Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
FIFA 19

Análisis de FIFA 19

El mejor FIFA de todos los tiempos y uno de los mejores videojuegos de fútbol en la historia, pese a sus leves fallos.

  • Texto: David Vicente
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

El 28 de septiembre comienza a rodar el balón de la temporada del fútbol virtual con FIFA 19. Por fin, y tras semanas llenas de interminables esperas con novedades e información a cuentagotas, he podido jugar a la versión final de y resarcirme a gusto bajo las altas expectativas que tenía. Y las han cumplido con creces. Tengo que confesar que este era el año que más ganas tenía de FIFA. Si bien acabé un tanto harto de la entrega anterior por la carencia de novedades interesantes que nos mantuviesen pegados a los mandos durante un largo periodo de tiempo, los anuncios de la UEFA Champions League, la recreación total de LaLiga Santander, la tercera y última temporada de El Camino, los añadidos para el modo Kick-Off y las novedades referentes al gameplay me devolvieron la ilusión por la nueva edición.

Referente a la jugabilidad, por primera vez desde que recuerdo, la versión final supera ampliamente a la demo. Quedé muy satisfecho con la demostración como ya pudisteis leer en mis impresiones, pero es que este FIFA 19 ha ido todavía más allá. Hasta el más mínimo detalle como el balón, por fin ahora tiene un tamaño acorde a la realidad, no como anteriormente que parecía una pelota de fútbol sala. Es algo muy simple, pero que permite a las repeticiones lucir más realistas y mejor.

EA Sports ha cuidado hasta el detalle más minúsculo, pero también ha puesto un ímpetu pocas veces visto en una franquicia de corte anual, trayendo una batería de adiciones que no esperaba que fuesen a tener tal impacto en el terreno de juego. Quizás los múltiples vídeos que hay en la red sobre el juego te hagan ver que es muy similar a su predecesor, pero hasta que realmente no te pones a los mandos no descubres las amplias posibilidades que se presentan ahora.

Lo más positivo que saco de FIFA 19 (y no son pocas cosas) es lo orgánico, fluido y humano que lucen todas las animaciones de los jugadores. Es impresionante el realismo con el que se mueven y ejecutan acciones los personajes en el campo. Hay muchísimas animaciones nuevas y eso se nota, generando jugadas no vistas hasta la fecha. Las repeticiones y celebraciones se ven también beneficiadas por estos cambios, luciendo rostros más fidedignos con múltiples expresiones faciales que muestran los sentimientos de los jugadores en cada momento.

FIFA 19

El PlayerID se ha beneficiado de este añadido, con más estrellas plenamente reconocibles como Neymar o Bale que se agregan al amplio repertorio del año pasado. Aun así, prácticamente la totalidad de los jugadores de grandes ligas cuentan con movimientos prácticamente calcados a los de sus homónimos reales.

Si a esto le sumamos las Batallas 50/50, con una amplia mejora a la Inteligencia Artificial, nos encontramos con situaciones únicas muy acertadas. En los balones divididos, los integrantes de cada equipo se organizan mejor en el césped y la CPU escoge más intuitivamente quién es el que debe ir a la pugna. Pero ahora tampoco se llevará la pelota el jugador más rápido por ciencia infusa, si no que se toman en cuenta una serie de variables como la posición desde la que partían, el físico de cada uno y la visión espacial. Esto, unido a las nuevas animaciones, da lugar a cortes in extremis, despejes de chilena o disputas más reñidas. Cada partido en FIFA 19 es un mundo.

El TeamID se ha visto así perfeccionado, con una personalidad más marcada de cada equipo. Esto sobre todo ante el modo offline es de agradecer, y es que, no será igual enfrentarte al Manchester City de Guardiola que al Atlético de Madrid de Simeone. Por si fuera poco, las Tácticas Dinámicas introducidas en esta entrega potencian esta faceta, permitiéndonos elegir una formación y una táctica distinta en función de si cambiamos a ultradefensiva, defensiva, equilibrada, ofensiva y ultraofensiva. En años anteriores, mover la cruceta a un lado u otro era prácticamente inútil, ya que se limitada únicamente a adelantar o echar hacia atrás a nuestro equipo, quedándose corto en la gran mayoría de ocasiones. Así ganamos opciones de encarar los encuentros en función del resultado, sin tener que pausar la partida y logrando resultados mucho más satisfactorios.

