Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Fortnite

Análisis de Fortnite: Battle Royale para iPhone

Epic nos ha dejado con la boca abierta.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Queda poca gente que no conozca esta historia. Epic Games lanzó Fortnite como un juego de acción y estilo defensa de la horda en el que la gracia está en construirse un pequeño fortín desde el que defenderse de los atacantes, zombies y monstruos. Tras una acogida ni fu ni fa, la compañía lanzó un modo de juego extra llamado Battle Royale que, además, distribuyó de forma independiente y como free-to-play. ¡Boom! Exitazo al canto. Era una imitación del modelo tan grande que Player Unknown se quejó, pero con suficientes diferencias como para que no hubiera caso. Ahora lo ha superado y se ha convertido en el más famoso del género porque cuenta con la ventaja de que también lleva tiempo a pleno rendimiento en consolas, no solo en PC.

Hemos visto casos como este antes. Dead or Alive es una versión más sexualizada de Virtua Fighter y Lords of the Fallen copia descaradamente elementos de Dark Souls. Fatal Fury llegó para capitalizar en Street Fighter y Forza Motorsport es una respuesta necesaria a Gran Turismo. El sector del videojuego funciona así, creando géneros a partir de ideas originales, y entre medias hay unos momentos en los que parece más bien plagio. Pero uno que no tiene por qué ser malo, sobre todo si los creadores son capaces de quitar y poner elementos para aportar originalidad, sus propias ideas. Y eso es lo que Epic ha hecho de forma magnífica.

La construcción es su aspecto único, incluso en Fortnite: Battle Royale, que es el único disponible en la versión para iPhone que acaba de estrenarse en formato completo. Ofrece muchas alternativas para que cada cual se haga su base en un momento, o una casa o tan solo una escalera de 300 de alto con maderas viejas. Esto es lo que hace que jugar sea algo más que una experiencia de pegar tiros y buscar cobertura como en la de los otros shooters.

FortniteFortnite

Los jugadores se han convertido en unos expertos encarnizados en combinar diseños de madera raros con unos patrones de movimientos particulares y las armas que mejor combinan con esa preparación para la batalla. Para un jugador veterano que se quedó en asomar y disparar, cuesta horas y horas cogerle el punto. Es una experiencia de juego que está a años luz de unas partidas rápidas a Quake o Halo. Un cambio positivo porque es original y divertido, incluso aunque haya sido un tanto irrespetuoso con las ideas de otros.

Esas conclusiones sobre el juego son generales y aplican a cualquiera de las versiones, también a esta para móviles. Pero Fortnite para iPhone (y próximamente Android) es en sí mismo un diamante: por lo que es, por lo que significa y por cómo ha llegado. Es una revolución para el género free-to-play de móviles, tan acostumbrado al abuso de recursos, especialmente del tiempo. No es de esos juegos con un 90% del contenido oculto detrás de unos pagos camuflados, ni de los que te hacen tragarte 36 segundos de publicidad por cada cuatro minutos de partida. No, Epic lo ha planteado bien: es una versión pocket de un gran juego, sin exclusiones de contenido, ni reducciones, ni nada que pueda asociarse al concepto "menos". Es tan igual que el multijugador es compartido con las otras versiones, qué mejor prueba que esa.

Fortnite
FortniteFortnite

Los gráficos no son los de un PC con una GTX 1080, ni siquiera los de una PS4, pero son muy buenos. Lo hemos jugado en un iPhone X y en un iPhone 8 Plus y en ambos casos se ve muy bien, con casi ningún tirón en la imagen ni congelaciones. Es cierto que en aparatos más antiguos con los que es compatible sí sufre, pero tampoco sorprende mucho. Hay un buen trabajo de adaptación a la pequeña pantalla para que toda la interfaz quepa en unas pocas pulgadas, teniendo muy en cuenta que ahora además hay que meter ahí los botones táctiles.

Ese es justo el gran impedimento que podríamos encontrarnos, el control. Sin contar la opción de add-ons para el teléfono, el modo de juego esencial es mediante unos botones virtuales que hay en pantalla. Son muchos, comenzando por el stick, que se suman a la necesidad de girar la cámara con toques en pantalla. Cuesta hacerse a todo, pero al final funcionan casi todos como accesos directos, y el tap para lootear es muy cómodo. Al final el conflicto está en el apuntado, aunque opciones de ayuda. No es la única "ventaja" de este formato, otra es la construcción acelerada. Si se compara con un ratón y un teclado es netamente peor, pero juzgado por sí mismo, como control táctil, es una maravilla.

Fortnite: Battle Royale para iPhone es la mejor conversión que jamás hayamos visto de un "juego grande" a móviles y por eso en cuanto lo pruebas sabes que vas a echarle muchas horas, tantas como puedas. Aún más sabiendo que tiene cross-save y que, si te vicias en PC o consola, también de lo puedes traer aquí para ratos muertos. No se puede negar que las otras versiones son mejores, técnicamente y en control, pero esta es sin duda la más meritoria.

FortniteFortniteFortnite
FortniteFortnite
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Unos gráficos y un sonido estupendos. Buena tasa de fps y casi ningún problema de ralentización. Gran adaptación de la interfaz. Los controles táctiles van muy finos. Casi sin tiempos de carga.
-
Los trajes que se compran por separado son carísimos. Corre mal en móviles y iPads viejos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países