Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Friday the 13th: The Game

Análisis de Friday the 13th: The Game para Nintendo Switch

Jason lleva toda la vida deseando la muerte. En cine, en VHS, en cómics, en NES, en PS4 y, por qué no, también en Nintendo Switch.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Pesadilla en Elm Street y Freddy Krueger, Posesión Infernal, Scream o Viernes 13 son algunos de los nombres que han definido el género de terror en las últimas décadas a través del cine. El fenómeno que provocó que nuestros padres empezaran a echarnos del salón de casa para poder ver ellos la tele tranquilamente y sin sentirse culpables de nuestros traumas. Jason Voorhees es uno de los que más han aparecido en las noches de insomnio de nuestras generaciones. Sanguinario, bruto, desalmado y sin rostro.

Illfonic tuvo una idea para trasladar ese fenómeno a los tiempos modernos de forma interactiva y aprovechó el potencial del multijugador isométrico para crear Friday the 13th: The Game. Una partida con hasta ocho personas en la que uno era el propio Jason y los demás, víctimas potenciales tratando de sobrevivir a la muerte. Bastante parecido a Dead by Daylight y mucha diferencia con el género del videojuego de terror.

Desde 2017 está disponible en PC y desde entonces ha ido creciendo y mejorando. Este verano le toca el turno a Nintendo Switch, por lo que por primera vez se podrá jugar en forma de portátil. Con las virtudes y defectos del original, a rasgos generales estamos ante una buena adaptación que consigue brillar entre la oscuridad del lago Cristal, sobre todo en ese formato que solo ella puede ofrecer. Además que este tipo de contenidos se agradecen para una consola que poco a poco va estirando su catálogo de juegos para adultos.

Friday the 13th: The Game

En el papel de Jason, lo único que tienes que hacer es sajar, apuñalar o reventar a tanta gente como te encuentres en este campamento. Y cuanto más tiempo pasa, más fácil es la tarea. Es un tipo de recursos (aparentemente está en desventaja, de alguna forma lo deben compensar), capaz de correr, dejar puertas hechas migajas, moverse por el agua a una velocidad alarmante, lanzar cuchillos, poner trampas... Y también tiene "poderes". Estas habilidades especiales son las que, en la película, te hacen decir '¡pero si es imposible!', como por ejemplo teletransportarse por el mapa, ver a través de las paredes, ocultarse a los enemigos o incluso entrar en cólera y mejorar sus atributos. Su uso, eso sí, está restringido por tiempo.

En frente están las pobres víctimas tratando de no ser asesinadas. No tienen ningún tipo de cualidad especial, pero sí varios aparatos y el instinto de supervivencia. De hecho, su mayor ventaja debe ser la numérica. No son personajes planos, cada uno tiene una configuración y unas estadísticas pensadas para representar los tópicos de las películas de terror. También tienen varias formas de ganar: esconderse a esperar que pase el tiempo, llamar a la policía o matar a Jason como puedan. Para lograrlo, hay que estar muy, muy quito, y recoger todo lo que sea de utilidad en caso de tener que cambiar de sitio, ya sean armas, curación u otros objetos.

Con esos dos puntos de vista, hay que decir que escapar de la muerte no es tan fácil como podría parecer. Las dos partes del juego te plantean un reto divertido, y aunque a nosotros nos gusta más hacer del malo por encarnar a Voorhees, lo que representa la idea del estudio es el trabajo en equipo de los supervivientes y la tensión que ellos sienten. Además, como no puedes elegir personajes, sino que te toca uno aleatorio, las partidas son más variadas y te obligan más a adaptarte.

Friday the 13th: The Game

Cuando subes de nivel, ya sea cumpliendo los objetivos de uno o de otro, ganas unos puntos de experiencia que sirven para desbloquear cosas nuevas, como por ejemplo ejecuciones más vistosas para usar al acabar con la vida de los campistas. Hay un árbol de mejoras por cada lado, claro está, con varias posibilidades para estirar las acciones.

Hasta aquí, Friday the 13: The Game es igual en todas las plataformas y por eso empezamos a jugar pensando que no iba a aportarnos demasiado esta versión, pero jugarlo en Switch ha sido revitalizante. La experiencia de juego es superior a la que ya teníamos con Xbox One, y el motivo nos inclina a pensar que es la mejor versión de todas. Porque, siendo limitado téncicamente como es, jugarlo en modo portátil enmascara parte de sus fallos a la vez que te invita a jugar un rato, dejarlo y volver al rato, sin el compromiso de tener que arrancar un equipo pesado. La conversión es buena dentro de que siguen presenten esas animaciones toscas y unos modelados que a veces se ven bastante raros.

Esos movimientos secos, por suerte, no limitan un gameplay muy fluido ni molestan para un control que responde bien. También estamos bastante sorprendidos con el matchmaking para haberlo analizado en los días previos al lanzamiento, así que esperamos que haya gente de sobra para matar y morir. En caso contrario, siempre se puede recurrir a un modo vs. IA en el que se disfruta mucho la posición del asesino. Además, llega en forma de Ultimate Slasher Edition, con todo el DLC, un paquete de ropa y disfraces, otro de emotes y hasta un póster exclusivo.

Una adaptación de las que merecen la pena aunque lleguen tarde, por cómo se adapta el juego a las partidas sueltas y rápidas y el buen trabajo técnico. Viernes 13 se vuelve a poner de moda.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Friday the 13th: The Game
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Se ve muy bien en modo portátil. Los dos puntos de vista son divertidos. Un cooperativo muy aprovechable. Ideal para unas partidas y soltarlo
-
Las animaciones secas de los personajes. Se puede hacer repetitivo. No tener claro qué lado coger.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

loading next content