Pero esto no es todo. Los atacantes han recibido su dosis de mejora en este FIFA 19: ya no solo con contraataques y desmarques más intuitivos, si no con un renovado sistema de remate llamado Momento de finalización. Para chutar a portería, ahora deberás pulsar dos veces el botón de disparo, primero cuando queramos golpear el balón y luego una segunda vez cuando el personaje esté a punto de darle a la bola. A mi parecer, es un añadido muy interesante y al que todavía no he logrado acostumbrarme tras varios encuentros, por lo que he conseguido chuts muy precisos y otros que se me han ido prácticamente al banderín de córner. De momento, lo poco que he comprobado online es que no está muy explotado, así que veremos como evoluciona esta característica en el futuro. Y tranquilo, si no te acostumbras puedes desactivarlo sin problema desde el menú.

Sobre el Sistema de Toque Activo, el cual no me había gustado mucho en mis pruebas durante la demo, tengo que decir que continúo con ese sabor agridulce. Básicamente, con esta opción, si pulsamos el joystick derecho al recibir el balón (o con él en los pies) y lo movemos en la dirección que queramos, levantaremos la pelota y será más fácil ejecutar una volea o chilena. Sí, es algo complicado dominar si no dispones de jugadores muy habilidosos, pero sobre todo en Ultimate Team, donde los usuarios pueden componer las mejores plantillas, será un truco del que seguramente se abuse. No siempre es malo, ya que me ha sacado de apuros en alguna ocasión a la hora de defender, pero no termina de convencerme del todo. Como apunte, ya he metido más goles de chilena en mis primeros partidos con FIFA 19 que en todo FIFA 18.

Otra de las notas positivas se encuentra en los porteros. Por fin cumplen su única labor perfectamente, la de parar. La ingente cantidad de animaciones insólitas han supuesto un lavado de cara muy de agradecer en los arqueros, siendo ahora más resolutivos y ejecutando paradas muy vistosas. El año anterior se les criticó mucho, sobre todo al principio, y las diversas actualizaciones no arreglaron en exceso algunas cantadas que no eran normales. También los atributos de cada portero se notan más marcados, encontrándonos una diferencia palpable entre un De Gea de media 91 o uno de media 78. Bien, EA.

La otra cara de la moneda radica en los árbitros. Su labor la desempeñan bien, pero con cualquier mínimo roce a un rival, pitan falta y casi seguro nos sacan tarjeta amarilla. O las tarjetas rojas, muy rigurosas en momentos. Así, me parecen demasiado exigentes a mi gusto, por lo que espero que con futuros parches corrijan este comportamiento. Y no, tampoco disponemos del VAR. No es algo crítico, pero la inclusión del videoarbitraje, muy de actualidad en el mundo del fútbol, habría quedado muy bien y dotaría a FIFA de una mayor fidelidad.

Sinceramente, estoy muy satisfecho con lo que ha conseguido Electronic Arts en este FIFA 19. Jugablemente es una delicia, todo es muy natural y cada partido es único y un reto que afrontar. Además de lo comentado anteriormente, sigue sin gustarme el ritmo ligeramente acelerado que le imprime la desarrolladora, obligándome a cambiar la velocidad a Lenta dentro del menú de opciones, haciéndose así más pausado y disfrutable. En cambio, el cansancio físico sí es más notorio, poniéndose cuesta arriba las segundas partes si abusamos del botón de correr. Respecto a los modos online, se sigue tirando todavía más hacia lo arcade, pero es el enfoque claro que tiene EA con la serie. Gustará más o menos, pero las 24 millones de unidades vendidas por la última entrega no parece que les haga cambiar de opinión a corto plazo.

Pero no solo se ha puesto empeño en el núcleo jugable, ya que el apartado gráfico ha recibido también cambios pequeños pero importantes. La tercera generación con Frostbite se ha pulido enormemente, con una iluminación nocturna muy mejorada. De todas formas, EA le otorga un estilo propio a cada competición, con una iluminación más azulada para la Champions League, otra más anaranjada para la Europa League y otra más neutral para el resto de campeonatos. Ese juego con las tonalidades frías y cálidas no termina de convencerme y pienso que debería ser la misma independientemente del lugar, aunque hay que decir que es vistoso y le sienta bien al producto. Aun así, es un gran paso adelante.

