Español
Gamereactor
análisis
Fez

Análisis de Fez

Si tienes el más mínimo interés en los juegos indie, de esos que salen de desarrolladores pequeños e imaginativos, seguro que ya has oído hablar de Fez.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El juego y su mecánica básica (un plataformas en 2D estilo 8-bit en el que podías cambiar la perspectiva con pequeños movimientos de cámara para revelar un mundo 3D) se descubrieron hace años, pero lleva en desarrollo tanto tiempo (se esperaba para XBLA en 2010) que ha dado para grabar un documental sobre su creación, producirlo, lanzarlo e incluso ganar con él en los festivales. Ahora, por fin, es el propio juego el que recibe la atención de los focos.

Por mucho que los imitadores inunden el dominio digital desde aquel avance original, los gráficos retro estilo 8-bit distinguen a Fez de todo lo demás y su originalidad sigue garantizada, de la misma forma que sólo hay un fenómeno Monecraft, o una obra maestra como Super Brothers: Sword & Sworcery EP.

Los gráficos impresionan, pero es la implementación del concepto del estudio lo que convierte a Fez en un juego maravilloso. Es imposible sustraer elementos separados de su singular visión; el diseño y la jugabilidad de un todo cohesionado. Pese a las frases megalómanas de su creador sobre los desarrollos japoneses, Fez consigue colocarse dentro de las enormes huellas que dejaron las pisadas de aquellas creaciones de Nintendo planeadas por Shigeru Miyamoto.

Fez
Publicidad:

De ese pilar central (plataformas 2D con un cambio de perspectiva a 3D) nace una colección de ideas geniales. Y aunque te vuelvan a colocar al personaje cuando falles y abunde una vida salvaje realmente pacífica, no te engañes: los puzles y enigmas de Fez son increíblemente exigentes.

Desde el principio, esta mecánica tan poco habitual obliga al cerebro del jugador a funcionar una marcha por encima de lo normal. Los mapas del tesoro requieren que estudies de cerca los contornos de cientos de mundos pequeños y flotantes, mientras buscas diversos artefactos. Además, los cambios a 3D significan que hasta los mundos más pequeños pueden cuadruplicar su tamaño en un periquete.

Los rompecabezas más complicados y los crípticos puzles que esconde Fez probablemente provoquen que algunos sucumban ante las seducciones de los consejos que puedes encontrar en la red. Si lo haces, te cargarás una experiencia de juego completamente única, pues por una vez te lo pasarás mejor si vives con más interrogantes que respuestas.

Hasta los jugadores más experimentados encontrarán problemas con los mundos abiertos de Fez, porque más allá de un breve tutorial sobre las funciones básicas, te dejan a tu aire. Las ayudas y pistas no aparecen, y desde el principio tienes libertad de viajar donde te venga en gana.

Publicidad:
Fez

En el primer pueblo ya nos costó sudor y lágrimas llevar la cuenta de las localizaciones y realizar una búsqueda medianamente sistemática de los artefactos. Pero después de abandonar el primer mundo queda claro que cualquier intento de hacerlo con orden es virtualmente imposible, pues cada uno de los pequeños mundos contiene diversas puertas que te devuelven a otras islas flotantes ramificadas. Simplemente, es demasiado.

El mapa no ayuda. Muestra los tesoros, puzles, cubos y fragmentos, pero sólo presenta las conexiones de islas individuales, nunca enseñando las rutas de verdad.

La cantidad de puertas siempre ofrecen un pequeño vistazo de los mundos que hay detrás, pero se trata de una pequeña ayuda cuando aún quedan tantas cosas a tener en cuenta, por mucho que las islas suelan pertenecer a temáticas diferentes. Finalmente, un sistema de portales de salto complica las cosas aún más.

Y aun así, todo esto no llega a significar una queja. La estructura laberíntica de Fez lo convierte en la aventura que es; lo único que no es lo mejor para los obsesos con el control...

La aventura que se despliega es todo un acontecimiento en los videojuegos. Una atmósfera como no hay otra, el diseño de niveles fantástico y esa colección de puzles desafiantes convierten a Fez en uno de los mejores juegos de los últimos años.

El diseño a lo 8-bit no es solo una cuestión de nostalgia, sino una forma de inspirar el diseño de niveles hasta en los detalles más pequeños, sin limitar la realización de este lugar. Desde las frases de los aldeanos hasta el sonido expectante cuando cambias el mundo de 2D a 3D, sin olvidar los efectos de luz en los niveles de bosque: Fez es una maravilla visual que viene de regalo con un sistema de juego igualmente maravilloso.

Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
Fez
HQ
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Fantásticos gráficos estilo 8-bit, increíble diseño de niveles, puzles desafiantes.
-
Pronto pierdes una visión general de los mundos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
FezScore

Fez

ANÁLISIS. Autor: Ingo Delinger

"Esta mecánica tan poco habitual del cambio de dimensión obliga al cerebro del jugador a funcionar una marcha por encima de lo normal".



Cargando más contenido