LIVE
logo hd live | Guerrilla Collective 2
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
Fuser

Análisis de Fuser

Harmonix remezcla el género en el que triunfó para conseguir un videojuego musical original, creativo y lleno de buen rollo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Harmonix, estudio experto en juegos musicales y rítmicos y creador de la serie Rock Band, está a punto de marcarse un retorno triunfal a los escenarios con Fuser, un título de su género predilecto que propone a los jugadores crear mezclas ocurrentes a los platos virtuales. Este último proyecto parece ser el más ambicioso del estudio hasta la fecha, pues realmente alienta la expresión y la creatividad, aparte de ofrecer a los usuarios un buen puñado de herramientas y controles para trastear durante sus sesiones. Con temazos de Rage Against The Machine, Dolly Parton o Lady Gaga, su selección musical es impresionante y abarca distintos géneros y décadas.

Empezar a disfrutar de Fuser es cosa fácil gracias a sus intuitivos controles y a los tutoriales que nos ofrece, pero eso no quita el hecho de que las herramientas de las que disponemos tengan mucha chicha detrás de ellas. En la parte alta de la pantalla puedes ver todos los temas que tienes dentro de tu maleta, y hacer una mezcla es tan fácil como seleccionar una de estos temas y pulsar el botón correspondiente para añadir el componente que más te guste. En Xbox One, cada componente (voz, percusión, bajos y melodía principal) tiene asignado un color distinto y se corresponde con los botones X, Y, A y B. Después de "fusionar" unas cuantas mezclas ya no me hacía falta ni mirar el mando, me salía solo.

Al final de cada sesión, según cómo lo hayas hecho se te puntúa con más o menos estrellas, y esta puntuación dependerá de varios elementos. En primer lugar, te tienes que asegurar de que haces todas las transiciones en el momento justo, ya que estamos ante un título que gira en torno al ritmo. Por encima de la mesa de mezclas se ubica una línea temporal dividida en los tiempos del compás, por lo que tienes que intentar clavar las transiciones justo cuando empiece uno de estos. Durante las sesiones el público te pedirá canciones y más cosas, y tendrás que hacerles caso en el momento justo para ganarte su apoyo. Puedes ver cómo está saliendo todo con un medidor que te indica la satisfacción de los espectadores, y, si está por los suelos, te tendrás que ir echando leches del escenario porque te echan del lugar.

Una cosa que me ha encantado de Fuser es que anima a los jugadores a experimentar y a ser creativos, a diferencia de otros juegos musicales que se limitan a tenerte pulsando botones sin parar como si fueran combos o QTE. Gozas de libertad absoluta para llenar tu caja con las canciones que más te gusten, y no hay ninguna pauta a seguir para que todo salga a pedir de boca sin hacer nada más. Es imposible que un jugador haga una mezcla que coincida con la de otro, ya que el título nos ofrece un amplísimo abanico de herramientas que potencian la creatividad y nos permite darle a cada elemento nuestro toque personal. Los usuarios pueden grabar sus bucles (loops), ajustar los tonos y el tempo, y meter fades in y fades out a cada uno de los cuatro componentes de la mezcla. Crear algo que suena bien y engancha al público es la leche, y me ha hecho sentir cosas que ningún otro título musical ha podido hacer hasta la fecha (no, tampoco DJ Hero).

FuserFuser

Te pasarás la mayoría del tiempo en el modo carrera, donde puedes pinchar en seis escenarios distintos y conocer a otros DJs que serán tus mentores y te enseñarán sus propias mañas. A diferencia de Rock Band, el juego cuenta con una buena historia, y cada personaje con el que te cruces durante tu aventura hacia el estrellato posee un carácter un tanto peculiar, pero personal. Me parece que el modo carrera es súper entretenido y creo que os va a encantar, además de ser la manera más rápida de desbloquear nuevas pistas y objetos estéticos, pero tiene un gran problema: el ritmo (en casa del herrero...). La mayoría del tiempo me sentía como si estuviese atrapado en un tutorial interminable, como si no se me dejasen tranquilo y estuvieran siempre avasallándome con técnicas nuevas, obligándome a usarlas una y otra vez. Entiendo que Fuser no es un título sencillo y tiene que ofrecernos explicaciones y tutoriales, pero creo que podrían haber aflojado el acelerador, ya que meten mucha caña en este tema.