Las ambientaciones de los estadios se han visto asimismo beneficiadas por el regreso de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League, dando la sensación de que estamos ante un encuentro real. Tanto la copa, como la previa en los túneles de vestuarios o los marcadores... Es muy llamativo. Además, el motor de impactos se ha visto seriamente mejorado, con choques y caídas muy acertadas. Incluso las caras, los modelados, los uniformes... Todo luce más auténtico que nunca. Los estadios tampoco podían quedar atrás, recreados hasta el más mínimo detalle, pese a que algunos de LaLiga Santander no estén perfectamente diseñados, aunque de eso hablaré más adelante. En general, sorprendido por el gran paso adelante dado en este FIFA 19 y expectante por ver como evolucionará la saga en el 20.

Pero como en todo videojuego, no sólo nos podemos quedar con el aspecto ingame, pues los modos de juego son el otro pilar fundamental para tenernos pegados a la pantalla hasta que acabe la temporada. Desde Canadá no han querido repetir el mismo error que ha cometido Pro Evolution Soccer 2019, que pese a tener una muy buena base, la falta modalidades interesantes más allá de MyClub puede ser una losa a medio plazo. Al contrario que en el título de Konami, FIFA 19 cuenta con un apabullante catálogo de opciones, con distintas modalidades que nos permiten disfrutar de muchas maneras el deporte rey. La inclusión de la Champions League goza, además, de un modo propio en donde poder emular el torneo desde la fase de grupos.

Pero las mayores novedades se centran, curiosamente, en los modos locales. El Camino y Kick-Off se han vestido de gala con un remodelado impresionante. Sobre todo este último, en el que gozaremos de partidos con multitud de variantes y que prometen una experiencia única, principalmente con amigos. Ultimate Team ha recibido un lavado de cara menos profundo, pero la inclusión de Division Rivals como competición semanal llena de premios, promete horas y horas de diversión.

Ciertamente, me ha sorprendido mucho el impulso que ha dado EA a los modos offline, los cuales se habían quedado estancados durante varias entregas. Los ligeros retoques de Ultimate Team aseguran diversión mucho tiempo que, unido al resto del conjunto, nos proporcionan el FIFA con más contenidos que se ha visto nunca. Os explicamos los modos más detalladamente en un artículo a parte.

FIFA 19FIFA 19

El en terreno licencias, FIFA 19 da el mayor golpe de autoridad visto hasta la fecha. No solo ya las competiciones europeas de las que tantos os he hablado a lo largo de los párrafos, si no que se han mimado otras ligas más allá de la Premier League inglesa. El caso más destacado es LaLiga Santader de España, con su correspondiente paquete de transmisión televisiva ya presente pero con la incorporación de más de 200 caras escaneadas, entrenadores y 19 estadios en total. Por ponernos quisquillosos, faltan los tres campos de los recién ascendidos y el del FC Barcelona, exclusivo de Konami, pero el trabajo ha sido brutal. También cuentan con marcadores oficiales la Premier League, la FA Cup, la MLS, la Bundesliga y la Ligue 1. Se han perdido otras competiciones como la liga rusa, pero se han anexionado otras como la demandada liga china.

Los comentarios de Manolo Lama y Paco González mantienen la senda actual, pero las licencias añadidas nos regalan más frases, variedad y anécdotas durante los partidos. Y como no, la banda sonora sigue rozando el nivel excelente de siempre.

En conclusión, FIFA 19 se ha convertido en la mejor entrega vista hasta el momento. Jugablemente no cambia, pero las nuevas animaciones, las batallas 50/50, la potenciada Inteligencia Artificial o el Sistema de Toque Activo han modificado por completo el devenir de los partidos. El gameplay es una delicia, la atmósfera atrapante, gráficamente muy potente y la Champions es la Champions. Tiene sus fallitos, claro está, ya sean los árbitros demasiado rigurosos, lo pelín acelerado que continúa o las chilenas chetadas, pero ahora mismo es el culmen de la franquicia. El final de El Camino, el nuevo Kick-Off y un atractivo Ultimate Team preparan la temporada para que eche a rodar el próximo 28 de septiembre.

FIFA 19
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Jugabilidad, contenido y gráficos. La UEFA Champions League luce más espectacular que nunca.
-
Falta de innovación en según que apartados.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países