Español
Gamereactor
lifestyle

Estos luchadores quieren demostrar que la lucha libre no es sólo para heterosexuales

Fist Club es una organización de lucha libre profesional en la que la aceptación del colectivo LGBTQ está en primer plano.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Nunca antes había pensado que la lucha libre profesional fuera un espectáculo para heterosexuales, pero ahora no puedo quitarme esa idea de la cabeza. La pompa, los personajes, las actuaciones grandiosas, todo tiene mucho sentido ahora.

La promoción de lucha libre que tampoco puede quitarse esa comparación de la cabeza es Fist Club, una organización que quiere promocionar a los luchadores LGBTQ+ y el deporte entre la comunidad. Con sede en el norte de Londres, recientemente celebraron un espectáculo con todas las entradas agotadas, en el que participaron personajes como una doble de Tina Turner.

"Para mí, se trata de la alegría queer", dijo a Reuters uno de los fundadores. "Nada me da la misma alegría queer que Fist Club".

Sin embargo, no todo son trucos LGBTQ, sino que Fist Club se centra en conseguir que más personas trans y queer entren en la lucha libre profesional, permitiéndoles sentirse bienvenidos en lo que suele ser un espacio muy dominado por los heterosexuales.

Publicidad:
Estos luchadores quieren demostrar que la lucha libre no es sólo para heterosexuales


Cargando más contenido