Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Gravity Rush

Análisis de Gravity Rush Remastered para PS4

Uno de los mejores juegos de PlayStation Vita llega a PlayStation 4. ¿Conseguirá aguantar la fuerza de la gravedad en la gran pantalla?

La manzana nunca cae lejos del árbol. Aunque PlayStation 4 es mucho más potente que la Vita, Bluepoint Games ha decidido que sus remasterizaciones sean tan fieles al original como sea posible. Por tanto, la experiencia ya va mostrando los signos de la edad, pero todavía luce la creatividad que enganchó a los jugadores de Vita en 2012.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Volar por la ciudad nunca ha sido tan guay como lo es en Gravity Rush, probablemente porque Kat no vuela, sino que cae con estilo. Con un solo toque en el botón R1, la prota perderá todo su peso y con otro botón eliges en qué dirección quieres que te impulse la gravedad. Lo cierto es que la forma en que Kat se mueve por los cielos (con los barriles y los ciudadanos gritando que a veces van contigo) es muy satisfactoria. De hecho, en muy pocos juegos en mundo abierto se consigue esta sensación de poder moverse libremente por la ciudad. Eso también demuestra la calidad de la cámara, ya que muy pocas veces confunde al usuario durante los vuelos. Lo que sí sucede es que, en ocasiones, se pierde un poco de vista qué está arriba y qué abajo, pero eso es parte del encanto del título. Respecto a la cámara, podrás controlarla con la palanca analógica o inclinando el mando hacia adelante y hacia atrás, aunque esta opción no está del todo bien implementada (y, afortunadamente, no te obligan a usarla). Si pensaste que luchar podía ser complicado en el título de Vita, imagínate luchar mientras mueves el mando por encima de tu cabeza.

Por otro lado, el sistema de batalla proporciona la misma satisfacción que el sistema de vuelo. Si pulsas cuadrado, la gravedad te impulsará más fuerte hacia el punto débil del rival que estés apuntando: volar hacia el enemigo, golpearlo y verlos caer es divertido de principio a fin, aunque mola más cuando la pantalla no está llena de enemigos, porque el sistema de batalla está diseñado para centrarse en un enemigo a la vez. De hecho, puede que esto cause un poco de frustración al final, cuando aumentan la dificultad con un mayor número de enemigos. Nosotros pensamos que el título funciona mejor cuando tienes una buena perspectiva del combate, algo que es fácil perder si no eres capaz de ver a todos los enemigos. Dicho esto, el problema era todavía mayor en la Vita, porque la pantalla pequeña hacía que fuese difícil verlos a todos; ahora, gracias a la pantalla grande, es más sencillo ponerse en perspectiva.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En otros aspectos, por desgracia, la transferencia a la gran consola no se ha hecho tan bien. Hasta hoy, el título de Vita siempre ha sido una experiencia impresionante: siempre he pensado que es genial que consiguiesen sacarlo en PS Vita, pero en PS4, la experiencia no consigue estar a la altura. La ciudad es más bien marrón, con poco color y con poca gente en ella (y con la misma personalidad que el mobiliario urbano). Ello no quita que puedas hablar con ellos, pero las conversaciones seguramente te dejen con cara de póquer. ¿Acaso era necesario que me dijeses que las vistas son especialmente buenas desde aquí? A la ciudad le falta vida por todas partes y es una pena, porque el gameplay da ganas de explorar, pero la experiencia demuestra que no hay nada que ver. Incluso cuando hay una misión en la que hay que dejar la ciudad, a la paleta de colores marrones solo se le añade un amarillo o un blanco.