Junto al modo carrera, la obra cuenta con dos modos más: el multijugador y el modo estilo libre. Este último es lo que te puedes esperar de un título de estas características. Aquí tienes a tu disposición todas las pistas y herramientas que has ido desbloqueando, pudiendo experimentar con ellas de la manera que más te apetezca. En este modo no estarás limitado por el tiempo ni tendrás a ningún fan cansino pidiéndote que pongas su canción favorita de los 90. Respecto al modo miultijudor, es una pena que no haya podido probarlo, ya que he estado jugando antes de su salida al mercado, pero me empapé bien de él en el evento anterior a dicho lanzamiento que hubo en septiembre. Básicamente, el modo gira en torno a una actuación en directo en la que te vas alternando con otros tres jugadores para tener tu minuto de oro detrás de la mesa de mezclas. Mientras esperas tu momento de demostrar lo que vales, puedes hacer peticiones y expresar lo que piensas con unos cuantos emoticonos. La verdad es que me encanta el concepto en el que se basa este modo, ya que recuerda a la típica sesión de renombre de un festival.

La banda sonora de Fuser, que cuenta con un poco de cada década, me ha parecido brillante, ya que se trata de una representación de géneros muy distintos entre ellos y tiene canciones de estrellas como 50 Cent, Post Malone y The Clash. Harmonix ha hecho un trabajo espectacular a la hora de compilar un catálogo de canciones que tienen en común tanto lo pegadizas que son como lo bien que se pueden dividir sus partes. Por ejemplo, fijémonos en "Bad Guy" de Billie Eilish: tiene una melodía muy pegadiza y se puede reconocer perfectamente solo con escuchar su bajo, el sintetizador o simplemente la voz. Pues la banda sonora está llena de temazos como este, y se nota que han trabajado durante horas y horas para elegir las canciones del catálogo. Lo que más mola de todo es que se van a ir añadiendo más canciones a las 100 con las que viene el juego desde un principio. Por ejemplo, la versión VIP viene incluida con 25 temas más, que, además, puedes comprar por separado si así deseas. También irán añadiendo más canciones conforme pase el tiempo.

FuserFuser

Otra cosa que me gusta mucho de Fuser es la comunidad que el estudio quiere que se cree a través de los eventos in-game. Cada semana habrá un evento distinto dentro del juego que tendrá su temática especial y premiará a los jugadores con nuevos objetos cosméticos solo por participar. El evento que hay ahora mismo en marcha en el título está ambientado en el género del pop sintetizado, y les pide a los jugadores que creen mezclas utilizando solo voz, percusión, guitarra, bajo y sintetizador de las décadas de los 80, 90 y 00. Esto me recuerda mucho a lo que los chicos y chicas de Media Molecule intentaron con Dreams, y ya estoy viendo que más adelante añadirán una función de poder ver repeticiones de las mezclas que será muy divertida.

Sin embargo, no todo iba a ser del color de rosa en Fuser. No diría que se interponen mucho en la experiencia de juego, pero los gráficos de este están un tanto desfasados. Los personajes del título parecen sacados de Los Sims, y el público de los conciertos de un juego de coches. Son más robots que humanos, no dan la impresión de ser reales. Sí, ya sabía que un juego musical no iba a ser la panacea de lo visual, pero no se lleva mucho con Rock Band 4, y estamos hablando de un título que salió al mercado en los primeros compases de PS4 y Xbox One.

Fuser es sin duda una de las obras musicales con las que mejor me lo he pasado y tiene todo lo necesario para trascender el genero con el que se le ha etiquetado. De verdad que me encanta la manera en la que fomenta la creatividad a través de sus variadas herramientas, además de que la banda sonora me parece muy completa y no se deja ninguna década ni ningún género fuera del tintero. No obstante, los gráficos me han parecido pobres, y el modo carrera tiene el fallo de no saber dedicarle el tiempo justo a los tutoriales. Aun así, Fuser es sin duda un proyecto muy ambicioso por parte de Harmonix, y ya estoy impaciente de volverlo a jugar cuando saquen un DLC con mas temas que pinchar y disfrutar.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Premia la creatividad, cuenta con un porrón de herramientas, su banda sonora es muy variada y está bien escogida.
-
Sus gráficos están anticuados, el Modo Carrera tiene problemas de ritmo, valga la redundancia.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

FuserScore

Fuser

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Harmonix remezcla el género en el que triunfó para conseguir un videojuego musical original, creativo y lleno de buen rollo.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.