Español
Gamereactor
avances
Far Cry 6

Far Cry 6 - Impresión final

Hemos jugado unas cuantas horas en la isla de Yara para hacernos una idea de lo que tiene que ofrecer el nuevo Far Cry. Y promete.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Hemos visto mucho de Far Cry 6 durante los últimos meses. Ubisoft ha estado bombardeándonos con toda una amalgama de tráileres que ha servido para darnos un vistazo más que en profundidad al juego, sea su historia, su mundo o su villano: el Anton Castillo de Giancarlo Esposito. Pero, antes de su lanzamiento, hemos tenido por fin la oportunidad de jugarlo, saborear las primeras horas explorando la isla de Yara, conociendo a los rebeldes que luchan por la libertad y enfrentándonos al propio Castillo.

HQ

Si no estás al tanto de la historia de Far Cry 6, lo que ofrece esta historia es similar a lo que han ofrecido anteriores entregas de esta veterana serie, en el sentido de que vas a volver a luchar contra un poderoso líder que domina una región. Anton Castillo, interpretado por Esposito, con una presencia que se 'come' cada habitación en la que entra, no busca más que devolver a Yara a su antigua gloria (¿"Make Yara great again"?), aunque eso signifique convertirla en un estado militar en el que los habitantes quedan relegados a un segundo plano en favor del crecimiento industrial y económico. El punto en el que difiere Far Cry 6 es en cómo cuenta su historia, ya que se aleja del típico 'dispara primero, pregunta después' para que peleemos como guerrilleros, haciendo especial hincapié en el sigilo, en mezclarse con el mundo de Yara y en luchar con uñas y dientes por la libertad sin la financiación ni el apoyo tecnológico que sí posee el ejército.

En este punto, es fácil pensar que esto es más o menos lo mismo de siempre en Far Cry, y en gran parte tienes razón, pero FC6 parece desafiar la forma en la que se disfruta de la serie haciendo que Yara sea un paraíso del guerrillero. Esa preciosa isla se ha creado con un impresionante nivel de detalle que sube el nivel de lo que esperamos de un mundo abierto. Están las típicas carreteras y caminos por los que viajar, pero, como Yara ha sido objeto de una rebelión guerrillera durante décadas, hay muchos caminos trillados que se esconden en la selva y que son ideales para moverse por el lugar sin llamar la atención de la milicia. Suma a esto las armas y el equipamiento hechos a mano (hablaremos más de este ahora) y los caballos, nueva forma de transporte en Far Cry, que además es mucho más ágil y llama menos la atención que un vehículo a motor, y consigues un estilo de juego familiar, sí, pero también único.

Yara es un lugar bastante grande, y está dividida en diferentes regiones que, a su vez, están definidas por niveles, lo que significa que no es precisamente buena idea danzar por los puntos más profundos del mapa intentando reventarlo todo quemando plomo. De veras que tienes que subir de nivel para poder tener alguna oportunidad contra las fuerzas militares repartidas por la isla, y hacerlo requiere ayudar a la rebelión a hacerse con puntos de control, eliminar objetivos, destruir instalaciones... el pan nuestro de cada Far Cry. De todas formas, nada te va a impedir intentar lanzarte cual guerrillero loco a por los militares sin haber progresado antes. Tienes total libertad para hacerlo, o al menos para intentarlo.

Es bastante diferente al sistema usado en Far Cry 5, en el que podías ir a cualquier parte y completarlo casi todo para conseguir los Puntos de Resistencia necesarios para vértelas con alguno de los líderes. En Far Cry 6, los niveles actúan de forma similar a Ghost Recon Wildlands/Breakpoint, lo que limita tu capacidad para tomar Yara por la fuerza y sin progresar antes, pero a la vez te motiva a explorar y conquistar una región antes de ir a la siguiente, aunque sin utilizar el típico recurso de llegar a un puesto o punto de interés para desbloquear un montón de secundarias en el mapa. En su lugar, Far Cry 6 cuenta con unos cuantos PNJ que te irán mandando tareas poco a poco para evitar que te disperses mucho.

Far Cry 6

Aunque ser un sandbox atractivo y repleto de cosas es la piedra angular de Far Cry (Yara incluso contará con enteros ecosistemas vivientes para que la isla sea más realista), el rendimiento del gameplay también es crucial. Por lo que hemos podido experimentar, Far Cry 6 ofrece un movimiento y sistema de disparo fluidos y con una respuesta genial. Además, parece que busca mejorar su inmersión con una serie de mecánicas interesantes.

Por ejemplo, las armas. Puedes modificar y mejorar tu equipo en los bancos de trabajo que hay repartidos por Yara, usando los recursos que encuentres explorando la isla. Esto significa que puedes hacerte un silenciador casero, o incluso miras nuevas para desenvolverte mejor en las medias y largas distancias. Además, estas mejoras no solo cambian el aspecto de las armas, también añaden algunas mecánicas nuevas. Si te pasas usando un arma con silenciador, este se sobrecalienta y tendrás que esperar a que se enfríe para volver a disparar sin formar un escándalo. Por ejemplo.

Además de esto, para aprovechar la naturaleza guerrillera de Far Cry 6, Ubisoft ha añadido la posibilidad de enfundar tus armas para pasar inadvertido entre el resto de los lugareños. Un truco especialmente útil para acercarte a un guardia o a un funcionario del gobierno y hasta poder sobornarlo para recopilar más información sobre asentamientos militares cercanos.

Far Cry 6

No obstante, dado que Far Cry siempre se ha caracterizado por alejarse de la normalidad con el realismo de su gameplay, Ubisoft también se ha asegurado de equipar a los jugadores con una serie de sistemas y herramientas que dan a Far Cry 6 algo más de estilo. Vuelven los paracaídas y los trajes voladores para que puedas moverte rápidamente por la isla, y un poco más de incógnito (en general, dan la sensación de ser más realistas y estar menos 'chetados' que lo que ofrecían en anteriores FC); las mascotas se te unirán para luchar (ahí tenemos a Guapo, el cocodrilo con camiseta, o al adorable Chorizo); y, como guinda del pastel, la novedad más llamativa: las mochilas Supremo. Funcionan como una habilidad especial y las hay de muchos tipos distintos. Por ejemplo, tenemos el Exterminador, un lanzacohetes multicañón; o la Zona Medicina, más enfocada al apoyo, reviviendo y curándote tanto a ti como a tus aliados. Son interesantes y pueden usarse con relativa frecuencia, ya que tienen un tiempo de recarga por uso. Extrañísimas y alimentadas por uranio empobrecido, lo valen.

Es difícil no tomarnos nuestro tiempo con Far Cry 6 con emoción y ganas por el lanzamiento. Claro, puedes argumentar que, si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, es un pato. Pero, eso no quita que Ubisoft quiera ofrecernos un mundo realmente atractivo y con un aspecto visual impresionante (mejor en la nueva generación) con mucho que explorar, acompañado de un sistema de control fluido y sensible que siempre es una delicia.

No os vamos a decir que Far Cry 6 reinvente la rueda ni nada de eso, pero, ¿ofrece una experiencia divertida y de calidad que entretendrá durante horas? Rotundamente sí.

Far Cry 6Far Cry 6
HQ

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.