Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Gloomwood

Gloomwood - primeras impresiones

Echamos un vistazo al nuevo título de New Blood Interactive, un simulador inmersivo inspirado en la saga Thief.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Gloomwood se anunció en el PC Gaming Show online de este atípico 2020 que reemplaza al que se iba a celebrar durante el E3, y después se ha puesto a tiro como una de las muchas demos que han salido en el Summer Games Festival de Steam.

New Blood Interactive ha dejado claras sus intenciones desde el primer momento. El enlace de redirección de la página del juego en Steam es thiefwithguns.com (Thief con armas), no deja ninguna duda de dónde ha tomado su inspiración. También cabe recalcar que este juego es obra de Dillon Rogers y David Szymanski, siendo este último el creador del shooter sangriento Dusk, un juego que disfrutamos jugando en su etapa de acceso anticipado (por desgracia, nunca volvimos a rejugarlo, pero échale un vistazo si te gustan los shooters clásicos como Quake).

Mientras que Dusk era en esencia un shooter retro en primera persona, brutal y frenético, el ritmo de Gloomwood es muy diferente. Para empezar, es una mezcla entre un juego de supervivencia y terror y un simulador inmersivo. La descripción de Thief con armas es muy apropiada, ya que recrea la atmósfera agobiante y sombría de los primeros de la saga, los cuales eran especialmente inquietantes gracias a la poca iluminación y a la presentación de los escenarios. Fueron juegos muy queridos por el público debido a la infinidad de posibilidades que ofrecían, algo que no se conservó en el reboot de 2014.

Gloomwod nos transporta a una ciudad turbia de la época victoriana con altos e imponentes edificios y barrotes de hierro que segregan las distintas áreas de la ciudad. Se trata de ir esquivando la mirada de los siniestros enemigos y sus conos de visión y al resto de impredecibles enemigos que moran por la superficie. El lenguaje visual está más claro que el agua, la mirada de los enemigos está en verde cuando no te ven, en amarillo cuando te están buscando, o hasta que se te echan encima y te revientan a hachazos o te disparan con una escopeta y su mirada de color rojo es lo último que ves antes de volver a intentarlo (y vuelves al último fonógrafo donde guardaste por última vez, más o menos como las máquinas de escribir de los Resident Evil clásicos).

Gloomwood

El sistema de combate se centra en el sigilo y una de las primeras cosas que obtienes es un puñal que sacas del cadáver de un guardia cerca de una alcantarilla. No mucho más tarde estarás equipado con una escopeta y un revólver (junto con un puñado de balas, que las puedes encontrar en armarios o en rincones poco iluminados). El paisaje y la sensación de estar en una época cargada de historia me recordó bastante a Dishonored, aunque Gloomwood es algo más primitivo. Se respira una sensación de tensión única que se ha conseguido haciendo que las puertas chirríen y que se escuche casi constantemente un profundo rugido gutural de fondo. El uso opresivo de luces y sombras sólo hace que la atmósfera sea aún más intensa.

Tras un par de muertes, nos fuimos acostumbrando al ambiente y le pillamos el truco al sigilo y al combate. Acercarte sigilosamente a tus objetivos es muy aconsejable ya que los ataques cargados a enemigos desprevenidos son mortales. También puedes hacer ruido usando tu pistola si estás en problemas, aunque la escasa munición de la que dispones te hace ver que no es el enfoque principal del juego. Como buena experiencia inmersiva de simulación, puedes agacharte, arrastrarte e incluso mirar por las esquinas para ver si viene alguien. Sin embargo, sus particulares gráficos son lo que hace que este título destaque y, aunque claramente podrían lucir mejor, la intencionada estética de la vieja escuela les ha proporcionado a los desarrolladores un objetivo concreto al que llegar, lo que ha resultado en una identidad visual clara y consecuente que funciona muy bien.

Si te has quedado sin probar Gloomwood porque la demo se marchó de Steam en junio, no te preocupes, saldrá a finales de este año y los amantes de los juegos de sigilo clásicos de antaño deberían ir poniéndolo en su lista de deseados.

Gloomwood

Contenido relacionado



Cargando más contenido