Español
Gamereactor
análisis
E.T. Armies

Análisis de E.T. Armies

Un nuevo shooter de un nuevo estudio de un país que por fin puede lanzar juegos en occidente. Así que seguro que ofrece algo interesante... ¿no?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

E.T. Armies puede ser considerado un hito. Desarrollado por el estudio independiente iraní Raspina Studios, el lanzamiento de este juego supone que estamos ante el primer título de ese país que se lanza en nuestro mercado después de que la sanción comercial que sufría Irán llegase a su fin el pasado mes de febrero. Esperemos que sea el primero de muchos. Por desgracia, parece que E.T. Armies no supondrá un precedente que muchos quieran seguir. Intenta emular un shooter AAA occidental, pero, aunque hay cierto potencial en el título, el juego flaquea en demasiados aspectos.

Se trata de un shooter en primera persona que tan solo nos ofrece dos caras: una campaña para un jugador y un modo multijugador. Por desgracia, solo podemos hablar del modo para un jugador, ya que los servidores multijugador estaban completamente vacíos tan solo una semana después del lanzamiento. El modo historia cuenta con tres niveles de dificultad: fácil, normal y brutal. Y el nivel brutal se toma muy en serio su nombre. La curva de dificultad es muy elevada, pero justa. E incluso el modo fácil podría suponer un desafío importante para quienes no estén muy doctos en el género.

Pero la historia principal no consigue brillar. Tiene la calidad de una película de serie B y está repleta de clichés y momentos olvidables que consiguen convertir una gran idea en algo genérico. Esto no tiene por qué ser malo, ya que se podría pasar por alto la historia genérica para disfrutar de la experiencia por lo que es. Sin embargo, aunque consigas ignorar el argumento, lo que te espera es un doblaje bastante malo que te saca del juego. El mal doblaje podría tener excusa, ya que estamos ante un título independiente de un estudio que está trabajando en su segunda lengua, pero hay errores evidentes que te harán preguntarte por qué decidieron poner las voces en inglés.

Publicidad:

En cuanto al sistema de juego en sí mismo, las mecánicas de las armas y del movimiento son bastante férreas en algunos momentos, pero extremadamente frágiles en otros. Hay una pequeña selección de armas a nuestra disposición: dos o tres fusiles de asalto diferentes, una escopeta y un rifle de francotirador. También tendremos una pistola con munición infinita, pero no se puede decir que haga mucho daño. Los fusiles de asalto tendrán cargadores de balas muy débiles y que parecen casi balines. Los rifles de francotirador y las escopetas están mucho mejor y, por ende, son mucho más satisfactorios de usar.

E.T. ArmiesE.T. Armies
E.T. ArmiesE.T. ArmiesE.T. Armies

El diseño de los niveles es bastante básico. Dispararemos a infinidad de enemigos y avanzaremos a la siguiente zona para disparar a más enemigos. Y así, una y otra vez. Hay múltiples ocasiones en las que los segmentos entre galerías de tiros son demasiado largos y acabas pegándote unas pateadas excesivas. En otras ocasiones, los desarrolladores intentan ofrecer alguna mecánica única, pero se alargan demasiado durante todo un nivel y, al final, acabas queriendo volver al combate tradicional. Un ejemplo de ello es cuando el jugador debe ocultarse tras una vagoneta que se mueve, puesto que esa es la única cobertura que nos protege de las oleadas de enemigos. Tras unas cuantas oleadas, la vagoneta se volverá a mover y tendremos que repetir la acción. Sí, es divertido durante unrato, pero el truco se repite demasiadas veces y, antes de darnos cuenta, ya estamos deseando que se acabe esa sección.

Publicidad:

En ocasiones, la aparición de los enemigos es un tanto extraña. Sobre todo, en las secciones de interior. Te puedes quedar en una puerta y disparar a los enemigos según aparecen, viendo cómo aparecen de la nada para eliminarlos con la escopeta unos segundosdespués. La cosa se vuelve tan aburrida que acabaremos llegando a una nueva sección de tiro e intentar encontrar los puntos de aparición para acabar con el trabajo más rápido. Sin embargo, hay ocasiones en las que tienes que ponerte a cubierto porque aparecerán una ingente cantidad de enemigos y la dificultad de esas secciones es lo que hace que el juego sea bastante divertido. Esto ocurre sobre todo hacia el final del juego, donde habrá varios momentos en los que tendremos que movernos hacia varios objetivos pero no podremos hacerlo hasta que acabemos con los abundantes enemigos de la zona.'

La banda sonora del juego no está mal. Hay una buena orquestración instrumental para la mayoría de las situaciones en las que nos podemos encontrar. Hay ocasiones en los que la música está un poco fuera de lugar, con una melodía dramática en un momento bastante tranquilo, pero no es algo que ocurra muy a menudo. Los efectos de sonido necesitaban un poco más de cuidado, ya que la mayoría de armas y explosiones no están al nivel esperado. Posiblemente, lo mejor del juego son sus gráficos. Un aspecto en el que el equipo de desarrollo demuestra mucho talento. Para ser un título indie, el juego es precioso y, aunque no llega al nivel de los AAA que aspira a ser, los gráficos son muy dignos, sobre todo gracias a la implementación de la iluminación. Las armas están bien diseñadas y los modelos de los personajes tampoco están mal.

Antes comentamos que el juego parecía una película de serie B. Hay ocasiones en las que esto no tiene por qué ser algo malo, ya que los clichés pueden ofrecer una experiencia en la que desconectar y disfrutar. Tal podría ser el caso de la historia, pero hay momentos en los que el sistema de juego no está a la altura. Tuvimos unos cuantos momentos en los que estábamos inmersos en la acción, hacia el final del juego; sin duda, esos elementos resultan muy divertidos. Pero los puntos negativos son demasiados y superan por mucho los escasos momentos divertidos del título.

A E.T. Armies le falta mucho para llegar a ser un gran shooter y se antoja difícil recomendar un título con tantos problemas como este. Los desarrolladores tuvieron la oportunidad de crear algo novedoso y hacerlo destacar en el género, pero en vez de eso se esforzaron en hacer un shooter en primera persona más bien tradicional. De hecho, tan tradicional que acabaron creando algo genérico y aburrido, lo cual es una auténtica pena. Con Superhot tenemos un ejemplo reciente de que es posible innovar en el género, y precisamente por eso tenemos la sensación de que este juego podría haber llegado mucho más lejos. El precio de 14,99 € en Steam se antoja demasiado elevado para un juego con apenas dos horas de modo historia y un multijugador vacío. Es un shooter férreo desde el punto de vista técnico, pero nunca explota las ideas que lo inspiraron, lo cual nos hace preguntarnos porqué no apostaron por algo más personal.

E.T. Armies
E.T. ArmiesE.T. Armies
04 Gamereactor España
4 / 10
+
Gráficos decentes. Sistema de juego sólido.
-
Mal trabajo de doblaje. Mal guión. Historia llena de clichés. Diseño de niveles repetitivo. Multijugador muerto.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
E.T. ArmiesScore

E.T. Armies

ANÁLISIS. Autor: Sammy Cooper

Un nuevo shooter de un nuevo estudio de un país que por fin puede lanzar juegos en occidente. Así que seguro que ofrece algo interesante... ¿no?



Cargando más contenido