2:12 se aprecia el retraso entre la carga del elemento básico, de la plataforma, y la textura que la cubre. Sin embargo, ya no es solo que Xbox Series X no afronte este problema, es que además los charcos de lluvia son más nítidos y reflejan más. Los errores con las sombras están presentes en otras zonas del juego, como por ejemplo en Bogano. También puse a prueba la iluminación realizando un giro completo y rápido de la cámara con perspectiva panorámica; mientras que en una la luz se entrecortaba, en la otra iba todo fluido.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Como comentaba al principio, cuando Electronic Arts estrenó Star Wars Jedi: Fallen Order en 2019 se llevó muchos palos por los errores técnicos. Aunque el framerate objetivo era "solo" 30 fps en PS4 y Xbox One, ni siquiera lograba que fuera consistente. Ese drama se ha quedado en el pasado y Xbox Series X lo mueve a 60 fps muy estables cuando se elige el modo rendimiento. Le viene muy bien al gameplay porque parte de las batallas se deciden en función de los reflejos. Todo buen Jedi debe ser capaz de leer (o anticiparse) a los movimientos de su enemigo para saber cuando bloquear, esquivar o atacar. Una mala calidad puede convertir un combate cuerpo a cuerpo en una pesadilla, y si no que pregunten a los jugadores del primer Dark Souls.

Con el paso de las horas, va quedan grabado que las diferencias entre ambas versiones no son enormes. En el acabado, hay veces que no se notan tanto si no te pones a compararlas directamente, de hecho, aunque en otros aspectos como la fluidez de imagen y la eliminación de errores sí que hay una ganancia neta. A esto hay que sumar la reducción de tiempos de carga esperada, que más o menos a la mitad. Hasta ahí llega la superioridad de Star Wars Jedi: Fallen Order en Xbox Series X sobre la generación anterior.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.