Español
Gamereactor
análisis
Exoprimal

Análisis de Exoprimal

¿Será capaz el último shooter de Capcom estar a la altura de las expectativas? Para ello cuentan con un concepto interesante: armaduras mecánicas contra dinosaurios.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Exoprimal, la apuesta de Capcom en el mundo del PvPvE, se basa en lo que a mí me gusta denominar efecto Pacific Rim. La película de 2013 sobre robots gigantes que luchan contra monstruos parecidos a Godzilla no perseguía provocarnos una crisis existencial, pero sí ofrecernos muchísima acción descabellada que nos hiciera sentir como si estuviéramos de nuevo en nuestra habitación de la infancia haciendo peleítas con muñecos de plástico.

Mi primera toma de contacto con Exoprimal fue justo lo que había imaginado. Cuenta con unas armaduras estupendas, una propuesta interesante y promete la acción más emocionante. Como veremos a lo largo de este análisis, Exoprimal da en el clavo en más de un aspecto, pero también hay varios problemas de base que me han acompañado a lo largo de mis sesiones de juego.

Antes de nada, voy a realizar un pequeño apunte. Los servidores de Exoprimal han visto la luz por primera vez este 14 de julio, día en el que todos, incluidos nosotros, hemos tenido acceso. A pesar de haber jugado todo lo que he podido, incluyendo versiones de prueba anteriores, todavía no he podido experimentar todo lo que tiene que ofrecer. Tómatelo como un análisis inicial, por así decirlo, que acabaré actualizando conforme cambie mi opinión sobre el título. Si es que esto ocurre, ya que dudo que, con todo el tiempo que le he dedicado, vaya a empezar a adorar el juego de repente.

HQ
Publicidad:

La premisa de Exoprimal es, a primera vista, bastante sencilla. Eres un exoluchador, un piloto de cualquiera de las diez exoarmaduras disponibles, cuya misión es acabar con dinosaurios para ayudar con la investigación científica de una IA llamada Leviathan. No eres un participante voluntario en los simulacros de guerra de Leviathan, sino que has sido arrastrado junto con otros miles de exoluchadores procedentes de otras dimensiones. Esto es solo la punta del iceberg de la profundísima historia que se presenta en Exoprimal. Es un planteamiento bastante disparatado, pero podemos perdonárselo teniendo en cuenta su premisa. Con un elenco de personajes casi infinito y una trama que parece sacada de una película de acción de serie B (lo digo en el mejor de los sentidos) estaba enganchado viendo qué sería lo siguiente que pasaría con nuestra variopinta tripulación en nuestra búsqueda para descubrir los misterios tras la isla Bikitoa, los dinosaurios y Leviathan.

Para desbloquear escenas cinematográficas que te permitan avanzar en la historia tienes que sumergirte en Marea jurásica, que viene a ser lo único que puedes hacer en Exoprimal. Esto se reduce a ti y otros cuatro compañeros de equipo derrotando hordas de dinosaurios con su correspondiente jefe antes de enfrentaros al equipo enemigo (no si eliges la opción de solo PvE) en una caótica carrera final por ganar el simulacro de guerra. Como he dicho antes, las exoarmaduras entre las que puedes elegir son una verdadera delicia visual, cada una con sus propias habilidades y estilos de juego. Por ejemplo, Deadeye es la típica armadura de soldado, con su rifle de asalto y su lanzagranadas, mientras que Barrage inflige un gran daño de área con sus explosivos. Dentro de los estilos de juego que ofrecen las tres categorías de armaduras (asalto, tanque y apoyo) existe una multitud de variantes. A algunos les gusta el combate cuerpo a cuerpo, mientras que otros prefieren volar plácidamente por el cielo.

Exoprimal

Cualquier cosa que hagas en Exoprimal va acompañada de efectos divertidos y llamativos que encajan con el título a la perfección. Desde los dinosaurios más básicos hasta los neosauros más letales que puedes encontrar más adelante, los diseños de los enemigos son casi tan increíbles como los de las propias armaduras. Algo parecido puede decirse de los mapas: aunque en ocasiones da la sensación de estar recorriendo las mismas ubicaciones una y otra vez, lo cierto es que cada uno cuenta con sus propios efectos visuales impresionantes y envolventes.

Publicidad:

Si todo está tan bien, ¿cuál es el problema entonces? Por desgracia, al menos para mí, los sistemas de juego básicos de Exoprimal no están a la altura de las expectativas marcadas por su premisa. Hay un par de excepciones: el tramo final de la partida, en el que tu equipo se enfrenta a otro, puede ser divertido de manera caótica; y luchar contra jefes en fases más avanzadas también es divertido. No obstante, si tienes en cuenta que la mayor parte del tiempo te la pasas disparando a hordas y hordas de dinosaurios, Exoprimal se queda un poco sosete. Acabas sentado, aporreando botones para disparar o blandir tu espada y ver cómo el contador de víctimas crece mientras otras tantas vuelan hacia ti. Las balas son lo de menos y tampoco hay nada que cause un verdadero impacto. A diferencia de otros shooters en los que acabar con cientos de enemigos que vienen hacia ti en hordas, el PvE de Exoprimal parece a veces casi una tarea que tienes que hacer sí o sí para poder jugar la parte interesante.

Exoprimal

Además, todas las partidas son muy parecidas. Corres de un lado a otro, matas a un número concreto de dinosaurios y vuelta a empezar cinco o seis veces hasta que te diriges hacia el objetivo final, que puede acabar siendo matar a más dinosaurios. Teniendo en cuenta que Marea jurásica es la única forma de hacer que la historia avance (y en general), es desalentador saber que no me queda otra que volver a esa experiencia multijugador sin apenas aliciente. No consigue atraparte de la manera en la que sí lo consiguen los reyes del multijugador en directo. De la misma manera, parece que hay algunos problemas de equilibrio, ya que es casi imposible remontar una vez que te quedas atrás. Siempre te están recordando que vas por detrás del equipo enemigo, pero casi nunca te dan la oportunidad de revertir esta situación. Incluso cuando te dan una supuesta ventaja en forma de Dominator (un dispositivo que te transforma en un enorme dinosaurio) no sirve de nada porque también se lo entregan al equipo contrario. Entiendo que no quieran castigar a los jugadores que van por delante, pero si eres quien va perdiendo, ya desde los primeros minutos de la partida sabes que vas a perder por mucho que dure 20 minutos.

Capcom lleva todo el 2023 con una racha increíble, pero parece que esta llega a su fin. Exoprimal no es un mal juego ni mucho menos, pero tampoco puede decirse que haya cumplido las expectativas. Tiene sus altos y sus bajos, aunque si buscas una nueva experiencia multijugador y eres capaz de aguantar una y otra vez el modo Marea jurásica, quizá este título sea para ti.

HQ
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Historia interesante, buenos diseños de las armaduras, algunas grandes peleas son buenas y están bien hechas.
-
El PvE de base es bastante aburrido, los combates no suelen tener ninguna emoción.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
ExoprimalScore

Exoprimal

ANÁLISIS. Autor: Alex Hopley

¿Será capaz el último shooter de Capcom estar a la altura de las expectativas? Para ello cuentan con un concepto interesante: armaduras mecánicas contra dinosaurios.



Cargando más contenido