Además, cuando juegas a un título de mundo abierto de Ubisoft, el mapa siempre está a rebosar de misiones secundarias y coleccionables. Por desgracia, en Gravity Rush, el mapa está vergonzosamente vacío. Está la opción Challenge, en la que tendrás que completar una carrera, derrotar a un grupo de enemigos o salvar a algunos ciudadanos y hay tablas de clasificación para que compitas con tus amigos, pero es poco probable que este aspecto entretenga durante mucho tiempo. Los 3 DLC vienen incluidos con el juego, pero realmente tampoco aportan nada nuevo a la experiencia. En particular, el DLC The Diary of the Maid nos parece un paquete de relleno en toda regla, porque en una misión te piden que limpies llevando los jarrones del jardín delantero al trasero. Es justamente en esta clase de momentos cuando pienso "Podría limpiar mi propia casa, en vez de limpiar la casa del juego". Por otro lado, es cierto que la misión Military le da un poco de carácter a un personaje secundario, pero, en general, las misiones secundarias solo merecen la pena si quieres tener todos los trajes de Kat.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Está claro que Japan Studio podría haberle dedicado más tiempo a la historia y al desarrollo de los personajes. Como ya hemos visto en otros juegos japoneses, la prota se despierta con amnesia y no tiene ni idea de quién es, de cómo ha llegado ahí o de cómo consiguió sus poderes. Pues bien, parece que el juego en sí tampoco está muy dispuesto a responder a esas cuestiones, salvo por un par de posibles explicaciones. Además, Kat parece la clásica protagonista japonesa que tiene un corazón puro y solo quiere lo mejor para los demás. Al principio parece tener un poco de vanidad (que nos resultó interesante, básicamente porque no es lo habitual), pero no tardó en volverse aburrida. Hasta ahí llega todo, porque en el momento en que su principal motivación de ayudar al prójimo se convierte en el deseo de encontrar, por fin, a un novio, la inmersión se rompe por completo. Sintiéndolo mucho, los personajes ficticios femeninos cuyo principal objetivo es encontrar un novio no son nada creíbles: parece más bien la ingenua imagen de mujer que algunos hombres se hacen. Por otra parte, la historia no tiene sorpresas y el final tampoco es particularmente satisfactorio. Lo que sí consigue es animarte a seguir luchando y eso es, básicamente, lo único que importa. En el caso de Gravity Rush, vinimos por el gameplay y nos quedamos por el gameplay.

En resumen, toda la magia que había en la versión para Vita está en la remasterización, pero la gran pantalla solo hace que sea más difícil pasar por alto los errores. No obstante, a pesar de los fallos, sigue mereciendo mucho la pena disfrutar de la experiencia por sus puntos positivos. Es evidente que se trata de un juego de Vita, porque a la poderosa PS4 no le cuesta nada mostrártelo en HD, pero la creatividad no ha disminuido ni un ápice. Creemos que es más bien al revés: es el aperitivo perfecto para lo que puede ser un gran plato único. Si esto es lo que Japan Studio ha conseguido sacar de PS Vita, solo podemos soñar con lo que serán capaces de hacer con Gravity Rush 2 y todo el poderío de PlayStation 4. Así, Gravity Rush es, sin duda alguna, un gran título que ya muestra las consecuencias del paso del tiempo, pero que merece la oportunidad de que lo juegues, ya seas novato o veterano.

Gravity RushGravity RushGravity Rush
Gravity RushGravity RushGravity RushGravity Rush
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Volar por ahí con Kat mola muchísimo; el sistema de batalla es satisfactorio y divertido hasta el final, y la gran pantalla hace que se vea más fácil todo lo que ocurre.
-
La ciudad se nota vacía y sin color; a Kat le falta carácter, y la historia es bastante predecible y poco satisfactoria.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Gravity Rush Remastered para PS4Score

Gravity Rush Remastered para PS4

ANÁLISIS. Autor: Anders Mai

Uno de los mejores juegos de PlayStation Vita llega a PlayStation 4. ¿Conseguirá aguantar la fuerza de la gravedad en la gran pantalla?

Gravity RushScore

Gravity Rush

ANÁLISIS. Autor: Christian Gaca

Keiichiro Toyama tenía un sueño tan antiguo como la humanidad. El sueño de volar. De ahí salió esta maravillosa simbiosis en el mundo de Hekseville.



Cargando más contenido